martes, 26 de mayo de 2015

Crónica 589

Rosario de Perlas
Me apropio este título de Alfredo Iriarte, no creo convertirme en el malo de la película por el plagio, sus temas se relacionan con la pureza del idioma y los míos con la impureza que nos azota.  
Según mis datos, los integrantes del grupo terrorista en la mesa de La Habana como plenipotenciarios o asesores pasa de treinta. Por parte del gobierno no superan la mitad. Por eso recibimos con beneficio de inventario la presencia de nuevos delegados al equipo del gobierno. María Angela Holguín, perfecta para acolitar a su amigo Maduro cuyo único papel destacado es refugiar en su territorio terroristas colombianos y despejarles el camino del comercio de la coca que los aceita, solución salomónica como la del fallo sobre San Andrés y su manejo. El Dr. Gonzalo Restrepo López hombre aterrizado, competente, posible contrapeso a los cínicos ‘Iván Márquez´ y ‘Jesús Santrich’, a no ser que llegue infectado con el virus de su pariente Nicanor Restrepo, de lo que yo no tengo duda.
Lo deseable y correcto es la solución negociada del conflicto; pero la gran mayoría seguiremos insistiendo en que no pueden hacerse acuerdos a cualquier precio, sin concesiones de la contraparte ni muestras claras de voluntad de paz y compromisos visibles de decencia y respeto a los derechos humanos. Tampoco aquellas que no sean viables económicamente; rompan el modelo económico, aunque requiera ajustes, o afecten el Estado de Derecho.  
El reinicio de los bombardeos fue consecuencia de la insensatez de las Farc y el errado proceder del gobierno de aterrizar los aviones cuando el cese unilateral seguía violándose descaradamente. No creo que el nuevo Ministro tenga voluntad política de continuarlos hasta que la contraparte de muestras de su compromiso de paz, sus antecedentes en La Habana no dan la credibilidad que se necesita, nos llevarán poco a poco al cese bilateral que es en lo que las Farc insisten y juampa con su gran fortaleza, sin reato les concederá. 
Según columnistas tan respetados como el Dr. Alberto Velásquez Martinez, de cuyas fuentes no dudo, solo el 20% de los integrantes de las Farc están representados en La Habana, los demás se niegan a dejar su lucrativo negocio de las drogas ilícitas. Si creemos en las cifras oficiales, los  hombres en sus filas equivalen al 0,00015% de la población y el 20% de estos el 0,00003% de la misma ¿hasta donde se justifica ceder todo ante esta mínima fracción de “compatriotas”? Vale la pena aprovechar la coyuntura presente para hacer una verdadera reingeniería que nos lleve a creer en el proceso y evitar que siga creciendo el desconcierto y repudio. Deben cerrase los micrófonos de La Habana y dar partes periódicos y creíbles de los avances de la funesta tertulia, en vez de seguir “diciendo lo mismo pero exactamente todo lo contrario”.
Los colombianos habríamos entendido mejor al equipo negociador, si en lugar de la pantomima en La Habana de remangarse los pantalones por la muerte de una niña que pisó una mina cerca de su escuela, como Antanas Mockus se los hubiesen bajado para mostrarnos el trasero.  
El rincón de Dios
“Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¿cuánto más el Padre que está en el cielo dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan?” Lucas 11:13


miércoles, 20 de mayo de 2015

Crónica 588

Los milagros de Santos
No es sorpresa que Juampa haya propiciado la reunión de ‘Timochenko’ y ‘Gabino’ en La Habana, ‘Timo’ se quedará allí y quiere que al Eln con ellos. Habría sido igual reunirlos en Venezuela donde viven, Maduro con gusto lo habría propiciado en el Fuerte Tiuna o el palacio de Miraflores, más cerca; pero se necesitaba trasladar al gran jefe de las Farc en un charter a Cuba. Esto se calla por sabido. Sorprende que día a día lleguen mas terroristas a la mesa de La Habana con distintas disculpas y misiones, aunque se diga que no son plenipotenciarios, nadie cree, lo que Juampa niega significa siempre lo contrario. Los farianos andan en patota y al calor de mojitos diariamente se reúnen y discuten temas y estrategias para la sesión del día siguiente o del próximo ciclo. 
Con la llegada de ‘Timochenko’ y otros tres que desde Florencia salieron en otro vuelo charter a La Habana, está completo el secretariado de las Farc excepto ‘Simón Trinidad’, que arribará pronto, y los acompañan otros guerrilleros; los negociadores de las Farc en jerarquía y número equivalen a que de nuestra parte estuviesen allí Juampa y todos sus ministros, en cambio al gobierno lo representan unos personajes de menor rango y cuantía: Sergio Jaramillo, maneja la batuta, su credibilidad está bajo cero; con el general Mora a todos se nos cayó el carriel; el general Naranjo está pendiente de la gendarmería de guerrilleros de las Farc y el Ministerio de Seguridad que hace parte de la división de las Fuerza Armadas exigida por estas; a Frank Pearl le habían quedado grandes los puestos desempeñados en el gobierno; a María Paulina Riveros y Nigeria Rentería a duras penas las conocen en su casa y, las dos juntas, no dan la talla a Luis Carlos Villegas al que reemplazaron y en quien tampoco creo; a De la Calle lo dejo de lado para no armar polémica. Dos equipos disparejos y asimétricos. Pero Juampa necesita quienes le digan sí y rindan pleitesía a los contrarios, lo cual logra con el suyo. 
Santos ha hecho milagros a montones: resucitó a las Farc, el Eln y a Petro; expulsó los demonios de la ANDI, los medios de comunicación y del Ministerio de Defensa; apareció un informe donde el Glifosato produce cáncer solo cuando se utiliza para fumigar coca o amapola y no para los demás cultivos, lo que le permite aceptar órdenes de La Habana sin afectar la agricultura; creó mermelada dietética que anestesia medios, mayorías del Congreso y a los cacaos que no ven el camino que nos lleva al socialismo del siglo XXI; logró el desarrollo del país como nunca antes; el Fiscal transformará la legislación internacional que se atraviese a los angelitos de las Farc para que no paguen cárcel; las locomotoras de la prosperidad permanecen en sus hangares; ganó la reelección por las buenas; hasta logró que a Mauricio Cárdenas le pagaran un cheque sin fondos para que Vargas Lleras no chiste. ¡Todo un bacán!     
El rincón de Dios
 (…) Jesús fue a una ciudad llamada Naín; y Sus discípulos iban con Él acompañados por una gran multitud. Y cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, sacaban fuera a un muerto, hijo único de su madre, y ella era viuda; y un grupo numeroso de la ciudad estaba con ella. Al verla, el Señor tuvo compasión de ella, y le dijo: “No llores.” Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y Jesús dijo: “Joven, a ti te digo: ¡Levántate!” El que había muerto se incorporó y comenzó a hablar, y Jesús se lo entregó a la madre.

martes, 12 de mayo de 2015

Crónica 587

Pedagogía de paz
De tiempo atrás tengo información sobre los escandalosos gastos que ha representado el proceso de paz. Hay algunos que despiertan curiosidad: vuelos especiales de aviones de la FAC, algunos para trasladar guerrilleros desde Colombia y Venezuela a las mansiones asignadas en la isla tropical; pagos de más de mil millones al secuestrador humanitario León Valencia por escribir en Semana y defender “los derechos humanos”; cincuenta millones por cabeza a quienes designó a dedo las Farc para escribir la Memoria Histórica según sus directrices; los entregados a Semana para divulgar el esperpento; el traslado a Cuba de víctimas, que no lo son de las Farc, y otra serie de pagos para hacer pedagogía de paz. ¿Están allí los mil cuatrocientos millones pagados a la familia Galán?
Desconozco la estrategia para hacer la pedagogía; pero para legos como yo, los resultados parecen desastrosos. El asesinato a mansalva y sobre seguro de los soldados de  el Cauca; la exhibición pública de la pierna de un cabo que la perdió por el estallido de una mina puesta por los terroristas en una escuela; quemar vivo un soldado en Mapiripán y rematarlo con un tiro de gracia; la suspensión de las fumigaciones con Glifosato con un argumento baladí; el hallazgo de un laboratorio con 480 kilos de coca en el Chocó; el secuestro de menores para incorporar a sus filas; el descubrimiento de una caleta con armas de las Farc en Cundinamarca; la destrucción de un campamento y tres laboratorios de las Farc para elaborar pasta de coca en Antioquia; el secuestro, extorsión e inseguridad crecientes; las múltiples violaciones al cese unilateral del fuego; las atribuciones recibidas por Juampa de un Congreso secuestrado por la mermelada para manejar el problema de la tierra al estilo de las leyes habilitantes venezolanas, para solo mirar algunas, no creo que sea pedagogía de paz. O a lo mejor sí, porque personas como el que esto escribe, no ven la paz por ningún lado. Ven más bien una entrega claudicante a una bandido primario y fundamentalista, el barbuchas ‘Timochenko’.
Si uno lee los supuestos borradores de los acuerdos de La Habana queda más perdido que el hijo de Limberg. Los terroristas no han hecho nada malo en cincuenta años, ha sido propiciado por gobiernos ineptos y excluyentes; las víctimas son ellos; los secuestrados, simples retenidos; la entrega de armas, “no está en el lenguaje de las Farc”, hay que conservarlas hasta que les hayan entregado todo lo que pidan; deben crearse cientos de comités, para darles un bautizo genérico, como el del diseño del camello, porque Dios creó el Panda y la ardilla, pero para el camello y la hiena nombró un comité. Eso sí, los nueve millones de hectáreas para ZRC son impepitables. Toda una maravilla de paz, siete mil patihinchados comunistoides refundando un país de casi cincuenta millones de habitantes. El país te lo agradecerá de por vida Juampa y los noruegos te darán el ansiado Nobel.
Repito la frase de mi amigo Jesús Vallejo: ¡Colombia, despierta antes de que sea demasiado tarde! 
El rincón de Dios
“Un soldado que había perdido una de sus piernas por el estallido de una mina fue a orar a una capilla. Alguien viéndolo cojeando apoyado en sus muletas le dijo burlonamente —Me imagino que no irás a pedir el milagro de una nueva pierna. El soldado contestó —El milagro que vengo a solicitar no es que Dios me regale una nueva pierna; el que busco es que me de fuerzas para poder seguir viviendo alegremente sin ella.” 

jueves, 7 de mayo de 2015

Crónica 586

Voluntad de paz
Después del vil asesinato de once soldados; las declaraciones de que no liberarán los niños “ingresados” a sus filas y la promesa de no continuar reclutándolos, aunque sigan haciéndolo como se comprobó en Urabá; de conocer el ingreso a sus arcas de $880 mil millones de pesos en 2013 y de $1.7 billones en 2014 por concepto del comercio de drogas ilícitas; de las múltiples violaciones al cese unilateral al fuego declarado por las Farc en diciembre; y, las cínicas declaraciones de sus voceros en La Habana, no queda duda de la solidez de la voluntad de paz de esta caterva de bandidos.  
Y ante esa solidez, está bien que se hayan guardado en los hangares los mortíferos aviones de la Fuerza Aérea que perseguían inocentes; lo está que supriman las fumigaciones con el “cancerígeno” Glifosato que destruye las inofensivas maticas de coca y evita que los aviones utilizados para ello sigan contaminando el ambiente, malgasten combustible y  empleen pilotos despiadados que afectan sus pírricos  ingresos. Es un crimen impedir la tala de árboles estorbosos en las selvas y desfigurar las estadísticas maliciosas del Imperio gringo que afirma que los cultivos ilícitos han crecido en el último año un 43%; lo es que se afecte el empleo de raspachines, obreros y técnicos en estos cultivos y laboratorios agroindustriales para procesar la hoja preciosa productora de divisas, ahora más necesarias ante el desplome de los precios de petróleo. Ni que decir de calificar la hoja de maldita, desconociendo su potencial para la preparación de suculentas ensaladas. 
El crecimiento de la inseguridad en campos y ciudades nada tiene que ver con la desmoralización de las fuerzas armadas por la inseguridad jurídica para oficiales, suboficiales y soldados, ubicados en igualdad de condiciones a prestigiosos ciudadanos farianos; la orden de no disparar proveniente del personaje Juampa; el microtráfico y otras razones que no pasan de ser chismes propalados por los buitres enemigos de la paz y publicados por una prensa que, a pesar de la mermelada, no puede ocultar al menos la mitad de estos acontecimientos.
La farsa de las encuestas no puede ser peor, como se les ocurre que el 83% de los colombianos piensen que la corrupción está rampante con adalides de la honestidad como  Ñoños y Musas; que el 70% piense que la economía de este paraíso vaya para atrás como el cangrejo; que la favorabilidad del promotor de las cinco locomotoras de la prosperidad, rey de la claridad y la verdad, el apreciado Juampa, solo llegue al 29%; que el 84% crea que la inseguridad se está disparando; que el 75% diga que el cubrimiento de la salud está empeorando; que el 76% rechace la legalización de la coca y mariguana; que el 71% se atreva a descalificar el Congreso donde pululan “pulcros” padres de la patria; que el 79% no crea en nuestra justicia; y, para no seguir hablando barrabasadas, que un 93% no crea en los angelitos que negocian en La Habana. Como así que la gente no quiere impunidad ni curules para aquellos que llevan años allí, acompañados de mojitos y mujeres tratando de mejorar nuestro modelo económico, aspiren a manejar a sus anchas los nueve millones de hectáreas  de Zonas de Reserva Campesina para promover la productividad agropecuaria de nuestros campesinos y calcar los maravillosos resultados de nuestra vecina Venezuela. ¡En verdad, parecemos locos o estúpidos!
El rincón de Dios
“Jesús es el Buen Pastor, es nuestro verdadero tesoro, por favor, no lo borremos de nuestra vida. Enraicemos cada vez más nuestro corazón en él.” S.S. Francisco

Crónica 738

Revoltijo ¿Votaste por el SI en el plebiscito? Entonces no veo la razón para protestar porque te cobren más impuestos. La sola implementa...