miércoles, 28 de septiembre de 2016

Crónica 651

El nuevo país de las maravillas…

En la conferencia guerrillera celebrada en el Yarí los jefes guerrilleros fueron claros, afirmaron que el acuerdo solo fue posible gracias a las fuerza que les han dado las armas y su cohesión. Y en verdad fueron coherentes, jamás dieron un paso atrás en sus aspiraciones, lograron la capitulación del gobierno.
Tendrán una fuerza impredecible para lograr su propósito a través del partido político mejor financiado que ha tenido Colombia: contarán con el 15% de los aportes que el gobierno destine para los demás partidos; 31 emisoras; un canal de televisión; 10 curules sin necesidad de votos; 16 circunscripciones electorales transitorias donde los partidos tradicionales no podrán participar; la plata intacta del narcotráfico; el manejo preferencial de una reforma rural a la que ingresan 10 millones de hectáreas incluyendo la destinación de recursos para vías terciarias, electricidad y vivienda cuyos planes estarán sujetos a la participación comunitaria en las zonas prioritarias donde ellos han estado y  estarán. Han sido creativos, incluyen en su proyecto indígenas, afrodescendientes, identidad de género y la comunidad LGBTI. Más fácil quitarle la tabla a un náufrago que ganarles unas elecciones.
No les falta claridad en sus propósitos. Los declaran estratégicos “(…) para superar la dominación impuesta por las clases más pudientes y la ausencia de democracia real y verdadera (¿cómo la de Cuba, Nicaragua o Venezuela?), la miseria y la explotación derivada del modelo económico, y la dependencia frente al imperialismo y las transnacionales y sus diversas formas de intervención en la vida nacional.”
Se les aceptó el “Programa agrario de los guerrilleros”, proclamado el 20 de julio de 1964, luego corregido y ampliado por la Octava Conferencia de abril de 1992. Anacrónico, excluyente, calcado en el pasado.
Lograron ser partícipes de la elaboración del  “Informe de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas” para, que de esa forma, “(…) la historia del conflicto tenga la garantía de no ser una historia oficial.” La de ellos es la válida…
De lo anterior se deriva su propósito: “Nos seguiremos orientando por un ideario inspirado en el marxismo, el leninismo, el pensamiento emancipatorio bolivariano y, en general, en las fuentes del pensamiento crítico y revolucionario de los pueblos.” Socialismo del siglo XXI para que no quepan dudas.
Eso no es lo más grave, lo es la Jurisdicción Especial para la Paz, no desde el punto de vista de la impunidad que ya es clavo pasado, desde la óptica de la revancha que podrá aplicarse a discreción contra lo que consideran los sucesores del paramilitarismo o se opongan al proceso de paz. Miren no más uno de los trinos de ‘Santrich’: “Fiscal, ¿cuál es el plazo para que cuentes sobre empresas que financiaron el paramilitarismo y tus vínculos con ellas?”. Así será…
Todo lo que quiera proponer Santos para la implementación de los acuerdos queda sometido a una especie de bendición urbi et orbi de la izquierda nacional e internacional integrada en la CSVR que la componen tres representantes del gobierno, tres de las Farc, uno del gobierno de Cuba, uno del de Venezuela, uno del de Chile y uno más del de Noruega.
Y de remate: “Se convino que el Acuerdo Final es un Acuerdo Especial de los previstos en el artículo 3 común de los Convenios de Ginebra. Igualmente, que por medio del procedimiento expedito (fast track) del Acto Legislativo 01 de 2016 habrá una ley aprobatoria del Acuerdo Final como Acuerdo Especial y un Acto Legislativo de incorporación del Acuerdo Final a la Constitución Política (…)”
Solitos, tres gatos en La Habana, dictaron el bodrio que será el lunes nuestra nueva Constitución.

El rincón de Dios

“La mentira tiene muchas facetas: reticencia, cabildeo, murmuración... Pero es siempre arma de cobardes.” San José María Escrivá 

jueves, 22 de septiembre de 2016

Crónica 650

Solo pensando...


El primer mapa detalla la ubicación de las llamadas Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) y campamentos, el segundo es la última verificación de cultivos de coca donde aparecen 159.000 hectáreas de cultivos que hoy algunos calculan en 200.000. La principales rutas son Venezuela vía Catatumbo y Arauca; El Pacífico y Urabá. ¿Alguna coincidencia?
El 16 de mayo de 2014 se firmó el borrador del acuerdo Solución al Problema de las Drogas Ilícitas en el cual las Farc adquirieron el compromiso de contribuir activamente a terminar con este flagelo. Para ello, obtuvieron del gobierno nacional antes de la firma del documento, la suspensión de las fumigaciones aéreas y la prohibición del uso del Glifosato que el Ministro de Salud decretó el 28 de abril de 2014 para lograr la “aceptación” de las Farc en la erradicación de los cultivos ilícitos. Estas hicieron lo contrario como se desprende de estas cifras: en junio de 2014 en que la ONU practicó un monitoreo, encontró 69.000 hectáreas de coca, en la última inspección de este año, se habían triplicado los cultivos. ¡Menuda ley del embudo!
Una hectárea de coca de las variedades mejoradas que ahora se siembran, produce por año unos 9.900 kilos. Un kilo en el mercado local se vende por siete  millones de pesos, es decir, 63 milloncitos por hectárea/año. Como Santos es tahúr diría: rebájala a la mitad, barájemela más despacio y vuelva a repartir, aceptando el reto, la mitad son casi 800 toneladas. Los datos que se conocen le asignan a las Farc el 80%. ¿Dejarán este negocio a través de acuerdos voluntarios con las comunidades?
Esas mismas zonas son las de “priorización” para la ejecución de la Reforma Rural Integral que dispondrá de un fondo de tierras de 3 millones de hectáreas, para que no se pierdan, equivale a la superficie de Bélgica; se legalizarán otros 7 millones de hectáreas equivalentes a la superficie de Irlanda. Obviamente el manejo y decisiones de la RRI estará fuertemente ligado a las “comunidades” bajo tutela del nuevo partido político de las Farc, que allí además dispondrán de 16 circunscripciones electorales donde los demás partidos que tengan hoy representación en el congreso no podrán inscribir candidatos. Como la nueva clase política que esta semana nace está mejor financiada que cualquiera de los partidos existentes y tiene en su bolsillo 10 millones de hectáreas para hacer campaña, ni Santos, con toda su mermelada, tendrá igual posibilidad de compra u orientación de los votos.     
Como dice el refrán, “Después de ojo sacado no hay Santa Lucía que valga”. La implementación de los acuerdos, según lo manifiesta mi gran amigo Jesús Vallejo, http://javalmejia.blogspot.com.co/2016/09/con-los-ojos-bien-cerrados.html queda bajo la tutela de la CSVR integrada por tres representantes del gobierno, tres de las Farc, uno del gobierno de Cuba, uno del de Venezuela, uno del de Chile y uno más del de Noruega, no habrá barranco que los ataje.
Yo por lo menos, voto por el NO.

El rincón de Dios

“(…) Un buen acuerdo no hay necesidad de imponerlo por la fuerza, por el miedo o por la publicidad; si es bueno, por sí mismo atrae”. (…) De nada servirá firmar la paz con un grupo y acrecentar el odio y la división del país. Tomado de Postulados Sobre la Paz de su Excelencia Ricardo Tobón R. Arzobispo de Medellín. 

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Crónica 649

“Hacia un nuevo campo colombiano…” 2

Siguiendo con el tema de mi columna anterior pongo en cursiva el texto del acuerdo a que me refiero.
(…) Se otorgará un subsidio integral para la compra de tierras por parte de las personas beneficiarias (ver en 1.1.3.) en las zonas priorizadas (…)
Los campesinos que estén fuera de estas zonas controladas por las Farc ¿no tienen ese derecho?
1.1.5. (…) El Gobierno Nacional formalizará 7 millones de hectáreas de pequeña y mediana propiedad rural, priorizando áreas como las relacionadas con… los PDET, Zonas de Reserva Campesina y otras que el gobierno defina (…)
Vuelve y juega su destinación priorizada a las zonas dominadas por las Farc. A estos 7 millones de hectáreas deben sumarse otros 3 millones del fondo de tierras determinado en el numeral 1.1.1. Si se compran votos con cincuenta mil pesos ¿cuántos se comprarán con 10 millones de hectáreas en las circunscripciones especiales?
Al referirse al catastro en el punto 1.1.9. se lee (…) En ningún caso lo aquí acordado afectará los derechos adquiridos por las comunidades indígenas y afrodescendientes y demás comunidades rurales.
¿Cuáles son las demás comunidades rurales? Las ubicadas en las zonas de dominio de las Farc? ¿En las ZRC creadas entre ellas y el gobierno?
1.1.10 Cierre de la frontera agrícola y protección de zonas de reserva. (…) la participación de comunidades y organizaciones rurales (….)
¿Se despoja el gobierno de su autonomía? Se habla de la participación de las Zonas de Reserva Campesina que serán ampliamente influidas por las Frac y, según las reglamentaciones, comisiones, acuerdos con unas comunidades, el cuento del buen vivir, el condicionamiento de ajustar el Plan Nacional de Desarrollo a los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), etc. ¿de quién es el dominio?     
Con la tendencia a la colectivización de las tierras se excluye el desarrollo de proyectos agropecuarios industrializados, se persigue con la RRI el regreso a una agricultura familiar, obsoleta, ya ensayada en la reforma agraria del Dr. Lleras Restrepo con resultados precarios. No es condenable que existan estas explotaciones, hay lugares del país donde prevalece el minifundio que sería lógico proteger y ampliar el tamaño de las UAF, como en el departamento de Nariño por ejemplo.
Pero es absurdo que en la Altillanura con suelos de condiciones físicas favorables que requieren altas inversiones para corregirlos y es reserva agrícola del futuro, donde Colombia podría tener una participación importante en la la demanda alimentaria de la creciente población mundial, se limite su uso con las cortapisas determinadas en el acuerdo a sabiendas de que allí la población campesina es escasa.
Las explotaciones de economía solidaria son convenientes, pero no como programa intensivo que lleva a situaciones como las de la Unión Soviética. Los Kibutz de Israel en muchos casos han tenido que migrar hacia la industria, la hotelería y el turismo y la parte agrícola ha pasado a manos de agricultores individuales.
Para atender los requerimientos de lo acordado añoramos organismos que distintos gobiernos liquidaron o debilitaron como la Caja Agraria que atendía el crédito, la asistencia técnica gratuita, el suministro de semillas mejoradas, abonos, insecticidas, y los demás insumos requeridos en el campo; el Idema que orientaba el mercadeo de los productos agrícolas, fijaba precios de sustentación cuando era menester, almacenaba excedentes e importaba faltantes; el ICA que hacía la investigación y la divulgaba a través de sus granjas regionales; el papel que desempeñaban Fedegán, Fenalce, las Federaciones de Cafeteros y de Arroceros, que se han desvirtuado, para solo mencionar algunos. Renacerán en un sinnúmero de esperpentos manejados conjuntamente entre las Farc y las comunidades bajo su tutela.

El rincón de Dios


Por sus frutos los conoceréis... Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. (Mateo 7, 16-18)

viernes, 2 de septiembre de 2016

Crónica 648

El papá de los sapos

Será el plebiscito que refrendará la capitulación para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera. Ganaron las Farc el partido de póker con par doses.
El primer punto del acuerdo: Hacia un nuevo campo colombiano (…) trae estos apartes en el segundo párrafo: “Que a juicio del gobierno esa transformación debe contribuir a reversar los efectos del conflicto (…) Y que a juicio de las Farc-ep (…) las causas históricas del conflicto como la cuestión no resuelta de la propiedad sobre la tierra y particularmente su concentración (…)”
Para empezar, nótese que se habla de conflicto y no de guerra como Santos ha querido vender la idea a la galería.
Pero el tema de fondo son los sapos que aquí empiezan a aparecer en un documento donde los delegados del gobierno muestran su conocimiento de la campiña, no va más allá de los campos de Golf de los clubes El Country y Los Lagartos o de sus fincas de recreo en Anapoima.
Sin dejar de reconocer que aún hay algunos problemas de tenencia de la tierra,  no es cierto que esos sean los efectos del conflicto. Cuando se creó el Incora se hizo una reforma agraria en la que se parcelaron cientos de haciendas productivas, se expropiaron las inexplotadas, se titularon miles de baldíos, se construyeron distritos de riego y, en conjunto con la Caja Agraria, se ejecutaron concentraciones de vivienda rural. Los efectos de las parcelaciones fueron dudosos y hubo necesidad de replantearlos, lo afirmo, porque durante cinco años fui miembro de la junta directiva del Incora.
  Empecemos mirando estos aspectos del Fondo de Tierras que se crea en el acuerdo:
“(…) extinción con el fin de revertir la concentración ilegal de tierras.”
No se define cual es esta concentración. Si devolvemos la película histórica de cómo se formaron las fincas de todo el país, esta parte de una colonización de zonas de montaña: algunas las abrieron agricultores emprendedores, como la colonización del antiguo Caldas por los antioqueños, y, otras, fueron adquiridas por agricultores a campesinos que iban domando las montañas y, posteriormente, obtuvieron legalmente sus títulos. Un ejemplo podría ser Urabá cuando se inició el cultivo de palma y banano en la región. ¿Podría ser esta última, parte de la concentración ilegal? Si se leen más adelante los enunciados, no me cabe duda.
“Tierras inexplotadas: (…) recuperadas mediante la aplicación mediante la aplicación del actual procedimiento de extinción administrativa de dominio por incumplimiento de la función social y ecológica de la propiedad”
No está definida cual es la función social o la ecológica y a que marco se ajustan. Si legítimamente se taló bosque para sembrar palma africana por ejemplo, ¿se viola la función ecológica? Depende de quien la interprete. ¿Si se posee una ganadería intensiva en un terreno que se califique de potencial agrícola ¿no cumple con la función social? Si la tierra no se ha podido explotar suficientemente por falta de crédito, de vías, o por la presencia de grupos armados ilegales ¿no está cumpliendo la función social? La inseguridad jurídica no puede ser más aterradora.  
Este tema apenas se inicia, lo continuaré en otras columnas.

El rincón de Dios


 “’Así como el Padre me envió a Mí, así yo los envío a ustedes.  Dicho esto sopló sobre ellos:  ‘Reciban el Espíritu Santo; a quienes perdonen los pecados, les queden perdonados, y a quienes no se los perdonen, les quedarán sin perdonar” Jn. 20, 21-23

Crónica 741

Contrastes “Lo correcto es correcto, incluso si todos están en su contra y lo incorrecto es incorrecto, incluso si todos están de acuerdo...