martes, 29 de agosto de 2017

Crónica 688

¿Cuál pos?

Después del inventario de bienes entregado por las Farc que ha sido tan comentado que toda acotación sobra, nos queda el sabor amargo del cinismo, el engaño, la burla y la desfachatez. Si no hubiesen incluido traperas, ollas, cirugías y trochas, muchos habrían creído lo demás. Insólito que a quienes con creces les ha cumplido este gobierno entreguista salgan con tamaña mamada de gallo. ¿Estamos en el posconflicto, posacuerdo o posengaño?
Para que se pueda creer en la voluntad de paz se necesita seriedad, la verdad, respetar mutuamente los acuerdos, abandonar la prepotencia y la insolencia, contrario a lo que sucede.
Se están trapeando las víctimas, alimentando el rencor y potenciando la dicotomía. ¿Así y de esa calidad fue la entrega de armas que se hizo a espaldas de la ciudadanía y los medios? ¿Se puede creer a una misión compuesta mayoritariamente por integrantes de la Celac que la ONU alcahueteó para verificarlas?  ¿en las zonas transitorias que se volvieron permanentes para darle a las Farc control territorial? ¿la entrega de niños en poder del Instituto Fariano de Bienestar Familiar? ¿el equilibrio democrático cuando a su partido se le asignan 39.800 millones de pesos, circunscripciones electorales de bolsillo, 31 emisoras y 10 curules gratis, prebendas a que ningún otro partido tiene acceso?
El caso de los narcocultivos es otro triste ejemplo ¿han entregado alguna ruta? o  ¿aceptado fumigarlos? Me dicen fuentes de alta fidelidad que el 96% de la coca que se exporta a los Estados Unidos proviene de las Farc y que la gran mayoría de las Bacrim como el Clan Usuga, el del Golfo, las Águilas Negras, Los Urabeños, Los Rastrojos y otras que supuestamente eran disidencias de grupos paramilitares desmovilizados, hoy operan como franquicias de las Farc. Para empezar a creer es necesario que cumplan, que desmonten las franquicias, entreguen las rutas y los cultivos.
 Si quieren que les creamos, “Timochenko”, “Alape”, “Márquez”, “Santrich” y “Gómez” entre otros, deberían empezar por utilizar sus nombres de pila en lugar de sus alias de guerra cuyos documentos de identidad obviamente no existen, así al menos podrían llamarse ciudadanos por los ingenuos y ganarían  algo de confianza, que hasta con los enmermelados están perdiendo.  
A la JEP, me he referido varias veces, una justicia revanchista a la medida de la Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia, el nuevo partido que conserva las siglas de su nombre de guerra, Farc. Un buen análisis de este álgido tema los pueden ver en la columna de José Alvear que encontrarán en este enlace: http://periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/16315-la-justicia-es-la-revancha.
****
La investigación “sin contemplaciones” a que en su columna del domingo se refiere Alfonso Monsalve, sobre “los episodios de corrupción por los que indagan a los exmagistrados y expresidentes de la Corte Suprema de Justicia, Bustos (para quien la justicia no puede ser un obstáculo para la paz), Ricaurte y Tarquino (el que dijo que había que condenar a los ministros uribistas por conveniencia política)” serán inocuos, deben pasar por la Comisión de Acusaciones del congreso que ha engavetado unas 3.600 investigaciones y solo ha condenado a un Magistrado que le estorbaba al gobierno para la entrega del país a un grupo de refinados delincuentes.

El Rincón de Dios


-->
“Estoy de acuerdo con Dante, que los lugares más calientes del infierno están reservados para aquellos que en un período de crisis moral mantienen su neutralidad.” Martin Luther King

domingo, 20 de agosto de 2017

Crónica 687

Opiniones

El artículo de mi Maestro en la pasada Crónica suscitó agudos comentarios, aporto dos de buenos amigos, y dejo a discreción la interpretación de mis lectores.
Francisco Jaramillo
“¡Cómo no compartir ese angustioso perfil de nuestra Colombia en estos momentos? Luis Fernando Gutiérrez abre la ventana para que todos, cualquiera sea su pertenencia a los grupos que forzosamente nos vienen imponiendo los contendientes, o simplemente que no se dejen llevar por esas tontas disputas, percibamos las perspectivas y, en ellas, los peligros que se asoman en el horizonte.
Está bien adoptar una posición de alerta. Pero está mal dejarnos llevar por un pesimismo que no encuentra salida.
Claro que nos molesta eso del partido “Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia” –FARC-, pero es mejor que todos sepamos de quiénes está compuesto ese partido.
¿Te acuerdas, Rafael, de esa lucha entre Pepón y el buen cura Camilo, en Italia? Y sabes muy bien la fuerza que tenían los comunistas en ese país.
Hay que confiar en que los próximos gobiernos sean capaces de demostrar que la honestidad y la eficacia sean el camino para ganar la voluntad y el apoyo de un pueblo anhelante de igualdad y de justicia. Los cristianos tenemos un papel fundamental en ese compromiso.”
Vicente Ferrer:
“Que maravilla de análisis, el que hace tu amigo Luis Fernando Gutiérrez.
Yo no soy quien para presentar una hipótesis o visión distinta. Sin embargo la voy a hacer.
El personaje que nos preside tiene dos ingredientes, ambos funestos, el primero es: marxista – leninista, como muchos lo reconocen, el segundo es: tahúr empedernido.
Características de uno y otro. El comunista miente cuantas veces tenga oportunidad, por aquello de que una mentira dicha mil veces se convierte en verdad.  El cinismo, es una condición inherente a su militancia, lo estamos viendo en el presente, y estamos informados de ello desde 1917.
El tahúr, juega todo lo que puede, todo lo que tiene y aun lo que no tiene. En los casinos hemos visto muchas veces; (yo no juego sino juegos de mesa con mis nietos); al jugador que pierde, se muerde los labios o la uñas, y vuelve a apostar, con esperanza de ganar, pero su móvil más que el lucro, es el juego mismo.
Casi todos piensan que JMS está muy preocupado, yo no lo veo así. Él tiene tanta confianza en su capacidad de juego, que está convencido de que le va a ganar a todo el mundo. Tal vez no, pero eso no cuenta, lo que cuenta para él es apostar.
Ya le ganó al premio Nobel, ya le ganó a la Reina Isabel, le ha ganado al Centro Democrático, vía trampas de todas las clases, y seguirá apostando, y en ello traicionando a todo el mundo.  Traicionó a Uribe, traicionó a Maduro, y si se le da oportunidad traicionará a la FARC. Ellos lo saben, como lo sabe Maduro.
De otro lado, tendrá el apoyo de los NOBEL, tendrá el apoyo de Inglaterra.  Si JMS, se cae, el prestigio de ese par de instituciones se verá seriamente afectado. Harán lo que esté a su alcance para proteger su imagen, no la de JMS.
Qué sigue: sabrá Dios.  Él se irá para Inglaterra a vivir como un rey y seguirá asesorando a todos los ingenuos, como lo hace hoy su íntimo, Tony Blair.
Que Dios nos coja confesados.”
Nota al margen a Francisco le faltó la parte final del partido de las Farc: EP Esperanza del Pueblo.

El Rincón de Dios


“El perdón puede originarse en el miedo, el sometimiento, o la comprensión. El olvido no existe a no ser que tengamos Alzheimer, amnesia o demencia senil”. Padre Rafael Posada.  

martes, 15 de agosto de 2017

Crónica 686

Máxima urgencia Nacional

Hoy doy cabida en mi columna a este artículo de mi muy querido amigo y Maestro Luis Fernando Gutierrez. Excede el espacio, pero sus reflexiones son de asombrosa actualidad.
“El mayor apremio colombiano es recuperar la fe perdida y la esperanza en el país. Hemos sido, somos, gentes buenas a quienes la mala política nos creó situaciones que han hecho enormes perjuicios. Observar atentamente lo que ocurre y reflexionar serenamente es indispensable para encontrar vías conducentes. A Colombia se la lesionó gravemente en aspectos que nos llevaron a desconfiar de la política y de la justicia y en el sector privado se creó incertidumbre que, como el miedo, paraliza. Un Gobierno con mínima aceptación y 13% para su equipo es como vivir en el limbo sin afecto y amor a la patria. Si hay algo claro es que, todo el país anhela paz verdadera ¿Qué nos llevó a la desconfianza nacional? ¿por qué perdimos la fe en Colombia? Sobran interpretaciones, cada cual tiene la suya, en cambio la agitación y la sospecha se incorporaron en la sociedad del estrato 1 al 6, nos convertimos en “muchedumbres de solitarios” que dudan hasta del viejo vecino de toda la vida, surgió́ la polarización entre el amigo de la paz y el “guerrerista”. ¿Cuando ocurrió́ semejante fenómeno? El dos de octubre de 2016, con el plebiscito, cuando la mayoría NO aprobó́ lo acordado en La Habana con las Farc. Quedó claro que no hubo acuerdo. A partir de ahí́ quedamos clasificados como Pacifistas del SÍ o Guerreristas del NO. Si lo anterior fuera poco, se evidenció, también la demoledora corrupción. ¿Causas? varias, la tolerancia oficial y una “justicia” encargada de acabar con la confianza nacional. A la sociedad, guerreristas y pacifistas, todos, nos duele ver hasta donde ha descendido la justicia y todos suspiramos por la verdadera Colombia progresista, entusiasta, justa para todos los colombianos. Debo expresarlo, otra característica del periodo que vivimos es la dependencia de Cuba, de cuya orientación ideológica los buenos ciudadanos pagan cárcel, los perversos a la “Calle de la Paz”. El país se resiente hondamente de ver asesinos desafiantes disfrutando libertad, esto es un reto irritante para la comunidad.
¿Qué hacemos para crear un paisaje despejado, que mejore nuestra forma de vida? ¿El Papa logrará transformar el ambiente y dejarnos una patria sosegada? La Iglesia hoy tiene papel excepcional: definir claramente la posición de los 48 millones de fieles, ¿debemos aprender a convivir con el marxismo de las Farc que dirigirán el nuevo país? ¿Alguien duda del ingreso del comunismo Siglo XXI?
Así́ las cosas, mirémonos en el espejo del socialismo chavista que gobernará a su manera, para eso están en el poder. Hay más para tener en cuenta, el sistema cubano-chavista causó el desastre venezolano, desventurado país sometido a cruel tiranía, hoy “amenazado por la sombra de guerra civil”, el Vaticano 7-8-17, vivo ejemplo para nosotros, torpes, ciegos, indolentes si no visualizamos el desastre del vecino y no ponemos las barbas en remojo ¿ignoramos culpablemente la crueldad con que proceden el “mejor amigo” y sus secuaces? Nos corresponde al menos afrontar la invasión de atormentadas familias buscando amparo y ojalá no nos cojan mano sobre mano y con la mente en blanco, hay que ayudar al vecino. Recordemos, Venezuela aun es garante de los habaneros acuerdos y miembro de comisión que aprobará todo cuanto se acuerde en le posconflicto, ¿La canciller sabe cual es su inexorable deber frente a tamaño conflicto? ¿Como piensa afrontar el inexorable éxodo?
Ahora bien, curioseando prensa, La Revista Semana, el No. 1839 dio a conocer, un hecho que asombra, Odebrecht tiene ya en la cárcel tres presidentes americanos, Ricardo Martinelli de Panamá, Ollanta Humala y Sra. de Perú y al expresidente Alejandro Toledo de Perú, Lula da Silva de Brasil está por caer. Además, observé admirado, como un sujeto como el senador Bernardo Miguel Elías “Ñoño” a base de picardía llega casi a imponer presidente aportando 140.143 votos, suma máxima de un solo senador. Su logia aportó más 411.000 votos a la reelección anterior y hoy estos actores están implicados de cuerpo entero en el terremoto Odebrecht. Actuaciones así́ arrasan la confianza nacional. La atrocidad de estos delincuentes atropella funcionarios honestos como Luis Fernando Andrade Moreno director de la ANI reconocido por no recibir de nadie un contaminado peso y quien de buena fe ha defendido seriamente los intereses colombianos, notables instituciones han defendido su pulcritud. ¿Como debe reaccionar una sociedad intimidada ante hechos así́ protagonizados por semejantes magos de las urnas?
Viendo lo que ocurre me pregunto, ¿es pesimismo comentar la carga emocional del ambiente político que nos rodea? Noto diariamente más enredado y confuso al abnegado presidente Santos Calderón. Su clientela lo abandonó, los partidos amigos hacen agua por popa y proa, jamás previó una posguerra a tal extremo complicada, su parlamento vacila, su mejor amigo Maduro incendiando a Venezuela, Estados Unidos ya declaró su inconformidad con el manejo a la coca, refiriéndose al a la extinción dijeron regañonamente, “si no la hacen Ustedes lo hacemos nosotros” y expusieron su inquietud por la extradición y la impunidad, amenazaron con dificultades binacionales, nuestro presidente sin equipo eficaz, supongo a Dona Tutina su esposa padeciendo parejo con el el postparto guerrillero, el elegido con diez millones de votos ingeniando como explicar después de ocho anos de gestión su deplorable desplome y no dejar la sensación de un país exhausto. A veces pienso que el doctor Santos silenció los fusiles, pero perdió́ el plebiscito y el postconflicto y no sabe como salir del lio.
Tremendo como ninguno este aterrador panorama para el gobernante, con el sol a la espalda que proyecta sombras negras “que crecen cuando el sol declina,” tremendo para un Premio Nobel semejante atolladero jugándose su futuro lugar en la historia. Santos no disfrutó su paz, está padeciéndola, el país no lo ha apoyado, solo un 21 por ciento apenas lo sigue, en cambio creó una imagen de dadivosa amistad con las Farc que simula entrega al comunismo, el efecto Farc puede angustiarlo de por vida, su posición en la historia está asaz cuestionada, máximo que se echó al hombro a las Farc que aún le exigen privilegios extremos, eran más manejables en el monte que en el capitolio, el no previó este fenómeno. Es mucho lo que tiene que reconstruir en el poco tiempo que le resta, el más que nadie capta su precaria posición, sabe que la historia no perdona ni a los Premios Nobel, Santos tiene que evitar que, como a Ernesto Samper -del proceso 8.000-, le caiga encima otro elefante con olor a cocaína, prudencia y pulso de cirujano de retinas le exige este final de mando a Santos, para que nunca vaya a ser llamado el presidente de la paz Odebrecht.

A nosotros colombianos nos corresponde actuar en conciencia frente a cuanto está sucediendo para que jamás nos vaya a ocurrir, por polarizados o indolentes, lo que expresa la tremenda frase del cementerio de Madrid “Aquí́ yace media España por culpa de la otra media”.”

Crónica 738

Revoltijo ¿Votaste por el SI en el plebiscito? Entonces no veo la razón para protestar porque te cobren más impuestos. La sola implementa...