sábado, 17 de febrero de 2018

Crónica 708

Las cojeras de la paz

Los elenos resucitaron por la excesiva tolerancia a sus homólogos. Con la ayuda de disidentes que cambiaron de brazalete y hoy militan en sus filas, copiaron los actos terroristas de que se valieron los farianos para doblegar a Santos.
Veamos algunas de las principales cojeras de la paz con las Farc:
Desconocer los resultados del plebiscito. Las decisiones del pueblo solo pueden ser cambiadas por el pueblo, no por una simple resolución del congreso. No puede atropellarse la Constitución alegando “el bien supremo de la paz”, ni la Corte Constitucional tiene facultad para legislar.
Las Farc se equivocaron bautizando su partido La Farc conservando el nombre del grupo terrorista para hacer política y es un desaire utilizar para ello los alias de guerrilleros en lugar de sus nombres de pila. Lo sucedido con las rechiflas es el resultado. ¿Esperaban ser recibidos con alfombra roja, flores y mariachis?
La impunidad. Santos declaró: "No habrá impunidad, no puede haberla por ese tipo de crímenes" -los calificados de lesa humanidad- y agregó, "esta es la primera vez que Colombia se toma en serio la lucha contra la impunidad por delitos cometidos durante medio siglo de conflicto armado". La JEP está diseñada para no castigar esos crímenes; quienes los cometieron andan recorriendo el país con escoltas guerrilleros armados y vehículos blindados  suministrados por el gobierno, están haciendo política libremente y tienen aseguradas curules gratis en el congreso sin pasar por la justicia, arrepentirse, pedir perdón, confesar la verdad y reparar a las víctimas.
La dejación de las amas. Siempre alegaron que no las entregarían, sino que las dejarían. Como fuera de los verificadores de la CELAC que no de la ONU, donde hubo muchos integrantes provenientes de Cuba y Bolivia, ni el ejército de Colombia ni los civiles tuvieron acceso a ver que entregaron, quedan muchas dudas, entre otras, la aparición de la totalidad de las novecientas caletas que dijo tener don ‘Timo’ que en buena parte aún está en las nubes, y las armas que están en manos de los disidentes y del ELN.
Los cultivos ilícitos. Dejaron de serlo, ahora son de uso ilícito; tenerlos es un delito conexo sin castigo; la prohibición de las fumigaciones aéreas y el uso del glifosato permitieron que se triplicara el área cultivada; la condiciones acordadas para la erradicación “voluntaria” no garantiza su eliminación. Tumaco y Catatumbo son un reflejo.
La entrega de los bienes. Independientemente de su monto final, que claramente es incompleto de acuerdo con las informaciones en poder de la Fiscalía, es una burla que en el inventario se incluyan ollas y traperas.
La Reforma Rural Integral. La redacción ambigua de este punto del acuerdo y del decreto de implementación pone en serio peligro la propiedad privada porque no se determinan claramente las causales de expropiación administrativa cuando no cumplan con su vocación ecológica, de utilidad social o de adecuada explotación. No hay seguridad jurídica para explotaciones agroindustriales en la Altillanura, gran reserva de Colombia para el futuro. Lo acordado para establecer los prediales es otro gran riesgo.
Seguridad. Las guardias indígenas, campesinas y cimarronas y el diseño del derecho a la protesta es un exabrupto. Una muestra: los bloqueos de la Panamericana en el Cauca y la expulsión del ejército por indígenas armados con machetes.
Entrega de niños y secuestrados. Sigue siendo una gran incógnita.

El rincón de Dios


“La verdadera paz no es sólo la falta de tensiones. Es la presencia de la justicia.” Martin Luther King

jueves, 8 de febrero de 2018

Crónica 707

Encrucijada

 Leyendo el pasado domingo a José Alvear, encontré esta frase, “No confíes en ninguna estadística que tú no hayas falsificado personalmente” y, al tiempo, recibí un correo de Arnulfo Correa en el que su contertulio Marco Tulio Osorio analiza matemáticamente las encuestas que, mencionando solo un dato, así descalifica: 1200 encuestados por 23.4% = 281 colombianos que votarían por Petro sobre 15´000.000 de votantes. 
Coincido con José, es increíble que el pueblo colombiano le dé un apoyo del 23% a Petro después de haber conocido sus lastimeras ejecutorias como alcalde de Bogotá. Las matemáticas de Marco Tulio deberían despejar las dudas, no solo por los resultados aritméticos, por la letra menuda de la ficha técnica de la encuesta; pero yo, prefiero darle el beneficio de la duda.
Así las encuestas fuesen amañadas Petro y Fajardo lideran la intención de voto y ambos son un peligro. El que gane para pasar a la segunda vuelta tendrá todo el respaldo de la izquierda radical y, por supuesto, del gobierno y La Farc. Es mejor creer en ellas que dormir sobre los laureles y dejarles libre el espacio para seguir creciendo.
Las elecciones del 11 de marzo son cruciales para la salud de la patria, en ellas se definirán las tendencias, los candidatos de las coaliciones y se elegirán los congresistas. En el legislativo se necesita una mayoría honesta, comprometida, defensora de la democracia, que legisle a favor de cuarenta y nueve millones de ciudadanos de bien y no para escasos seis mil.
Recalco, no soy enemigo de la paz, tampoco de algunas concesiones para llegar a un acuerdo; pero para que este sea válido y aceptado por la mayoría, debe ser respetuoso de las instituciones y las personas; basarse en la verdad, no la de unos cuantos, la de los colombianos todos; deben respetarse y repararse las víctimas; los culpables de delitos de lesa humanidad deben pasar por la justicia, así sea transicional, y cumplir con los mínimos internacionalmente establecidos antes de someterse al escrutinio de las urnas o participar en las corporaciones públicas. Las víctimas del Estado la nación debe repararlas.
Los “apaciguados” deberían dar muestras de humildad, dejar de lado la arrogancia y el cinismo para creerles algo, pues no han sido honestos en la entrega de las armas y los bienes para reparar sus víctimas, no se han arrepentido y, de paso, deben abandonar el narcotráfico, excluyendo franquicias y “disidencias”.
A mis compatriotas les pido observar ambas caras de la moneda, votar en conciencia después de analizar el futuro de Colombia, de sus hijos, nietos y familias; de lo contrario, las elecciones de presidente podrían ser las últimas democráticas en nuestra patria. El espejo lo tenemos en Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Salvador, obviamente en su máximo inspirador, Cuba, y en las estrategias del Foro de Sao Paulo al que se alinean.  
****
En la película las Horas Más Oscuras, sorprende la decisión de Churchill después de auscultar en el metro la opinión del pueblo en el peor de los escenarios de la guerra, contra viento y marea rechaza negociar con Hitler una paz incierta. Sin esa fortaleza hoy sería otro el curso de la historia…
Su voto definirá el rumbo de la historia de Colombia.

El rincón de Dios 

“Hay una falsa modestia que es vanidad, una falsa grandeza que es pequeñez, una falsa virtud que es hipocresía y una falsa sabiduría que es prudencia.” Jean De La Bruyère

jueves, 1 de febrero de 2018

Crónica 706

El Nobel de la trampa

No sé si mis compañeros de tertulia tendrán objeciones en que utilice este título ajeno a mi autoría, lo es de un buen amigo, Libardo Botero, que lo soltó recientemente. Pero como cae como anillo al dedo lo uso sin permiso ofreciendo anticipadas disculpas.
No insisto en trampas pasadas de Juan Manuel Santos, pienso en las que se urden en alianza con sus nuevos amigos para abrirle espacios a la izquierda radical y torpedear la evolución del pensamiento ciudadano sobre un gobierno ilegítimo, corrupto, funesto, débil, entreguista, timador y gastador y sobre un acuerdo sombrío que, en lugar de promover una paz estable y duradera como trata de venderse, desatará nuevas violencias, el crecimiento de grupos criminales y la inseguridad ante la evidencia de una clara tolerancia a las fechorías, el crecimiento desmedido de los cultivos ilícitos y el consumo de drogas alucinógenas, mágico combustible del caos.
Aunque muchos siguen con la peregrina idea de que Colombia no es Venezuela, como allá creyeron que Venezuela no era Cuba, y piensan que acá no pasará nada, es bueno que vamos abriendo los ojos.
El candidato de Santos es Sergio Fajardo que, con el cuentecito del poder de la decencia, quiere convencernos de una vida inmaculada y la bondad de sus ejecutorias. Miren este enlace, les aclarará la mente sobre el personaje: http://www.lalinternaazul.com/single-post/2018/01/28/20-razones-para-no-votar-por-FArcJARDO?utm_campaign=4ab4ed1957-EMAIL_CAMPAIGN_2017_11_10&utm_medium=email&utm_source=Lista%2BLintera&utm_term=0_d213e90682-4ab4ed1957-18926193
Fajardo se ha distinguido por no tomar partido u ocultarlo; pero la ventaja es que ya salió del closet con su alianza sin tapujos con la izquierda afín a las Farc; su clara cercanía con Enrique Santos con quien se reúne, y la coalición que acabará formando, de frente en algunos casos, o a escondidas en otros, con el Polo; los Verdes; De la Calle y Clara López; la Marcha Patriótica de Piedad Córdoba; Petro; Iván Cepeda y otras changuitas por el estilo, maquinaciones de buen recibo en la genuflexa Casa de Nariño.
Es el preludio del gobierno de transición a que La Farc aspira, paso firme para la toma del poder, estrategia del proceso de paz que lanza a los cuatro vientos; ver en:  https://www.youtube.com/watch?time_continue=2&v=_XUMJPxdvRg
Lo del Eln es otra maniobra, atacan antes de las elecciones, pero no lo hacen gratis, es claramente calculado para inducir el voto de los ingenuos a favor de la “paz”, esperando que comparen sus actos terroristas con el apaciguamiento estratégico de las Farc surgido de las pautas y tácticas del Foro de Sao Paulo.
Juan Manuel Santos suspende temporalmente los diálogos para aparecer fuerte y con la razón a favor mientras los elenos demuestren ser “niños buenos”. Las investigaciones se inician “hasta las últimas consecuencias”, se ofrecen pírricas recompensas a quienes con sus denuncias lleven a la “captura de los responsables”,  arrestan tres o cuatro lava perros del Eln o de la delincuencia, el ejército dice que se puso las pilas y el gobierno les autoriza combustible para que puedan volar dos Tucanos y tres helicópteros y, el Mono Mejía, sale con Chamberlain Villegas a declarar en la TV, otra farsa manifiesta. Nuestras Fuerzas Armadas han perdido confianza y capacidad operativa por falta de seguridad jurídica y órdenes del comandante en jefe para complacer a don Timo y sus secuaces.  

El rincón de Dios


"Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre más se aleja".

Crónica 741

Contrastes “Lo correcto es correcto, incluso si todos están en su contra y lo incorrecto es incorrecto, incluso si todos están de acuerdo...