jueves, 28 de junio de 2018

Crónica 721

Santos ¿por qué te enojas?

 Era obvio que los Estados Unidos llamaran la atención a Colombia por el crecimiento de los cultivos de coca. Muchos advirtieron anticipadamente que la suspensión de las fumigaciones aéreas, la prohibición del uso de Glifosato, la erradicación manual y voluntaria y la aceptación como delito conexo de los cultivos ilícitos convenidos con las Farc convertirían al país en un mar de coca. Y así fue, de 60.000 hectáreas en 2014 hoy estamos en 209.000 y si se erradicaron 50.000 que el gobierno dice ¿estábamos en 259.000?
 Afirma Juan Manuel Santos que es muy fácil criticar a Colombia y comenta algunas verdades sobre el comportamiento de otros países que poco controlan las exportaciones de armas y precursores químicos, las políticas sobre el consumo y los depósitos de dineros de orígenes mafiosos; pero olvida las medidas desacertadas que permitieron que los cultivos se dispararan. ¿Y ahora ensayan fumigar con drones y utilizar de nuevo el Glifosato cuando se pone al país al borde de la descertificación?
***
También ofusca a Santos que el congreso volviendo por sus fueros que habían desaparecido por las normas acordadas en el acuerdo final, entre otras la Comisión de Seguimiento, Impulso, Verificación e Implementación (CSIVI) a buena hora modificada por la Corte Constitucional, haya decidido revisar la reglamentación de la JEP. El Centro Democrático se opuso a aprobar este reglamento como fue propuesto por el gobierno, según parece las diferencias no eran cuestión de poca monta, el ministro del interior debió aceptar al menos 27 de las modificaciones solicitadas por el CD. No veo la necesidad de tanto afán para legalizar el esperpento, en menos de un mes empezará funciones el nuevo congreso, el presidente electo tiene todo el derecho a opinar así no gobierne y los herederos de la palomita en la solapa están desperdigados.
***
El principal revés, y desde luego causante de la mayor preocupación fue el triunfo de Iván Duque, para Santos pupilo de su mayor enemigo, Uribe. Ya Santos había calculado que la totalidad de los votos de De la Calle, Fajardo y por supuesto los de Petro, sumarían ocho millones que serían suficientes para ganar la presidencia; según los cálculos de su fundación Buen Gobierno Duque ya había llegado a su techo de crecimiento. Pero los resultados fueron otros, lo diez millones de votos de Duque no estaban en sus cábalas y de ahí la furia y frustración de Juan Manuel, Tutina, Martín el calculista, María Antonia y Esteban que esperaban pasar con su gran aliado y representante de las Farc. 

El rincón de Dios

"Cuando el relativismo moral se absolutiza en nombre de la tolerancia, los derechos básicos se relativizan y se abre la puerta al totalitarismo". Benedicto XVI

martes, 19 de junio de 2018

Crónica 720

Esperanza

“Si no podemos poner fin a nuestras diferencias, contribuyamos a que el mundo sea un lugar apto para ellas.” John Fitzgerald Kennedy
El 54% de los colombianos amanecimos de plácemes, triunfó la democracia contra el modelo Castrochavista de Petro que, con la votación más alta de la historia de la izquierda radical, será opositor fanático y extremista como lo anunció en su desapacible discurso. Obtiene una curul en el senado para él y una en la cámara para su fórmula vicepresidencial, tema convenido en La Habana entre don Timo y Juan Manuel. 
Se discute si los votos son o no endosables, como no soy buen conocedor de los intríngulis políticos no me enredo en este punto, especulo que de algún lado salieron los que lograron casi duplicar la votación que Petro obtuvo en la primera vuelta ya que los votos en blanco promovidos por De la Calle y Fajardo solo llegaron a ochocientos mil, contrastan con los cerca de cinco millones que ambos sumados obtuvieron en la primera vuelta. ¿Dónde fueron esos votos?
Como sea, Duque habrá de tener en cuenta algunas de las propuestas que a Mr. Google y a Petro le dieron sus votos. En ello el nuevo presidente fue claro en su discurso: “Somos una sola Colombia, en medio de nuestras diferencias. Hay que pensar en lo que nos une y no en lo que nos divide. No vamos a despojar a nadie. Mi objetivo no es ser presidente, mi objetivo es la transformación de Colombia en el país próspero que tanto anhelamos”. Ahí no estará Petro, el seguirá en su lucha por imponer el socialismo del siglo XXI plan y objetivo del Foro de Sao Paulo. 
Parece más sensata La Farc en su comunicado en el que manifiesta su voluntad de discutir con Duque temas del acuerdo. Aunque no les creo, acepto que es una tónica conciliadora que debe ser explorada, Duque y todos queremos la paz, no somos partidarios de “hacer trizas” los acuerdos y si se pueden suavizar algunos temas nadie se negará a darles bienvenida.
 Para demostrar a la juventud que no sufrió la violencia de la guerrilla acorralada entre el 2002 y 2010 durante el gobierno de Uribe, es necesario que Duque introduzca cambios fundamentales en los social, la justicia, la salud, el empleo, derrote la corrupción y reactive la economía, tarea fundamental en la que en una Colombia unida debemos trabajar. La altura de quienes perdieron en las urnas se verá en la clase de oposición que ejerzan, la paralizante o la constructiva, ahí se avistará si sobre los egos se impone la patria que ahora más que nunca la necesita, o las ambiciones personales. 

El rincón de Dios

Señor, ayúdame a ver:
Tu claridad en mi confusión
Tu perdón en mi debilidad
Tu luz en mi ceguera
Tu misericordia en mi necesidad
Consuélame con tu infinito amor
Oriéntame con tu sabiduría
Fortaléceme con tu poder sanador
Y enséñame con Tu verdad y Tu vida
Amén 

Crónica 738

Revoltijo ¿Votaste por el SI en el plebiscito? Entonces no veo la razón para protestar porque te cobren más impuestos. La sola implementa...