miércoles, 21 de diciembre de 2016

Crónica 661

¿El último hervor del conejo?

Cuando estábamos seguros que el fallo de la Corte Constitucional era el último hervor del conejo, encontramos que faltan varios.
Me comentaron amigos bien conectados que se estaba fraguando otra patraña, el aumento de los períodos del presidente y el congreso por la vía del fast track. Me negué a creerlo, se necesitaría mucha osadía para llegar hasta allá; pero me bajé del bus cuando leí este trino de Jaime Castro que desconectado no está: “Tiene razón… con fast track pueden prorrogar periodos Pte. Congreso y Cortes. Es lo que mas les conviene para implementar Acuerdo con Farc”.
Y para seguir apabullando el triunfo del no, el Consejo de Estado acaba de admitir la demanda contra el Centro Democrático por difundir “grandes mentiras” que le permitieron obtener las mayorías en el plebiscito del 2 de octubre.
Basándose en la admisión de la demanda, y volándose todas las escuadras, una sola magistrada da ordenes al presidente y al congreso de implementar los acuerdos, aunque admite en su providencia que no sabe si es o no constitucional y procede, ella sola, a dictar medidas cautelares que en el fondo podrían anular el plebiscito. Sabíamos que analfabetos han habido siempre, pero nunca habían salido de la universidad.
Nos obligarán a hacer una tarea que no queríamos: desnudar las falacias y mentiras difundidas por el gobierno para asegurar el triunfo que se le fue de las manos.
Para cerrar esta última columna del año me tomo la libertad de traer la misma frase de Marx que mi amigo Luis Alfonso García cita en su excelente artículo de ayer en Periódico Debate, y lo hago, porque refleja sin equívocos la estrategia de Santos para llevarnos al socialismo del siglo xxi:
 “Enarbolar la paz como estrategia para ganar la guerra, difamar a quienes se interpongan, diseñar consignas pacifistas para que el ignorante las repita, justificar acciones violentas como reivindicaciones sociales, desvalorizar la patria y usar los pacifistas como escalón hacia el poder”.
****
He conversado con profesionales y dirigentes importantes que votaron por el Si y encontré una gran sorpresa: ninguno de ellos había leído el Acuerdo de Paz firmado en Cartagena y mucho menos el NAF. Les pareció confuso, farragoso, imposible de leer y, comiendo cuento, aceptaron que a las Farc “había que darles una oportunidad”.
****
   La tarea que los partidarios del Si hicieron en universidades tan prestigiosas como la de Los Andes, para poner un solo ejemplo, fue excelente, lograron que jóvenes incautos, desconocedores  de las atrocidades cometidas por los terroristas, ausentes de los efectos del narcotráfico, ansiosos de ver un país sin violencia que infortunadamente no verán, y convencidos de que las instituciones y la democracia serían respetadas, cayeron en la redada del paquete chileno que les vendieron. Tampoco leyeron los acuerdos.
****
 Para conocer como fue el tejemaneje de la Canciller y Santos para ocultarle a Uribe la invitación del Papa pueden verlo en este enlace: https://losirreverentes.com/el-tejemaneje-96/

El rincón de Dios


“El que se desespera abandona la lucha, da vía libre a los vicios (piensa que nunca podrá corregirse), se aparta de las buenas obras y del camino de la virtud, se hunde en el abismo de esa tristeza que paraliza nuestras energías más profundas.” San Agustín.

martes, 13 de diciembre de 2016

Crónica 660

Feliz Navidad

Les deseo a mis lectores. Lo del próspero año lo dejo en remojo para ver si en algo se despeja la difícil encrucijada que el país atraviesa cuya luz al otro lado del túnel no veo por lado alguno.

Paz a la colombiana

La Corte Constitucional aprobó después de largas deliberaciones el fast track, era previsible. Que el constituyente primario haya dicho NO no fue obstáculo, encontró en el sombrero de mago otra manida fórmula para violar lo que debería defender.
Eso nada importa, lo importante era conceder a Santos poderes dictatoriales y bendecirle un Nobel de Paz tan trivial como el otorgado a Rigoberta Menchú igualmente conseguido con engaños y subterfugios. Dio a la vez al congreso la consagración a una refrendación espuria que los mismos paniaguados deberán avalar confirmándola de “buena fe” cómo valida. ¡Gol de medio campo!
  El acuerdo final, belleza literaria de trescientas diez páginas, hará parte de nuestra Constitución, la mas extensa del mundo cuidadosamente redactada entre Enrique Santiago, abogado comunista español con una hoja de vida de cuatro en conducta y curiosamente pagado por Noruega para asesorar a las Farc; Álvaro Leiva Durán viejo amigo de las Farc a quien las malas lenguas le achacaban el recibo de comisiones por negociar secuestrados, afirmación que desconozco; y, finalmente, dirigida filosóficamente por Sergio Jaramillo de cuya hoja de vida desaparecen eventos, aparentemente oscuros, de su formación académica e ideológica en su paso por la Unión Soviética.
Juan Manuel parece no haber leído el acuerdo, o si lo hizo le resbaló pasando por alto o sin darse cuenta que a partir del momento en que Corte Constitucional le dio vía libre al último hervor del conejo, su mandato queda bajo la tutela del mayor esperpento en él definido: la Comisión de Seguimiento, Impulso, y Verificación  a la Implementación del Acuerdo Final (CSIVI) Esta la integran por parte de las Farc ‘Victoria Sandino’, ‘Jesús Santrich’ e ‘Iván Márquez’, y del Gobierno, el comisionado Sergio Jaramillo, Juan Fernando Cristo, ministro del Interior y el alto consejero para el posconflicto, Rafael Pardo. Como quien dice, cinco delegados de las Farc y uno del gobierno. Pero ahí no para la cosa, estos estarán a su vez guiados durante seis meses por la mentes brillantes de Raúl Castro, Nicolás Maduro, un delegado del gobierno chileno y otro del Noruego ¿depositario de parte de la fortuna de las Farc? Pierde el presidente su autonomía y Colombia compromete su soberanía. La CSIVI definirá el futuro de nuestra patria.
El hecho tiene otras connotaciones históricas de gran alcance “jurídico” como que los integrantes de las Farc en esa comisión solo se conocen por sus alias que, contrario a todo sentido común, sin tener cédula de ciudadanía o identificación válida reformarán a su antojo nuestra Carta Magna y cambiarán nuestro modelo por uno de corte comunista sin talanquera alguna. Vaya usted sin cédula y trate de cambiar un cheque de solo $ 50.000 en un banco a ver si se lo pagan. ¡Esas si son pruebas!
Solo seis mil hermanitas de la caridad consiguieron en una mesa lo que no lograron en cincuenta años con las armas dizque para lograr la paz. ¿Dónde y en que quedan el Eln, las bacrim y los disidentes que se estiman en cerca de cuarenta mil? El 15% de los alzados en armas ¿harán una paz estable y duradera?

El rincón de Dios


“Tu debes tener fe ilimitada en la bondad divina, porque la victoria es absolutamente segura” Padre Pío.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Crónica 659

Paradoja

El país está aterrado, indignado y conmocionado con razón. El abuso sexual y asesinato de una menor conmueve a cualquiera, desgarra el corazón, aterra. Movió los medios de comunicación y tiene a toda Colombia enardecida. No es para menos. Se pide hasta el establecimiento de cadena perpetua para este crimen atroz.
Paralelamente para cumplir el NAF se indultarán delitos contra la niñez y el congreso desoye las denuncias de la senadora Sofía Gaviria pidiendo razón sobre otro crimen de parecido calibre, los 704 secuestrados por las Farc cuyo paradero se desconoce (accesible en: https://goo.gl/llg3Fu ).
No tengo idea de cuantos niños aún permanecen en el Bienestar Familiar de las Farc, no hay cifras oficiales al respecto y, obviamente, las Farc jamás las revelarán. ¡Son ángeles inmaculados…!
Diferentes fuentes estiman entre once mil y siete mil los reclutados, aunque con gran bombo, entregaron veintiuno hace algunos meses y el Instituto de Bienestar Familiar reportó haber atendido seis mil desenfilados.
Mucho se ha hablado sobre el sufrimiento de la familia de la menor asesinada, nada sobre la angustia de las siete mil familias, usando la cifra menor, de los niños reclutados; ningún medio dice nada sobre los menores muertos en filas fuera de combate por no cumplir una orden o cometer faltas de menor cuantía. La niñas objeto sexual de comandantes y guerrilleros pasan como simple cero a la izquierda y las que fallecen por abortos inducidos en condiciones precarias para los medios no pasan de de malas.
Es la cruel radiografía de cuando el crimen fue cometido en la ciudad donde puede verse casi en vivo y en directo, o en la selva donde queda bajo el secreto que los fusiles de los jefes guerrilleros imponen a los “sapos” y el gobierno aliado los ignora para vender la falsa paz.
No tengo idea del trauma que causa en cada uno de estos niños haber aprendido a temprana edad a asesinar “enemigos” o a sus propios compañeros enjuiciados sin derecho a pataleo; vigilar secuestrados indefensos; prestar servicios sexuales contra su voluntad; sembrar minas quiebra patas cuyos efectos van conociendo durante su corta vida; asistir a destrucción de poblaciones donde se causaron decenas de muertos; haber sido sacados a la fuerza de sus humildes hogares; experimentar el aislamiento religioso que habían heredado de sus padres y hermanos.
Los responsables de este crimen de lesa humanidad con una manida confesión de “un error lamentable” o una “causa colateral” ante una jurisdicción especial cuyos jueces serán parcialmente impuestos por ellos mismos, solo deberán pagar una pena restaurativa equivalente a sembrar maticas en el jardín, después de lo cual podrán pasar de bandidos a “honorables” y dictarán las leyes que les plazca para el tránsito de un país de cafres a una sociedad moderna, justa e igualitaria.
Y todo esto se hace pasándose la Constitución por la faja, atropellando la voluntad popular y haciendo lo que al señor Santos le venga en gana; con los de la selva, porque si el criminal es un ladronzuelo de ciudad que roba un celular o un reloj, lo meten a la guandoca sin contemplaciones.
Confundimos perdón y reconciliación con alcahuetería; porque el NAF es solo eso, y la escala para entregar a Colombia al castrochavismo así nos traten de los del nunca. Y duele que nuestra clase dirigente lo apoye sin reato entregando a los bandidos la soga con que serán ahorcados, desconociendo el dicho popular rolo: “Tranquilo doptor que eso es lo mismo, pero esaptamente todo lo contrario”.

El rincón de Dios


"Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre más se aleja". San Agustín

Crónica 738

Revoltijo ¿Votaste por el SI en el plebiscito? Entonces no veo la razón para protestar porque te cobren más impuestos. La sola implementa...