viernes, 14 de marzo de 2014

Crónica 544

Mi gran amigo el Dr. Jesús Vallejo me ha dado la oportunidad de incluir en mi columna el escrito de su blog. Lo acojo por su actualidad, antes de un corto receso de mi escritos por ausencia del terruño. 

El gobierno de las mentiras

Por Jesús Vallejo Mejía
Recuerdo que, a raíz del escándalo por la financiación mafiosa de la campaña de Samper, Hernán Echavarría Olózaga declaró con mucho pesar que el Presidente de Colombia era un granuja.
Muchos colombianos tenemos hoy una percepción similar acerca de Juan Manuel Santos Calderón.
Lo que se ha visto en relación con el debate electoral del pasado domingo parece avalar esa mala impresión, pues es probable que en muchas décadas no hayamos presenciado unas elecciones tan sucias como las que, con su habitual desenfado, acaba de presentar como las más tranquilas y transparentes de nuestra historia.
Fernando Londoño Hoyos habla de ellas en El Tiempo denominándolas “el gran chocorazo” http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/fernandolondoo/el-gran-chocorazo-fernando-londono-hoyos-columnista-el-tiempo-_13636957-4
Hay dos graves antecedentes que apuntan hacia la responsabilidad que le compete al gobierno de Santos en este delicado asunto, ambos denunciados oportunamente por el hoy senador electo Álvaro Uribe Vélez: el Cartel de la Reelección y el manejo de los recursos para las entidades territoriales.
Hace varias semanas, el también hoy electo senador Ernesto Macías Tovar denunció ante la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes al Presidente de la República por la adjudicación de recursos presupuestales y nombramientos de personal en beneficio de congresistas de la llamada Mesa de Unidad Nacional que apoya la gestión del actual gobierno.
El contenido de la denuncia puede consultarse en http://carteldelareeleccion.com/
Se habla de que los recursos distribuidos entre los congresistas por estos conceptos ascienden probablemente a la exorbitante suma de tres billones de pesos. La candidata presidencial del Polo Democrático, Clara López, se ha presentado varias veces en Cablenoticias con la recopilación de los documentos de la denuncia para sustentar sus críticas contra la falta de garantías electorales por parte del gobierno. Y el expresidente Andrés Pastrana ha dicho en Twitter que por este medio el gobierno ha financiado irregularmente las campañas de los candidatos de la coalición que lo respalda en el Congreso, si bien la cifra que menciona es de dos billones y no de tres.
Desde luego que en un país decente estas denuncias habrían suscitado intensos y hasta acalorados debates en todos los escenarios de formación y manifestación de la opinión pública. Pero Colombia ya no es la “potencia moral” de que hablaba hace 70 años el hoy olvidado profesor Luis López de Mesa. Por consiguiente, a la “Gran Prensa” que sigue sumisamente la orientación que le fija el gobierno el tema le pareció poco digno de su interés, lo mismo que el fraude a que me refiero.
Por otra parte, el expresidente Uribe Vélez en varias ocasiones se ha referido al extraño procedimiento adoptado por el gobierno, consistente en retener los giros de las regalías en favor de entidades territoriales para distribuirlos después con ocasión de las campañas para elegir congresistas y presidente en el primer semestre de este año.
Los hechos demuestran que de este modo el gobierno ha utilizado los recursos fiscales para favorecer a sus candidatos y, por supuesto, la aspiración reeleccionista de Santos.
Me dijo en estos días una de mis fuentes de altísima fidelidad que por boca de un alcalde municipal, se enteró de que el gobierno les prometió a los municipios unos jugosos recursos condicionados a que en Antioquia sus autoridades promovieran la candidatura del senador Germán Darío Hoyos Giraldo, del Partido de la U que dice ser el del presidente Santos. Según datos actuales de la Registraduría Nacional del Estado Civil, dicho senador aparece reelegido el pasado domingo con 55,499 votos y ocupa el número 55 en la lista provisional de nuevos senadores que puede consultarse en http://www.elcolombiano.com/elecciones­2014.asp
En declaraciones que dio en estos días, el senador Juan Manuel Galán corroboró las acusaciones del expresidente Uribe Vélez en torno del papel que juegan las autoridades departamentales y municipales en la elección de senadores y representantes.
A través de ellas se canalizan recursos que gira el gobierno nacional, los cuales se gastan básicamente en nómina de personal y contratación que sirven de modo indirecto, pero ilegal y cuantiosísimo, para la financiación de las campañas políticas.
Se cree que un 20% de cada contrato va a las arcas de los políticos que lo gestionan. A ello hay que agregar que, si bien la contribución del personal a los grupos políticos con cargo a la nómina está prohibida, de hecho los vinculados tienen que seguir financiando a sus amos, so pena de perder sus puestos. A cuánto ascienden estas contribuciones, averígüelo Vargas, que sí debe de saber de eso.
No se ha investigado la medida en que el programa de casas gratuitas que puso en acción el hoy candidato vicepresidencial que acompaña a Santos les trajo beneficios a los promotores de su reelección. Pero, siguiendo la lógica perversa que rige la acción política entre nosotros, es probable que ahí se encuentre un rico filón.
Las campañas electorales son cada vez más costosas. No obstante la financiación estatal que las beneficia, los candidatos tienen que conseguir muchas veces recursos adicionales, sobre todo cuando su intención es hacerle fraude a la normatividad para gozar de las ventajas que otorga una bolsa bien nutrida. Bastante conocida es, en efecto, una perniciosa “ley de hierro” de las democracias actuales, en cuya virtud el voto es producto de la inversión que se haga en las campañas; o sea que, “a mayor cantidad de dinero, mayor cantidad de votos”.
Esos recursos adicionales proceden en buena parte del crimen organizado, pero también de la corrupción administrativa.
Poco se ha hablado en estos días de lo primero. En cambio, el gran debate que hoy se abre acerca de la suciedad de las elecciones presididas por Santos, tan transparentes como la urna de cristal que cargan los helicópteros militares en que pasean sus familiares, versa sobre los fondos públicos con que los contribuyentes han pagado las campañas de los que, una vez elegidos, les incrementan los gravámenes.
Es posible que gran cantidad de los recursos adicionales que obtienen los candidatos a través de empleos y contratos se destine a la compra de votos. Y este parece haber sido el medio fraudulento que más impacto tuvo en el chocorazo del domingo pasado.
Otra de mis fuentes me explicó el modus operandi del tráfico de votos en la Costa atlántica.
Según lo que me contó una persona conocedora del asunto, en vísperas de elecciones los agentes de compra de votos van de puerta en puerta ofreciendo el negocio. Esos agentes funcionan a cargo de sujetos que a su vez dependen de algún político que maneja la empresa electoral.
Establecidos los términos de la transacción, al votante se lo cita para que se haga presente en un sitio dado, en donde, con los demás vendedores, toma un bus que los transporta hacia los sitios de votación. Los votantes entran acompañados de sujetos que vigilan que depositen su voto y les dan instrucciones sobre cómo llenar los tarjetones.
Después de votar, a los vendedores les suministran algún refrigerio (puede tratarse incluso de tamales, como los que repartió el senador Roy Barreras) y los trasladan a determinado sitio en donde les pagan lo convenido.
Varios de mis corresponsales en Twitter me han comentado que el valor de cada voto se cotizó por lo bajo en $ 50.000, pero en algunas partes o circunstancias su precio pudo haber sido más elevado. Circula en Twitter la fotocopia de un tarjetón en que el votante le da las gracias a Besayle por los $50.000 que le pagó. Y otro trinador dijo hace un rato que en Santa Marta el voto se cotizó en $100.000.
La compra de votos parece ser una verdadera empresa ilegal. No siempre la maneja directamente el candidato interesado, sino que contrata con políticos de distintas localidades (por ejemplo, el José que compra votos en el barrio San Martín en Barranquilla), a cambio bien sea de dinero o de prebendas oficiales, como empleos,contratos, licencias, etc.
La senadora electa María del Rosario Guerra denunció estas prácticas en “La hora de la verdad”, señalando que debido a ellas la votación del Centro Democrático se vería severamente afectada en la Costa. como en efecto sucedió. Anunció además que expertos en elecciones le habían comentado que por obra de las malas prácticas en la Registraduría, al Centro Democrático le podrían robar medio millón de votos. El Comunicado que se dio a conocer hoy habla de por lo menos 250.000 votos.(Ver http://www.centrodemocratico.com/entrega­consolidada­ registraduria/)
Pues bien, como lo denuncia Fernando Londoño Hoyos en el artículo que atrás cité, todo indica que por obra de la compra de votos tres departamentos (Atlántico, Sucre y Córdoba) acaban de elegir “el 26 por ciento, más de la cuarta parte, de todo el Senado de la República. Atlántico tiene el 5 por ciento de la población del país y eligió 10 senadores; Córdoba, con el 3 por ciento de la población eligió 9 senadores, y Sucre eligió 7 con el 2 por ciento del censo nacional.” Y en el programa de Hassan Nassar en Cablenoticias acaban de informar que la Costa domina el 41% del Partido de la U.
Santos, el inefable Santos (inefable, porque el DRAE se queda corto en epítetos capaces de describir los oscuros abismos de su alma), se fue a última hora a la sede del Partido de la U a festejar su triunfo. Gritó destemplados vivas a la U y aprovechó para felicitar con sorna al “senador Uribe” por su decoroso segundo puesto en el certamen electoral.
Pero el primer puesto por el que se felicita a sí mismo y congratula a sus secuaces, es bastante deshonroso.
En efecto,¿en poder de quiénes queda la U, a la que Santos le acaba de vender el alma?
Reproduzco el listado de 21 senadores que se dan por elegidos, con sus respectivas votaciones:
Musa Besaile Fayad 145.402 1,01%; Bernardo Miguel Elías Vidal 140.143 0,97%; José David Name Cardozo 103.215 0,72%; Roosvelt Rodríguez Rengifo 100.229 0,70%; José Alfredo Gnecco Zuleta 97.741 0,68%; Oscar Mauricio Lizcano Arango 96.525 0,67%; Miguel Amin Escaf 83.944 0,58%; Eduardo Enrique Pulgar Daza 83.530 0,58%; Roy Leonardo Barreras Montealegre 80.534 0,56%; Maritza Martinez Aristizábal 73.037 0,51%; Martín Emilio Morales Diaz 69.818 0,48%; William Jimmy Chamorro Cruz 61.005 0,42%; Armando Alberto Benedetti Villaneda 60.980 0,42%; Sandra Elena Villadiego Villadiego 56.959 0,39%; Germán Darío Hoyos Giraldo 54.999 0,38%: Milton Arlez Rodriguez Sarmiento 54.815 0,38%: Andrés Felipe García Zuccardi 50.220 0,35%: Angel Custodio Cabrera Baez 46.675 0,32%; Manuel Mesías Enríquez Rosero 46.283 0,32%; Manuel Guillermo Mora Jaramillo 45.999 0,32%; Carlos Enrique Soto Jaramillo 5.852 0,32%.
(Fuente:http://congreso2014.registraduria.gov.co/99SE/DSE9999999_ L2.htm)
La gran mayoría son desconocidos para el ciudadano común y corriente. Para identificarlos, hay que entrar a Google y no es raro encontrar nombres que se mencionan en investigaciones de que dan cuenta los periódicos, o que la prensa asocia a grupos de parapolítica y a negociados, como el Carrusel de la Contratación en Bogotá.
Como dice Juan Carlos Pastrana en Twitter, es poco probable que Santos se atreva a hacerse fotografiar con Besayle y el ”Ñoño”. Pero ellos son los amos de la U, y no podrá ignorarlos al momento de promover sus políticas.
Si el de la U es el partido de Santos y sobre él reposa su fuerza parlamentaria, la lógica respalda la conclusión a que esta noche llegaron en el programa de Hassan Nassar los analistas de “La Silla Vacía”: Santos es el candidato de la politiquería.

Su cinismo sin límites lo llevó hoy a proclamar que quiere una campaña sin trampas ni agravios, fundada en la verdad, en las ideas, en los programas. Pero la gente del común no se llama a engaño y sabe de sobra que su gobierno, como lo señaló en su hora Luis Carlos Restrepo, es el de las mentiras. Tiempo habrá para ir mostrándolas una por una.

martes, 11 de marzo de 2014

Crónica 543

Sucedió el domingo

“No enseñes a tu hijo lo que puede comprar con el dinero, enséñale lo que NO puede comprar y será un hombre verdadero”

Las elecciones de esta semana dejan claras algunas inquietudes:


Unasur no es el organismo competente para vigilar unas elecciones democráticas, y no lo es por su composición donde varios de los países integrantes son simplemente dictaduras, como la de Venezuela o remedos dictatoriales con fachada democrática como Bolivia. Se necesitaba aval para las trampas y quien se hiciera el de la oreja mocha en la compra descarada de votos en la Costa Atlántica. 

Dramático el pésimo diseño del tarjetón que el 18,4% de los electores participantes simplemente no entendió y sus votos quedaron por fuera. Balota negra para la Registraduría que no tuvo la capacidad de informar debidamente a los usuarios ¿o lo diseñó a propósito con oscuros fines?

La abstención del 56,4% a la que se suma el 5,2% de voto en blanco sin lugar a dudas refleja la apatía para elegir un Congreso adicto a la mermelada. Hoy es una de las instituciones más desprestigiadas de nuestra patria.

El repunte inusitado del partido de la U que durante los primeros 18 boletines escrutados, aproximadamente el 80% de los votos, aparecía de tercero y, después de una pausa en las transmisiones aparece de primero. Nos recuerda al Tigrillo Noriega que de alguna parte sacó votos que no existían, escondió los que valían, o compró los que faltaban, para dar el triunfo a Misael Pastrana después de que el Dr. Carlos Lleras, reloj en mano, nos mandara a casa imponiendo el toque de queda.

El nulo control de la Registraduría a las campañas publicitarias de los diferentes movimientos políticos, especialmente la sesgada de la U haciendo creer que era el partido del expresidente Uribe para pescar parte de sus votos. Falta de ética que se ajusta a la de Juan Manuel Santos, Roy Barreras y la de Prieto, gerente de la campaña reeleccionista, quien ya había declarado que Santos era “Presidente de lunes a jueves y candidato de viernes a domingo”. No había caído en cuenta que elegimos Presidente por solo cuatro días a la semana, con razón el país está manga por hombro.

La renovación de parte del Congreso le dará un nuevo aire y la oportunidad de cambiar su maltrecha imagen. No creo que la posición del Centro Democrático, como muchos auguran, sea obstruccionista o vaya en contravía de la paz que todos anhelamos. Obviamente si estará encaminada a que esta no se convierta en una entrega de nuestra democracia al Castrochavismo y ejercerá un control político a la repartición indiscriminada de mermelada por todas partes. En eso no estará solo, lo acompañarán desde otra orilla de pensamiento la Alianza Verde, parte del partido Conservador y otros movimientos. La ciudadanía esta indigesta con el actual Congreso y, en las elecciones, quedó ampliamente demostrado. 

La elección de siete magistrados de la Corte Constitucional es otro gran reto para el nuevo Congreso y otra oportunidad para reivindicarse, si algo necesita purificarse es la justicia que anda de capa caída hace rato. 

El Rincón de Dios

“Una condición previa para la paz es el desmantelamiento de la dictadura del relativismo moral y del presupuesto de una moral totalmente autónoma, que cierra las puertas al reconocimiento de la imprescindible ley moral natural inscrita por Dios en la conciencia de cada hombre.” Benedicto XVI

martes, 4 de marzo de 2014

Crónica 542

Salvavidas
La designación de “Fabián Ramírez” como nuevo negociador de las Farc en la Habana tiene connotaciones que la gran prensa ha preferido dejar de lado para no entorpecer la llegada de la mermelada. 
La primera, el salvavidas llegado desde Venezuela, sede principal de “Timochenko”, al designarlo como negociador cuando el ejército lo tenía a tiro de cauchera, acorralado y sin salida. Pierde la Central de Inteligencia varios años de arduo trabajo para dar con su exacto paradero, enterarse de sus movimientos y desenmascarar sus pilatunas. Ya había escapado del primer bombardeo de su campamento por información de inteligencia guerrillera, pero su captura o baja eran inminentes. Es un caso parecido al del ‘Mono Jojoy’ que se escapó varias veces por información infiltrada. Es posible que en el caso de ‘Ramírez’ los datos hayan sido conseguidos por los espías cubanos que denunciaron la operación Andrómeda, con el supuesto beneplácito de Sergio Jaramillo, y que, con sobrada razón, sacó de la ropa al general Barrero quien terminó en traje de Everfit. 
Pablo Victoria va más lejos al afirmar que sus fuentes le aseguran que Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo se reúnen a solas con las Farc, excluyendo de estas al general Jorge Enrique Mora, para tratar temas secretos y sobre las Fuerzas Armadas que las Farc tratan de desmantelar a todas luces y, songo sorongo, están logrando. Desplantes como el de permitir que objetivos de alto valor sean rescatados cuando están a tiro de piedra como este terrorista y ‘Pablo Catatumbo’ para participar en las tertulias de la Habana, son desmoralizadoras para el ejército. Pronto estarán el la mesa los comandantes faltantes superando con creces el número de contertulios del gobierno. 
La segunda, es mas compleja: En este momento se discute el problema del narcotráfico, que las Farc insisten en negar, y unen a la mesa al mayor narcotraficante de la organización con circular roja de Interpol y oferta de recompensa por 2,5 millones de dólares por su captura, al que le salvan la vida para continuar con el negocio a partir de las Zonas de Reserva Campesina que Santos ni corto ni perezoso les otorgará y que ‘Fabián Ramirez’ sabrá negociar. 
Cuento de película como si en su tiempo el negociador del narcotráfico hubiese sido ‘El Mexicano’, que, entre otras, estuvo aliado con ‘Fabián Ramírez’ y el ‘Negro Acacio’ en la protección, a cambio de participación, de los famosos laboratorios de Tranquilandia en los Llanos de Yari, descubiertos contra viento y marea por el Coronel Jaime Ramírez Gómez’, asesinado por los carteles de la droga, así como su gran amigo y respaldo, el ministro Rodrigo Lara Bonilla
El Rincón de Dios

“Queridos hermanos y hermanas, que este tiempo de Cuaresma encuentre a toda la Iglesia dispuesta y solícita a la hora de testimoniar a cuantos viven en la miseria material, moral y espiritual el mensaje evangélico, que se resume en el anuncio del amor del Padre misericordioso, listo para abrazar en Cristo a cada persona. Podremos hacerlo en la medida en que nos conformemos a Cristo, que se hizo pobre y nos enriqueció con su pobreza.” Papa Francisco

Crónica 738

Revoltijo ¿Votaste por el SI en el plebiscito? Entonces no veo la razón para protestar porque te cobren más impuestos. La sola implementa...