domingo, 31 de julio de 2016

Crónica 644

Poco a poco…

“Poco a poco me voy acercando a ti, cada vez la distancia se va haciendo menos…” La letra de este bolero abre nuestros ojos al futuro, el socialismo del siglo XXI, dirección que se sigue implementando con la llegada de soldados cubanos (¿de la Onu?) para la verificación de la dejación de armas en las zonas de despeje, reformas exprés a la constitución y leyes habilitantes copia fiel de los procederes de Chávez.
No entiendo como seguimos ciegos al espejo que tenemos al lado. Lo que se ve en el vecino país es aterrador, inaudito, preocupante, digno de solidaridad. Un ejemplo fue claro, la apertura provisional de la frontera que la Canciller Holguín en otro acto salomónico aceptó cerrar de nuevo, dio una muestra de la desesperación de nuestros hermanos que, desde poblaciones lejanas, viajaron a tratar de conseguir lo esencial para sus hogares. Y ¿cuál fue el gasto promedio de las 35.000 personas que  cruzaron la frontera un fin de semana? $ 50.000. ¿Qué se compra en Colombia con inflación del 8% por esa suma? Vaya a un mercado barato como el D1 o a la plaza de mercado y haga el ensayo. ¿Hasta 100 kilómetros de viaje para comprar cincuenta mil pesos de productos de primera necesidad? ¡La desolación es en grande!
El desmantelamiento del personal calificado de PDVSA en Venezuela, la burocratización gobiernista inepta y el abandono de los objetivos empresariales iniciales, ha determinado la disminución de la producción agravada por la baja en los precios y el derroche de la bonanza, ejemplo que seguimos casi al pie de la letra. El gobierno colombiano en 2013 recibió 23 billones de pesos del petróleo, dicen que este año no pasará de 1,5 billones ¿Podrán seguir con el despilfarro? Las exploraciones están de capa caída, hubo épocas donde se perforaron más de cien pozos en un año, ahora se estiman en 5 y las reservas probadas durarán como cinco años según los expertos. 
Tenemos un déficit fiscal del orden de $34 billones, la calificación de riesgo sigue cayendo y la reforma tributaria prevista dicen que no recaudará más de $8 o $9, billones. ¿Cómo se van a financiar los compromisos del posconflicto adquiridos en La Habana?
Para no alargar el chico, como dicen los jugadores de billar, las dudas que hay motivaron la propuesta del Movimiento de Unidad Republicana, que sería una gran coalición de quienes tenemos dudas sobre lo acordado en La Habana, y repito lo afirmado anteriormente, no estamos en contra de la paz, solo buscamos que se replanteen algunos puntos que afectarían la estabilidad del Estado de Derecho.

El rincón de Dios


“El demonio es como un perro rabioso atado a la cadena; no puede herir a nadie más allá de lo que le permite la cadena. Mantente, pues, lejos. Si te acercas demasiado, te atrapará.” Santo padre Pio

martes, 26 de julio de 2016

Crónica 643

Votaré NO

Estoy de acuerdo con Alfonso Monsalve, el plebiscito es legal, fue aprobado por el congreso y ratificado por la Corte, pero ese hecho no lo convierte en legítimo. En el fondo, es una trampa. Eso no nos derrota, votaremos por el NO y, para no llover sobre mojado, los invito a leer los siguientes enlaces:
Votar negativamente no es votar contra la paz que todos anhelamos; no es votar a favor de la guerra; no es rechazar la totalidad de lo pactado en La Habana. Somos consientes de que un proceso de paz sin negociación no se consigue; pero a una paz estable y sostenible no se llega a través de la capitulación; comprometiendo recursos que el país no tiene; entregando a una  contraparte de quince mil maleantes el derecho de modificar el modelo económico, la justicia y el futuro del Estado de Derecho al que cuarenta y siete millones de ciudadanos de bien anhelan.
Voy más lejos: comparto que haya una justicia transicional siempre que no se reemplace la pena con sembrar maticas en el jardín con una detención efectiva con vigilancia de la autoridades del Estado, así sea en colonias agrícolas o algo por el estilo; que aspiren al congreso después de cumplir la condena reducida sometiéndose a votación popular, aunque para ello se creen jurisdicciones especiales.
Pero hay otras que definitivamente no me cuadran: que sea la contraparte la que participe en la conformación de los tribunales de justicia que los juzguen y se presten para vengarse de sus opositores; que la comisión de la verdad sea integrada solo de acuerdo a su ideología; que el desarrollo agrícola se condicione a sus objetivos; que el narcotráfico y el secuestro sean delitos conexos; que tengan que consultarse con ellos las medidas necesarias para la destrucción de los cultivos ilícitos; que la reparación de las víctimas se haga solamente con recursos del estado, pare mencionar solo algunas. No me extiendo aquí, en los enlaces citados están detallados los argumentos.
 La refundación de la patria está claramente definida en los borradores publicados, en las extensas argumentaciones de los abogados de izquierda radical, como la detallada de Enrique Santiago. La ideología del proceso está matriculada en la clara tendencia castro chavista así se trate de demostrar lo contrario. Los ideólogos de la mesa por parte del gobierno: Enrique Santos, Sergio Jaramillo y algunos de los asesores como Piedad Córdoba tienen clara la dirección que buscan; los demás integrantes de la mesa son puro relleno o los obnubiló la mermelada, el general Mora, nos intriga; me desilusiona la actitud de Humberto de la Calle a quien creía más aterrizado. La forma en que en el proceso se ha manejado a base de triquiñuelas y engaños le ha quitado la credibilidad que necesita. La manipulación y reversa de reformas constitucionales, como la del referendo por ejemplo, y otras tramitadas contra el orden constitucional no generan confianza.
Estas son otras de las razones por las cuales votaré por el NO.     

El rincón de Dios


"Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre más se aleja". San Agustín

martes, 12 de julio de 2016

Crónica 642

El rincón de Dios

Empiezo al revés, siempre dejo para el final el rincón de Dios no para todos grato, muchos no comulgan con la palabra de Dios. La Conferencia Episcopal aboga por la paz citando el evangelio: “Dichosos los que abogan por la paz…” ¿a cualquier precio?... porque para lograr un acuerdo se torció el pescuezo a la Constitución y se refunda el país hacia inciertas vertientes ideológicas. En lugar de polemizar, traigo a colación algunas reflexiones de altos prelados:
“No se puede llegar a la paz sin un ideal colectivo, sin honestidad de todos y sin verdad en los procedimientos. La mentira es el camino más rápido a la confusión y a la desidia en procesos de paz. Es inconsistente la paz fundada solo sobre publicidad, aunque esta tenga nivel internacional.” Ricardo Tobón, Arzobispo de Medellín.
“Yo les digo hoy a los militantes de las FARC y el ELN, a los miembros de las autodefensas, a los narcotraficantes, pero también a los agentes del estado y a todas las personas que de una u otra forma contribuyeron a que el conflicto armado se hiciera cada vez más una guerra sucia, que hagan ese proceso de descubrir la verdad acerca de sí mismos; que no sigan encubriendo sus crímenes con la mentira; que sean capaces de descubrir la realidad del crimen, la realidad de la falta cometida. En todo proceso de conversión se parte siempre del principio de que se tiene que reconocer la realidad y la naturaleza del pecado. El primer paso es el examen de conciencia. Que ellos sean capaces de dejar a un lado todas las mentiras que se han dicho a lo largo de todos estos años de conflicto y, por lo tanto, que poco a poco puedan descubrir toda la verdad. Y a la luz de esa verdad sean capaces de darse cuenta de la enormidad del crimen cometido y el daño causado a la dignidad de otros seres humanos. 
Y, al tomar conciencia de su pecado, muestren arrepentimiento; puedan darse cuenta de que han causado un daño, que han cometido un crimen y se arrepientan de haberlo cometido. Y al arrepentirse pidan perdón. Y prometan no volver a hacerlo y se comprometan en procesos de reparación del daño causado. Sin este proceso –que se vive en el sacramento de la confesión por el cual se hacen objeto de la misericordia de Dios- no hay conversión posible.” Cardenal Rubén Salazar.
“Los creyentes, por mandato del Evangelio, estamos llamados a luchar por la paz. El Papa ha dicho que las cosas comienzan por uno mismo, antes que pedirles cambios a los demás. También somos invitados a orar incesantemente para obtener el don de la paz. Igualmente nos compete crear y propiciar ambientes de justicia que hagan que cualquier asomo de paz pueda echar raíces profundas. Pero no menos importante es que cualquier perspectiva de paz esté aclimatada en ambiente de libertad, de respeto a la vida y a los bienes, de reparación a las víctimas de parte de las guerrillas destructoras y esto también es exigencia que hacemos los creyentes en la dignidad de las personas. Para un cristiano la paz es la que viene de Dios; la de los políticos, si encaja allí́, bienvenida sea. De lo contrario, hay que dejar madurar los procesos y no pecar de ingenuos para que en pocos años no estemos añorando el malestar actual en el cual todavía es posible, al menos, respirar.” Presbítero Rafael de Brigard.
¿Vira la Iglesia?

Aprendimos en el Catecismo del Padre Astete: Examen de conciencia; arrepentimiento de nuestros pecados; propósito de la enmienda; confesión de nuestras culpas; cumplir la penitencia. ¿Será mucho pedir a la guerrilla?

Crónica 741

Contrastes “Lo correcto es correcto, incluso si todos están en su contra y lo incorrecto es incorrecto, incluso si todos están de acuerdo...