Crónica 643

Votaré NO

Estoy de acuerdo con Alfonso Monsalve, el plebiscito es legal, fue aprobado por el congreso y ratificado por la Corte, pero ese hecho no lo convierte en legítimo. En el fondo, es una trampa. Eso no nos derrota, votaremos por el NO y, para no llover sobre mojado, los invito a leer los siguientes enlaces:
Votar negativamente no es votar contra la paz que todos anhelamos; no es votar a favor de la guerra; no es rechazar la totalidad de lo pactado en La Habana. Somos consientes de que un proceso de paz sin negociación no se consigue; pero a una paz estable y sostenible no se llega a través de la capitulación; comprometiendo recursos que el país no tiene; entregando a una  contraparte de quince mil maleantes el derecho de modificar el modelo económico, la justicia y el futuro del Estado de Derecho al que cuarenta y siete millones de ciudadanos de bien anhelan.
Voy más lejos: comparto que haya una justicia transicional siempre que no se reemplace la pena con sembrar maticas en el jardín con una detención efectiva con vigilancia de la autoridades del Estado, así sea en colonias agrícolas o algo por el estilo; que aspiren al congreso después de cumplir la condena reducida sometiéndose a votación popular, aunque para ello se creen jurisdicciones especiales.
Pero hay otras que definitivamente no me cuadran: que sea la contraparte la que participe en la conformación de los tribunales de justicia que los juzguen y se presten para vengarse de sus opositores; que la comisión de la verdad sea integrada solo de acuerdo a su ideología; que el desarrollo agrícola se condicione a sus objetivos; que el narcotráfico y el secuestro sean delitos conexos; que tengan que consultarse con ellos las medidas necesarias para la destrucción de los cultivos ilícitos; que la reparación de las víctimas se haga solamente con recursos del estado, pare mencionar solo algunas. No me extiendo aquí, en los enlaces citados están detallados los argumentos.
 La refundación de la patria está claramente definida en los borradores publicados, en las extensas argumentaciones de los abogados de izquierda radical, como la detallada de Enrique Santiago. La ideología del proceso está matriculada en la clara tendencia castro chavista así se trate de demostrar lo contrario. Los ideólogos de la mesa por parte del gobierno: Enrique Santos, Sergio Jaramillo y algunos de los asesores como Piedad Córdoba tienen clara la dirección que buscan; los demás integrantes de la mesa son puro relleno o los obnubiló la mermelada, el general Mora, nos intriga; me desilusiona la actitud de Humberto de la Calle a quien creía más aterrizado. La forma en que en el proceso se ha manejado a base de triquiñuelas y engaños le ha quitado la credibilidad que necesita. La manipulación y reversa de reformas constitucionales, como la del referendo por ejemplo, y otras tramitadas contra el orden constitucional no generan confianza.
Estas son otras de las razones por las cuales votaré por el NO.     

El rincón de Dios


"Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre más se aleja". San Agustín

Comentarios

Carlos Mario Ochoa ha dicho que…
Muy acertado punto de vista. Votar Si es entregar el país a las Farc, mejor dicho, que ganaron la guerra y el resto de ciudadanos del país somos los vencidos!!!

Entradas populares de este blog

Crónica 690

Crónica 706

Crónica 697