sábado, 26 de septiembre de 2015

Crónica 606

Vamos entendiendo…
Juampa y ‘Timochenko’ se salieron con la suya, como siempre, gana el contrincante. Despejaron dudas que algunos no habían captado, quedó claro el silencio del problema fronterizo y el oso en Quito, no era el momento para incomodar a Maduro. 

‘Timochenko’ llegó a Cuba procedente de Venezuela en el avión de matrícula YV2869 perteneciente a PDVSA para que no quepa duda, y Juampa complementó el sainete declarando que el acuerdo final se firmará en Oslo el 23 de marzo del año próximo. Registro para el premio Nobel a la capitulación. 

El montaje fue con todas las de la ley, el Papa estaba en Cuba, y en la ONU los discursos de ambos se dieron con escasa diferencia lo cual produjo réditos políticos adicionales. El acuerdo recibió bendiciones de John Kerry, la ONU y la comunidad internacional. ¡Quedamos matriculados!

No soy tan radical respecto a que los guerrilleros deben pagar cárcel, la paz requiere sacrificios, pero con límites. El acuerdo estuvo bien adobado y presentado. No habrá impunidad, bueno, eso es lo que la letra da a entender, pero entre el gobierno y la fiscalía la diferencia de interpretación es arrolladora. Mientras el Ministro del Interior asegura que tendrán un lugar de detención restringida con vigilancia adecuada (algo parecido a las colonias agrícolas que propone Marta Lucía Ramirez), el Fiscal, menos ambiguo, destapó el caldero diciendo que todos los delitos que no sean internacionales para la CPI, solo cuatro, pueden se conexos y la reclusión puede darse en un municipio por ejemplo. Esta figura no cuadra con la del Ministro, ¿quien los controla en Puerto Asís, Barbacoas, Tumaco, Ricaurte, San José del Guaviare, Cartagena del Chairá, el Doncello, Nóvita, Vigía del Fuerte o Caldono para mencionar solo algunos de los lugares que por largo tiempo han tenido bajo su dominio? La impunidad es manifiesta y si para ello se necesita una ley o reforma ahí están el congresito y la ley habilitante estilo Chávez que ahora se tramita.

Tampoco me despeluca la Jurisdicción Especial para la Paz siempre que se justa y equilibrada. Para empezar, es inaceptable una composición asimétrica del tribunal donde podrán incluirse raposas jurídicas como Baltazar Garzón u otras por el estilo, Montealegre ya pidió pista. Si los jueces los eligen entre las Farc y el gobierno de común acuerdo ¿el victimario será juzgado por quien él designe? Lo justo sería que el tribunal fuera de elección popular donde se exijan unas cualidades para aspirar al cargo. Al menos así 47 millones de colombianos tendríamos la oportunidad de escoger, proporcionalmente a la ideología política, los jueces de los bandidos.

Es infame que se equiparen bandidos con miembros de la fuerza pública y ciudadanos de bien que se hayan visto obligados a pagar vacuna a delincuentes para defender su patrimonio o familia, sean de las Farc o paramilitares. Infame también que se mantengan en prisión a quienes por hablar legítimamente con enemigos de las Farc se les endilgaron culpas que no tienen, mientras que sus amigos, Teodora por ejemplo, apoya sin tapujos la dictadura vecina, se abraza con los jefes de las Farc, denigra de nuestra patria y goza de libertad e inmunidad. 

Lo más enredado es el eufemismo de la dejación de las armas. Sergio Jaramillo fue contundente, las armas no serán entregadas por las Farc al gobierno, uno de los mecanismos podría ser que las entreguen a un ente diferente que las destruya. ¿A Unasur, el Foro de Sao Paulo o la Marcha Patriótica? Las cosas deben llamarse por su nombre y evitar máscaras y disfraces. Entre tanto estarán ahí para apoyar elecciones, desterrar opositores, hacer lo que les venga en gana.

El Rincón de Dios
"Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz si no viene acompañada de equidad, verdad, justicia y solidaridad”. Juan Pablo II

lunes, 21 de septiembre de 2015

Crónica 605

Apabullados
 El Papa en la Habana destacó: “Y así la larga noche de dolor y de violencia, con la voluntad de todos los colombianos, se pueda transformar en un día sin ocaso y de concordia, fraternidad y amor en el respeto de la institucionalidad del derecho nacional e internacional, para que la paz sea duradera”
De manera mi querido Juampa que en lugar de trinar a través de su cuenta agradeciendo el apoyo del Papa al proceso, párele bolas a la condiciones que menciona para que la paz se respetada, acogida, sostenible y duradera.

No se respeta el derecho nacional si se cambian las reglas del juego vigentes en la Constitución por unas amañadas para apabullar a quienes disienten de algunos puntos de lo que se cocina en La Habana. Ni se respeta expidiendo facultades extraordinarias para legislar sobre algo que el pueblo no conoce, ni conocerá, antes de validarlos a su antojo. Jamás burlando la promesas hechas para mantenerse en el poder, tirando el referéndum por la borda.

En lo internacional, ni hablar. A sabiendas de que debemos tragarnos los inmensos sapos de la justicia transicional y la participación en los cuerpos colegiados de autores de delitos de lesa humanidad, aceptar que el narcotráfico ejercido por el mayor cartel de la droga del mundo es conexo a delitos políticos tuerce el pescuezo a todas las normas éticas  y jurídicas aceptadas así lo aprueben las raposas designadas para ello.

……

Maduro en Ecuador jugó de local: Chávez fue el mentor de Unasur y se comunica con su heredero a través de un pajarito; el Secretario Samper le debe Maduro el sueldo y puesto; Tabaré Vásquez preside el engendro; Correa es el socio dueño de la sede y preside Celac, otro embeleco por el estilo; el foro de Sao Paulo es el patrón de la ideología. Maduro será bruto, pero tiene calzones y confía en el apoyo, no de Cuba de donde recibe órdenes, de Putin el gran jefe pluma blanca. En cambio hace más bulla un marica en tenis que Juampa, se queda calladito. Salió el primero triunfante y el segundo regresó con la cola entre las patas. Ambos dirán por conveniencia que fue una reunión fructífera. De ella nada quedó claro.

El temblor de Juampa es de 8 grados en la escala de Richter, si pelea con su amigo se  enoja ‘Timochenko’, no puede darse ese lujo ahora que necesita firmado el papelito de La Habana antes de las elecciones de octubre. Maduro, al que se le estrelló un Sukhoi en la frontera con Colombia, prometió reemplazarlo con doce nuevos a pesar de no tener con qué comprar papel higiénico para surtir los supermercados, eso aumentó el susto de su homónimo colombiano. De eso se trata.

Colombia seguirá siendo el malo de la película, la coca que por el país vecino fluye en caudal mayor al del Amazonas es culpa nuestra, el cartel de los soles solo lo disfruta con anuencia de Diosdado y, para el caso, no lo envían las Farc sino paramilitares que hace rato desaparecieron. Las invasiones aéreas y terrestres a nuestro territorio seguirán siendo simples incursiones turísticas de buena voluntad. El regreso de colombianos a su tierra se intensificará, no por deportaciones indiscriminadas, por hambre físico, se les dificultará más el acceso a las compras de bienes casi inexistentes y la imposibilidad económica que les acarrea una inflación estimada del 180% para este año, que obviamente también es culpa nuestra.   

El rincón de Dios
“(…) No se sirven ideologías sino personas… (…) Quien no vive para servir, no sirve para vivir” Homilía del Papa Francisco en La Habana

martes, 15 de septiembre de 2015

Crónica 604

Intereses paralelos
Juampa y Maduro tienen intereses paralelos. El primero necesita una cortina de humo para torcerle el pescuezo a la Constitución creando el ‘congresito’ y el segundo para evitar una paliza electoral en las elecciones de diciembre. Ahí nace el conflicto fronterizo en el que entrará Correa para ahuyentar suspicacias. 

Se han barajado varias hipótesis, pero en mentideros bogotanos de alto turmequé escuché la última: es un pacto finamente tejido entre ambos personajes. Se entienden entonces las hipócritas sonrisas de María Angela Holguín, Delcy Rodríguez y Rodolfo Nin en su conveniente encuentro en Ecuador con el adalid de la moral Ernesto Samper, el manido respaldo de Rafael Correa y la ‘pensadera’ de Juampa para no alborotar el avispero. ¡Un tejemaneje perfecto! 

La anunciada nota de protesta de la Canciller Holguín y Chamberlain Villegas por la invasión venezolana del espacio aéreo será inocua. 

Nada está acordado hasta que todo esté acordado es embuste engañabobos, todo está acordado. Falta firmar el papelito, la implementación de los detalles los aprobará sin reato el ‘congresito’ evitando el “suicidio” del referéndum que se nos había prometido y sobre el cual comimos cuento. La estorbosa ley del marco jurídico para la paz es un cadáver insepulto, no gustó a quienes manipulan a su antojo la tertulia habanera y pronto será derogada para darles gusto. Se abre así la puerta a la impunidad que reclaman y les será otorgada sin las cortapisas impuestas por la Corte Constitucional que nada objetará, está debidamente enmermelada.

Lo aseverado no es fácil de objetar, las fumigaciones siguen suspendiéndose mientras las pachochas autoridades ambientales dan la orden definitiva; las zonas de reserva campesina se siguen aprobando según las instrucciones de La Habana y no lo enunciado en la ley de 1994, serán del corte que las Farc necesita para dominar extensas áreas del territorio nacional; el desmonte de las Fuerzas Armadas va por el camino convenido, en el presupuesto del próximo año se les recorta el 54% de las apropiaciones; la justicia transicional se cacarea diariamente; el cese bilateral del fuego no tardará en anunciarse pese a que no habrá entrega de las armas, se dejarán guardadas a conveniencia y sin fecha definida mientras se implementa lo acordado. Dejo de llover sobre mojado, al respecto los partícipes de la tertulia y el gobierno nos ofrecen a diario abundante cantaleta. 

 ****

Por segunda vez acaba de ser condenado a prisión mi sobrino. Su pecado: haber pertenecido a una Convivir legal en Urabá creada por César Gaviria y Rafael Pardo. Había sido secuestrado por las Farc en Acandí y por el secuestrador humanitario León Valencia en Apartadó, ejerció su derecho a la defensa sin atacar a nadie. Vale anotar que cuando se efectuó la negociación con el EPL en su finca de Carepa acogió reinsertados de ese grupo, alrededor del 60% de los trabajadores en su bananera eran exguerrilleros del EPL. Entre tanto, Theodora, Gloria Cuartas y el cura Javier Giraldo quienes montaron el amañado juicio a través del Colectivo de Abogados, cuyas ejecutorias todos conocen, disfrutan de plena libertad como la disfrutarán los máximos bandidos de las Farc. El secuestrador humanitario ha recibido de Juampa contratos por mil cuatrocientos millones de pesos para participar en la restitución de tierras de desplazados suyos y de las AUC y escribir sobre la paz. ¿Ya iría por su nuevo contrato a la Fiscalía? ¡Muévase que están de moda! Natalia Springer puede orientarlo.

El rincón de Dios
“No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará.” Gálatas 6:7

martes, 8 de septiembre de 2015

Crónica 603

Epígrafe
Dando rienda suelta al beneficio de la duda, tal vez debamos admitir algunos disparates si queremos la paz. No me preocupa gran cosa la justicia transicional, tampoco que se otorguen algunas curules a los bandidos, como fue concebida la tertulia, sin ceder en estos puntos es difícil lograr acuerdos; pero ambos deberían tener reglas claras y finitas. Me parece  inadmisible que se acepten sin concretar la entrega de las armas, el cuento de la dejación es monumental esperpento que nos dejaría todo el tiempo en el filo de la navaja, su verificación  sería imposible por no saber donde las ocultan, jamás revelarán la ubicación de sus caletas. 

Hay otras líneas rojas que al cruzarlas espantaría a muchos para refrendar los acuerdos, por ello se buscan fórmulas ‘expeditas’ como lo menciona De la Calle, para hacerlo a espaldas del pueblo, llámense congresito u otro mamarracho por el estilo. Se necesita que nos expliquen el funcionamiento acordado de las Zonas de Reserva Campesina, cuyo ensayo en el Catatumbo ha sido desastroso; la Circunscripciones Electorales Especiales, que con la amenaza de las armas de las Farc podrán manipular a sus anchas para elegirse sin tropiezo y alcanzar a corto plazo el poder que buscan en La Habana; el fin de los cultivos ilícitos que ayudaría a desmontar el mayor cartel del narcotráfico del mundo; la desaparición de la minería ilegal y protección del medio ambiente en la que las Farc son expertos como lo han demostrado con la voladura de oleoductos, contaminación de fuentes hídricas y  destrucción de selvas milenarias; y, para no alargar el chico, como se manipulará la Reforma Agraria Integral con su sabia participación. Todo un galimatías.

Pasando a otro tema, una cosa es la prudencia y otra, ingenuidad, debilidad o pendejada. Haber elegido primero a Unasur para analizar el conflicto en la frontera a sabiendas de que Maduro la domina no solo fue candidez, fue una pérdida de tiempo precioso que le permitió al sátrapa vecino preparar la humillación en la OEA y debilitar la posible intervención de la ONU, donde además, contamos con mamerta embajadora. La Canciller, en lugar de estar distraída en una visita tardía a la frontera y compartiendo mojitos con ‘Iván Márquez’ en La Habana, debería haber hecho su oficio: buscar los votos necesarios para que fuéramos escuchados en lugar de encaminarnos a ese oso tan peludo. Ahora cerraron Paraguachón en la Guajira y seguirán con Arauca, para que no quepa dudada de que es Maduro, lucido garante de la tertulia que supervisa su jefe don Fidel, quien tiene la sartén por el mango. De Unasur ya deberíamos estar fuera y la OEA ratifica que es un organismo inútil, si en ella no es posible exponer un simple punto de vista cuando no se estaba pensando pedir sanciones.

  El país democrático enfrenta su enfermedad terminal. Debe prepararse para el postconflicto acompañado de la crisis a que nos está llevado la baja de los precios del petróleo y la imprevisión promovida por la urgencia de mermelada para obtener respaldos oscuros que no hay necesidad de precisar, los entiende un alumno de primero elemental. Se agrava con la deserción de inversionistas extranjeros que ven desde la óptica lógica que la incertidumbre no les brinda garantías, que la reforma tributaria fue confiscatoria, que por inanición será imposible cumplir los compromisos que se negocian en La Habana.

El rincón de Dios
“Tener un lugar a donde ir, se llama hogar. Tener personas a quienes amar, se llama familia. Tener ambas, se llama bendición.” Papa Francisco

Crónica 741

Contrastes “Lo correcto es correcto, incluso si todos están en su contra y lo incorrecto es incorrecto, incluso si todos están de acuerdo...