Crónica 605

Apabullados
 El Papa en la Habana destacó: “Y así la larga noche de dolor y de violencia, con la voluntad de todos los colombianos, se pueda transformar en un día sin ocaso y de concordia, fraternidad y amor en el respeto de la institucionalidad del derecho nacional e internacional, para que la paz sea duradera”
De manera mi querido Juampa que en lugar de trinar a través de su cuenta agradeciendo el apoyo del Papa al proceso, párele bolas a la condiciones que menciona para que la paz se respetada, acogida, sostenible y duradera.

No se respeta el derecho nacional si se cambian las reglas del juego vigentes en la Constitución por unas amañadas para apabullar a quienes disienten de algunos puntos de lo que se cocina en La Habana. Ni se respeta expidiendo facultades extraordinarias para legislar sobre algo que el pueblo no conoce, ni conocerá, antes de validarlos a su antojo. Jamás burlando la promesas hechas para mantenerse en el poder, tirando el referéndum por la borda.

En lo internacional, ni hablar. A sabiendas de que debemos tragarnos los inmensos sapos de la justicia transicional y la participación en los cuerpos colegiados de autores de delitos de lesa humanidad, aceptar que el narcotráfico ejercido por el mayor cartel de la droga del mundo es conexo a delitos políticos tuerce el pescuezo a todas las normas éticas  y jurídicas aceptadas así lo aprueben las raposas designadas para ello.

……

Maduro en Ecuador jugó de local: Chávez fue el mentor de Unasur y se comunica con su heredero a través de un pajarito; el Secretario Samper le debe Maduro el sueldo y puesto; Tabaré Vásquez preside el engendro; Correa es el socio dueño de la sede y preside Celac, otro embeleco por el estilo; el foro de Sao Paulo es el patrón de la ideología. Maduro será bruto, pero tiene calzones y confía en el apoyo, no de Cuba de donde recibe órdenes, de Putin el gran jefe pluma blanca. En cambio hace más bulla un marica en tenis que Juampa, se queda calladito. Salió el primero triunfante y el segundo regresó con la cola entre las patas. Ambos dirán por conveniencia que fue una reunión fructífera. De ella nada quedó claro.

El temblor de Juampa es de 8 grados en la escala de Richter, si pelea con su amigo se  enoja ‘Timochenko’, no puede darse ese lujo ahora que necesita firmado el papelito de La Habana antes de las elecciones de octubre. Maduro, al que se le estrelló un Sukhoi en la frontera con Colombia, prometió reemplazarlo con doce nuevos a pesar de no tener con qué comprar papel higiénico para surtir los supermercados, eso aumentó el susto de su homónimo colombiano. De eso se trata.

Colombia seguirá siendo el malo de la película, la coca que por el país vecino fluye en caudal mayor al del Amazonas es culpa nuestra, el cartel de los soles solo lo disfruta con anuencia de Diosdado y, para el caso, no lo envían las Farc sino paramilitares que hace rato desaparecieron. Las invasiones aéreas y terrestres a nuestro territorio seguirán siendo simples incursiones turísticas de buena voluntad. El regreso de colombianos a su tierra se intensificará, no por deportaciones indiscriminadas, por hambre físico, se les dificultará más el acceso a las compras de bienes casi inexistentes y la imposibilidad económica que les acarrea una inflación estimada del 180% para este año, que obviamente también es culpa nuestra.   

El rincón de Dios
“(…) No se sirven ideologías sino personas… (…) Quien no vive para servir, no sirve para vivir” Homilía del Papa Francisco en La Habana

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 706

Crónica 697

Crónica 698