martes, 18 de septiembre de 2012

Crónica 488


Para que no se diga

“Lo preocupante no es la perversidad de los malos sino la indiferencia de muchos que se creen buenos. El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica de la envidia. Su defecto inherente es la distribución igualitaria de la miseria.” Winston Churchill
Mi correo está a punto de colapsar con el tema de las negociaciones de paz en las que me ratifico, no creo, y pienso además que en mucho al gobierno se le fue la mano. Pero debo ser razonable y comentar también los puntos positivos para que me juzguen con algo de mesura, a ello me refiero.
Positivo: El equipo de negociadores del gobierno es excelente, Humberto de la Calle tiene buena trayectoria y tiene a su haber la intervención en la Constituyente del 91, sabe que no se requiere una nueva; Luis Carlos Villegas, presidente de la Asociación Nacional de Industriales, representará bien a los gremios aunque le falta perrenque para defender el de los agricultores que está ausente; Los generales retirados, Mora del ejército y Naranjo de la policía (designado como el mejor policía del mundo) conocen a fondo los movimientos de los bandidos, donde se esconden, cuales son sus marrullas y mentiras; Pearl y Jaramillo, seguirán las instrucciones de Santos al pié de la letra. Si los primeros tienen el coraje suficiente para mantener su independencia será garantía para llegar a un acuerdo, si es que las Farc lo quieren.
Positivo: La designación de Juan Gabriel Uribe en el Ministerio del Medio Ambiente. No me refiero a las funciones inherentes a su cargo, sino a su experiencia como negociador en el Caguán y por la pistola que estos terroristas allí le hicieron. Puede ser buen consejero para evitar repetir cándidos errores del pasado.
Positivo: La Farc sacaron sus fichas claves, conocidas de marras algunas. ‘Iván Márquez’ de la línea dura y ‘Andrés Paris’ estuvieron presentes en El Caguán, saben que no les será fácil la tarea de embolatar y alargar indefinidamente las conversaciones; ‘Rodrigo Granda’ es importante para ellos por su trayectoria de canciller encargado de las relaciones internacionales y conocedor a fondo de los tentáculos en Noruega, donde manejan la diplomacia y la plata; ‘Simón Trinidad’ es canchero, pero me parece difícil que lo suelten los gringos para que esté en la mesa en ‘carne y hueso’ como lo quieren; ‘El Médico’ es también de la línea dura con ‘Marco León Calarcá’. ¿Qué tiene de positivo entonces? ¡Mientras más bravo el toro mejor la corrida!  Podrá saberse a corto plazo si hay una verdadera intención de negociar. Si se paran en las de atrás con exigencias no negociables y tratan de prolongar indefinidamente las conversaciones, entonces se precipitará un desenlace más temprano que tarde.
Positivo: Sin la intervención del nuevo mejor amigo de Santos y los hermanitos Castro, no hay manera de sentar los bandidos a la mesa a no ser con un despeje que sería  nefasto, pero que de echo piden con el cese bilateral del fuego. A ellos les tienen confianza, les creen y dicen tener sus mismas inclinaciones ideológicas y políticas, aunque para mí, la ideología hace rato la perdieron. De dos males, el menor. Tampoco puede descartarse la intervención de Teodora en quien tienen puestas todas sus complacencias y tiene el celular de cada uno de los bandidos que mandan. Otra cosa es aceptar el aval de dictaduras, así la del vecino, por la hipocresía ‘diplomática’, no esté reconocida como tal.
Positivo: Hay tantos con ganas de meterse al ruedo, y periodistas de ‘opinión’ que quieren despotricar sobre lo divino y lo humano, que obliga la máxima discreción en las conversaciones. Eso no da patente de corso para el tapen, tapen.
Lo que falta: Claridad sobre la reparación de las víctimas, que obviamente no son las Farc como pretenden venderlo; el establecimiento de la verdad, difícil ante cincuenta años de engaños y mentiras; la aplicación de la justicia, así sea con libertad condicional o figura parecida.
Lo que no importa: Que hagan política y ocupen cargos en el Congreso u otras instituciones. Unos pocos del M 19 lo lograron como Navarro Wolf, otros se quemaron en la puerta del horno o se están quemando como Petro. Con la calidad de algunos de los congresistas que tenemos da lo mismo que sea ‘Timochenko’ o uno de los actuales. A lo mejor resulta que analizan las leyes y no las pasan sin leerlas como Simón el bobito.
Negativo: Como ya conocen mi pensamiento, no es menester repetirlo. En http://rafaeluribe.blogspot.com encontrarán el análisis que sobre el proceso hicieron el Dr. Enrique Gómez Hurtado y el Brigadier General (R) Adolfo Clavijo para quienes quieran mirar estos puntos de vista.

Pregunta del millón

¿Acatará el Procurador la sentencia de la Corte Constitucional aceptando la tutela sobre su posición contra el aborto y la píldora del día después? Una polémica para alquilar balcón.

El Rincón de Dios

“El tiempo es muy lento para los que esperan, muy rápido para los que temen, muy largo para los que sufren, muy corto para los que gozan, pero para quienes aman es eternidad”
Moraleja: Amémonos los unos a los otros como nos enseñó Jesucristo.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Análisis sobre proceso de paz


ESTUDIO SOBRE LOS ANTERIORES PROCESOS DE PAZ Y EL ACTUAL

Enrique Gómez Hurtado y Brigadier General (R) Adolfo Clavijo

1.- REALIDAD DEL CONFLICTO INTERNO

Qué lo genera:                                    

La pretensión comunista de tomarse el poder.

Cuál es su verdadera naturaleza:

Político – Ideológica.

Qué lo concreta:                                    

Un proyecto de toma del poder.

Qué lo promueve y lo patrocina:            

El comunismo internacional; la COMINTER; el Foro de São Paulo; algunos gobiernos de la región; el Partido Comunista Colombiano; otros movimientos y políticos de la izquierda radical; ONG de izquierda y colectivos de abogados.

Qué estrategias lo sustentan:           

En el campo armado:

Acciones de fuerza como el terrorismo y violencia generalizada, en todas sus formas.

En el campo político:

Conspiración, intimidación, agravios, desprestigio del Estado, afrentas jurídicas, debilitamiento de los organismos de seguridad.

Quiénes son sus actores:             

Se trata de un proceso subversivo conformado por dos autores: Uno armado (Farc y Eln, encargados del accionar violento) y otro político – jurídico (ONG encargadas de la conspiración, y colectivos de abogados comprometidos con las falsas denuncias). Este segundo componente cuenta con apoyos externos.

Qué lo apoya económicamente           

El narcotráfico, los secuestros y las extorsiones.

Qué facilita su subsistencia; incongruencias:                       

·      El mal manejo que el Estado le ha dado a la confrontación. La laxitud (debilidad del Estado para enfrentar con todas sus fuerzas a sus agresores).
·      El mal manejo de las relaciones exteriores en la lucha contra el proceso subversivo; ignorar la guerra política y la guerra jurídica; suspensión de operaciones; insensatez en los procesos de paz.
·      Pésimo diagnóstico del problema. Para ningún efecto, relacionado con la Seguridad Nacional, se ha analizado el proyecto que pretende hacerse al poder en Colombia ni la injerencia de ideologías y fuerzas extrañas para alcanzar este objetivo.
·      Pésima apreciación de la realidad del conflicto; pésimo manejo de las negociaciones de paz; respuesta parcial a las afrentas; desdeñar el concepto y la asesoría de militares en asuntos de paz; desarticulación estatal; ambivalencia del sector privado; juego doble de algunos políticos; injerencia externa.

Instrumentos de los cuales carece el Estado para enfrentar el conflicto:

Política de Estado (no existe una Ley de Seguridad y Defensa Nacional ni una Estrategia Integral que comprometa a todo el Estado a trabajar en función de la Seguridad Nacional).

2.- PROCESOS DE PAZ ANTERIORES. RESULTADOS

Casaverde:                                               

Fracaso. Fortalecimiento de las Farc

M-19, EPL, Quintín Lame, PRT:           

Cometido y cumplido. Desmovilización de estos grupos. Constitución de 1991.

Cravo Norte, Caracas, Tlaxcala:           

Fracaso. Postración del Estado

Caguán:                                   

Fracaso. Fortalecimiento de las Farc. Debilitamiento del Estado.

Maguncia:                                               

Fracaso. Desprestigio del Estado.

Con los paramilitares:                        

Se logró un acuerdo muy relativo; deficiente. Transformación de las autodefensas en Bacrim que siguieron con la violencia que se pretendió erradicar.

3.- ERRORES IMPERDONABLES DEL ESTADO EN EL MANEJO DE LOS PROCESOS

Actitudes gubernamentales:           

Improvisación, descoordinación, ingenuidad (creerles a las Farc), ignorancia (desconocimiento de las intenciones de la contraparte en los procesos).

Desaciertos crasos:           

Cederle la iniciativa del proceso a la guerrilla. Hacer despejes, dejarse imponer la agenda, permitir la participación de gente afín a la guerrilla; no exigir suspensión de actos criminales; no imponer cese del narcotráfico; no demandar desmovilizaciones; dejarse presionar por políticos; emplear comisionados y voceros ingenuos e inexpertos en esta clase de negociaciones; creerles a personas nada confiables.

Apreciación equivocada:           

Considerar que si las guerrillas se desmovilizan se termina el peligro de que Colombia sea presa del comunismo.

4. ANÁLISIS DEL “ACUERDO GENERAL PARA LA TERMINACIÓN DEL CONFLICTO Y LA CONSTRUCCIÓN DE UNA PAZ ESTABLE Y DURADERA”

(Documento suscrito entre el Gobierno y las Farc en La Habana el 23 de febrero de 2012). 

Características del documento:            

Al parecer fue escrito en su totalidad por las Farc. Los términos, el estilo, los puntos de vista sobre el conflicto, las aspiraciones, las pretensiones, las ideas, las exigencias, los planteamientos, etc., son los mismos que esa organización ha sacado a flote en otras ocasiones.

Derechos que otorga el Acuerdo:           

Todos, o casi todos, a favor de las Farc. El Acuerdo contiene derechos y garantías para esa agrupación (y seguramente para el Eln también) en lo político (amnistías, indultos y cargos públicos, entre otros); en lo económico y en lo social; en lo jurídico (perdón y olvido); y en lo atinente a la seguridad de los miembros de ese grupo. Es la aplicación concreta de la Ley Transicional o Marco Jurídico para la Paz, concebido específicamente, al parecer, para este propósito.

Deberes que impone el Acuerdo:           

Todos, o casi todos, bajo responsabilidad del Gobierno que tiene que garantizar el ejercicio de la oposición política de las Farc; establecer mecanismos de participación de ese grupo en la vida de la Nación; expedir medidas que promuevan su participación en la política nacional, regional y local. Además, el Gobierno debe incrementar sus acciones represivas contra las organizaciones criminales (¿?), la corrupción y la impunidad; y, expedir reformas y ajustes que favorezcan a ese grupo.

Justicia Penal Militar y Fuero:           

No se mencionan en el Acuerdo. Siguen en peligro de desaparecer si se aprueba la Reforma que cursa en el Congreso como Proyecto 16 del Congreso y 192 de la Cámara. Los términos de esta Reforma satisfacen los deseos de venganza de las Farc contra las Fuerzas Militares.

Políticas de desarrollo agrario:            

Tácitamente, el Acuerdo hace alusión a la Ley de Víctimas y Tierra, a la Ley de Desarrollo Rural y a la Ley de Restitución de Tierras con disposiciones que el Gobierno debe cumplir, incluso en salud, educación, vivienda y erradicación de la pobreza.
Narcotráfico: El Acuerdo se limita a disponer, en forma sutil, que el Gobierno cumpla programas de sustitución de cultivos y de prevención del consumo. No dice nada sobre abandono definitivo y total del narcotráfico que manejan las Farc.

Participantes en el Proceso de Paz:           

Además del Gobierno y las Farc, participarán Cuba, Venezuela y Noruega (este país estuvo representado en el proceso de El Caguán y no generó confianza). Ninguno de esos tres países garantiza intervenciones imparciales. Tampoco es confiable el acompañamiento internacional que propone el Acuerdo.

Otros intervinientes:            

Dice textualmente el documento: “En las sesiones de la Mesa participarán hasta 10 personas por delegación, de los cuales hasta 5 serán plenipotenciarios quienes llevarán la vocería respectiva. Cada delegación estará compuesta hasta por 30 representantes”. Esto presupone el mismo fracaso de El Caguán, en donde la intervención masiva de delegaciones, organizaciones, comités , grupos políticos y muchas personas contribuyó al fracaso de ese proceso. Tampoco favorecen al propósito de paz las consultas a terceros.
Estos puntos buscan, veladamente, la injerencia de la izquierda política, nacional y extranjera, en el desarrollo del Proceso, lo cual acabaría por  inclinarlo hacia el lado de las Farc.

Logística:            

El Acuerdo le ordena al Gobierno sufragar los recursos para el funcionamiento de la Mesa, o sea, del Proceso. Esta función pecuniaria es, prácticamente, la única autonomía que tiene el Estado en este encuentro.

Riesgo 1:            

Como en todos los contactos de los gobiernos con la guerrilla, sólo se habla de la desmovilización de ésta, sin tener en cuenta que la principal amenaza que tiene Colombia es la pretensión comunista de tomarse el poder para no soltarlo y llevar al país a la situación que viven los países en los que este modelo antidemocrático asumió el poder. La desmovilización de las Farc les cierra el acceso al poder por la vía armada, pero si el proceso de paz sigue estando mal conducido, como hasta ahora, se le abren al comunismo otros caminos para que al fin logre su objetivo de hacerse a las riendas del Estado.

Riesgo 2:                  

Que el proceso subversivo (ONG y grupos armados) esté empleando el proceso de paz como una estrategia especial para avanzar en sus propósitos de asumir el poder del Estado y no como un camino para que las Farc se desarmen y se reincorporen a la sociedad.

Conclusiones del Acuerdo:           

Tal como está concebido, el Acuerdo:
1.     Pone en peligro la democracia.
2.     Puede conducir a una paz estable y duradera pero bajo un régimen comunista.
3.     Les causa detrimento a las instituciones, en especial a los organismos de seguridad del Estado.
4.     Los términos del Acuerdo no generan ninguna confianza entre quienes lo conocen a fondo y conocen las habilidades de la izquierda radical y las debilidades y los afanes del Gobierno.
5.     Continuación del conflicto pero con las Farc más fortalecidas como pasó anteriormente.    

Errores que se perciben en el Acuerdo:

·      Que la agenda no haya sido elaborada exclusivamente por el Gobierno. La iniciativa siempre debe ser oficial.
·      En el Acuerdo no se visualiza un estudio detallado del Gobierno que indique qué se va a exigir y qué se va a otorgar ni la preparación de políticas y estrategias para el Proceso.
·      Intromisión de organizaciones que pueden desviar los propósitos del Gobierno y conducir a otra frustración. Una vez se inicie el contacto no se deben emplear facilitadores,  mediadores ni nada por el estilo.

Exigencias estatales:           

El Gobierno ha debido exigir categóricamente el desmonte del Movimiento Bolivariano, MB; del Partido Comunista Colombiano Clandestino, PC3; del Secretariado; de los frentes, columnas y cuadrillas; de las etapas y procesos del narcotráfico; de las milicias en todo el territorio nacional; de los motines en las ciudades y bloqueos de vías. Además, ha debido requerir información sobre áreas o sitios de campos minados.

Lo inconcebible e increíble:            

Que se le haya despejado el camino jurídico a las Farc con el Marco Legal para la Paz y al mismo tiempo se le haya cerrado a las Fuerzas Militares con el Proyecto de Acto Legislativo N° 192/12 de la Cámara y -016/12 del Senado, por el cual se reforman los artículos 116, 152 y 221 de la Constitución Nacional. Con este Acto Legislativo se reduce al mínimo la competencia de la Justicia Penal Militar y se entierra para siempre el Fuero Militar. 

Precauciones fundamentales que el Gobierno debe tener en cuenta:

·      Evitar 1) Que la negociación facilite la toma del poder por otros conductos distinto al empleo de la fuerza. 2) Que los que se negocie resulten ser instrumentos para sustituir nuestra democracia.
·      Que de acuerdo a la forma como se busca lo que se quiere, se obtiene o no se obtiene lo que se busca.
·      Que un proceso de paz es un partido sin revancha; el ganador se lleva todo y el perdedor cae en desgracia.
Visto lo anterior tendremos que atenernos a las consecuencias.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Crónica 487


Me agarraron de mingo

No quería seguir fatigando a mis lectores con el tema de la paz; pero me han hecho tantas preguntas que no tengo más remedio que llover sobre mojado.
Nadie en Colombia, salvo los terroristas de las Farc, el Eln y los traficantes de drogas ilícitas, está en contra de la paz. Es posible que mis opiniones me hagan llover rayos y centellas, que me tachen de enemigo de la paz, de furibista, o me califiquen con epítetos a los cuales me tocará por anticipado contestarles, la suya…
Anticipo igualmente que no pierdo la esperanza, respeto la decisión de tratar de buscar la paz, aspiro a “que le suene la flauta”, bien destemplada por cierto, al Presidente, le deseo suerte al buen equipo de negociadores del gobierno; pero creerle a las Farc, nanay cucas.
Estoy convencido también, que para lograr la paz la mesa de diálogos es lo civilizado, a lo que debe llegarse y, que sin acuerdo negociado, la luz al otro lado del túnel será esquiva.
Con este preámbulo dirán mis lectores: se nos enloqueció Uribe, o se nos está volviendo incongruente, por lo cual entro en materia.
Todo este asunto no empezó el mes de febrero como al país fue anunciado porque Pacho Santos lo denunció y, como fue incómodo para su primo que pretendía mantenerlo en la sombra, a Pachito le cerraron la boca sacándolo de RCN, censura solapada de prensa. El inicio del sainete fue el 11 de agosto de 2010 en la reunión con Chávez en Santa Marta. La declaración del vecino no pudo ser más explícita: “…Juan Manuel Santos espera reconstruir lo desmoronado y construir la paz”… Razón de fondo para no expulsar de Venezuela a los terroristas allí refugiados y el silencio de nuestro gobierno ante esa afrenta en vivo y en directo. No me cabe duda sobre la interlocución necesaria de personajes oscuros: los hermanos Castro, el paracaidista coronel y Teodora, son los que tienen el celular de los bandidos, pero eso no implicaba entregarnos en sus manos.
Es torcido haber llegado a acuerdos a la tapada, haberle escondido al país y a sus electores lo que se quería fraguar y empezar arrodillado cediendo la dignidad, lo que no se ha pedido y aflojar la ofensiva militar para darle argumentos a un proceso perverso desde sus inicios. Santos cocinó con tiempo, dentro de su afán inocultable de conseguir el Nobel de la Paz y la reelección a cualquier precio, un diálogo sin importarle el futuro de Colombia. ¿O será que además es estalinista?
En el intermedio, con anuencia de una mesa de unidad nacional debidamente aceitada con burocracia y contratos, un Congreso compuesto por perros falderos dirigido por Roy Barreras y Simón el bobito, se expidió el Marco Jurídico para la Impunidad elevado a acto constitucional y la Ley de Reparación a las Víctimas y Restitución de Tierras cuyo primer acto se llevó a cabo en Urabá, donde para reunir adeptos, se contrató con León Valencia, el secuestrador humanitario, sembrador del terror en Urabá antes de que de allí lo sacaran los paramilitares y decidiera reinsertarse. Santos sin contarle al país puso en manos de las Farc mucho más de lo razonable. No es cierto que se evitarán los errores del pasado, ahora el país está ‘betancurizado’ y ‘pastranizado’.
Uno de los temas más álgidos es el de la tierra, se plantea una reforma agraria en contravía de lo que al país conviene y cuyos argumentos necesitan una Crónica completa. Comparto con Jaime Jaramillo Panesso que lo buscado por el terrorismo no es la tierra agrícola, van detrás de lo que está bajo el humus, el oro, para cambiar parte de los ingresos ilegales obtenidos de la coca por los legales del metal precioso, para lo cual han adquirido gran experiencia, y además me consta, en la explotación de minas ilegales.
Otro tema escabroso que no escribieron, pero si preacordaron, es la eliminación de la segunda vuelta para las elecciones presidenciales. Buscan con ello, lo que lógicamente sucedería y que se calca en la elección de Petro en Bogotá y lo que sucedió en Perú, llegar a la presidencia con un 25% de los votos.
La propuesta más fuerte es la del cese bilateral del fuego. ¡Se volvieron altruistas! Lo que buscan es despejar corredores para movilizarse libremente a sabiendas de que una verificación en la selva es prácticamente imposible. Obviamente, no van a concentrarse donde sea posible cotejarlo. Necesitan sacar coca y entrar las armas que requieren para cuando el proceso fracase, estar fortalecidos como lo estaban en el Caguán.
La intervención de Cuba y Venezuela puede ser benéfica para establecer contactos, no para aceptar aval de  dictaduras, aunque la vecina sea ‘democrática’ y que las conversaciones, negociaciones para las Farc no existen, sean en Oslo. Es donde las Farc tienen la sede de su diplomacia en Europa, donde se han engendrado muchas de las ONG torcidas que operan en Colombia, donde se publica la página Web de los bandidos. Allí juegan de locales lo que les da enormes ventajas estratégicas. Alguna vez asistí a una conferencia sobre resolución de conflictos y la recomendación fundamental era la de reunirse en lugar neutral. Este dista mucho de serlo. Darles estatus de igualdad es exagerado, por decir lo menos. ¡Bienvenido Socialismo del Siglo XXI!

El Rincón de Dios

Una oración para que yo esté equivocado: Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre dadnos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén

martes, 4 de septiembre de 2012

Crónica 486


¿Nos negociaron? Lo dice FLH

Tengo colgada en mi blog, http://rafaeluribe.blogspot.com la que debió ser mi Crónica de esta semana numerada con el 485. No la borraré, era hasta hoy mi pensamiento. Pero he recibido una información nefasta, y aunque no he podido confirmarla totalmente, la publico porque en ella hay muchas coincidencias con el editorial de Fernando Londoño Hoyos en la Hora de la Verdad y el destape que Francisco Santos hizo en RCN sobre el secreto mejor guardado del Presidente Santos. Por ello, me atrevo a resumir el documento. Cada cual saque sus propias conclusiones.
Se trataría de lo ya acordado entre ‘Timochenko’, ‘Iván Márquez’ y el representante del gobierno Sergio Jaramillo, con autorización de Santos en su viaje a Cuba con motivo de la Cumbre de las Américas, y en la que aparecen como testigos, Hugo Chávez, Raúl Castro y, como financiadores y diseñadores de la logística, los gobiernos de Venezuela y Noruega. 
En estas exploraciones, como hipócritamente las ha llamado el Presidente, parece que se llegó a los siguientes acuerdos:
1.     Reconocimiento del conflicto armado por parte del Estado Colombiano, como condición previa para aceptar el estatus de beligerancia de las Farc.
Previsto en la Ley de Justicia y Paz donde se define la Justicia Transicional.
2.     Establecer el Marco Jurídico para la Paz que le permita a la subversión reincorporarse a la vida civil, participar en los distintos escenarios de la vida pública para garantizar su participación en la formulación, planeación y ejecución de las políticas económicas, agrarias, mineras y sociales del gobierno.
También encaja en la Ley de Justicia y Paz.
3.     La necesidad de reparar las víctimas de los paramilitares y agentes del Estado  que incluya la reincorporación a la vida productiva de los desmovilizados, la priorización en los programas y ayudas y la preferencia de acceso a la salud, educación, seguridad social y democratización de la tierra.
La ley de Victimas y Restitución de Tierras cobija este acuerdo. Las víctimas las Farc.
4.     Las Farc exigen la persecución, desmantelamiento de los grupos paramilitares y de los agentes del Estado inmersos en la violación de los derechos humanos, incluyendo al ex presidente Álvaro Uribe, implementando un sistema de investigación ajeno a la Justicia Penal Militar.
Para eso se tramita la reforma a la Ley de Justicia Militar.
5.     Los delitos de narcotráfico deben ser catalogados dentro de la pertenencia a un grupo armado insurgente, como delitos conexos al delito político. Las Farc abandonan el tráfico de drogas a cambio de un programa de sustitución de cultivos ilícitos, de una reforma agraria integral y la ejecución de programas de prevención del consumo y salud pública.
Por la limitación en la legislación internacional sobre narcotráfico, Santos propuso la legalización de la droga.
6.     Las Farc solicitan la participación plena y garantizada en la vida política del país, para lo cual se convocaría una Mesa Nacional de Diálogo, en la cual estén puestos sobre la mesa y para su discusión todos los temas que interesen a las Farc: modelo económico de propiedad privada, explotación minera, ley de tierras, política de educación, industrialización, reforma laboral y tributaria, privatizaciones, desregulación, libertad absoluta de comercio e inversión,  depredación ambiental, democracia de mercado, doctrina militar, etc.
La mesa se pretendía lanzar en la Marcha Patriótica. (Teodora en acción)
7.     Las Farc una vez desmovilizadas, ingresarían con plenos derechos a participar en la vida política nacional, incluso para incorporarse dentro de las Fuerzas Armadas de Colombia o como partido o movimiento democrático, exigiendo pleno acceso a los medios de comunicación y financiación estatal.
Está en la ley de Justicia y Paz, aunque RB y JMS lo nieguen. Sabemos leer.
8.     El gobierno colombiano establecerá los mecanismos y logística necesaria para desarrollar las mesas de diálogo y negociación con absoluta discreción y mutismo. Nada será anunciado, hasta que todo este acordado. Se recomienda que las conversaciones se desarrollen en territorio de los países garantes como Cuba, Venezuela o Noruega. Hasta tanto no se llegue a un acuerdo de todos los puntos discutidos no se dará a conocer a la opinión pública con el fin de evitar tropiezos y saboteos al proceso de paz.
Santos estaba mudo hasta que se filtró. Ahora confesó que estaba ‘explorando’.

El Rincón de Dios

Al reloj de la vida se le da cuerda sólo una vez y a ningún hombre le está dado saber cuándo las manillas habrán de detenerse, en cualquier temprana o dilatada hora. Ahora es el único tiempo que te pertenece, vive, ama, lucha con un propósito, no confíes tu fe al tiempo pues el reloj puede en cualquier momento detenerse.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Crónica 485


Los diálogos secretos de paz

No pudo el Presidente continuar ocultando los diálogos que adelantaba en Cuba con la guerrilla. Les tengo enorme desconfianza y creo que faltan condiciones para adelantarlos. No me opongo a ellos, tarde o temprano será el camino para llegar a la paz. Para hablar con estos bandidos tampoco estoy en desacuerdo en la alianza con el diablo: los hermanos Castro,  Chávez y hasta Teodora; hablan su mismo idioma. Además, Chávez tiene teléfono rojo con ‘Timochenko’, ‘Márquez’, ‘Granda’, ‘Conrado’, ‘Gabino’, ‘García’, ‘Beltrán’, y otros, acogidos con benevolencia en su territorio y provistos de documentos de identidad y pasaportes venezolanos que les permiten viajar sin cortapisas a ningún lugar del mundo, las visas necesarias las gestiona directamente el canciller Maduro. Pero que ellos ayuden, no podrá implicar el cambio de modelo a su imagen y semejanza.
El general (r) Eduardo Herrera Verbel, a quien el ex presidente Uribe relevó en la comandancia de la IV Brigada por bajos resultados en las operaciones contraguerrilleras, no era buen tropero, pero tiene una mente brillante y estructurada. En el mismo gobierno, trabajó muy cerca del comisionado de paz.  Conoce los intríngulis y esfuerzos en los intentos de negociación, lo que lo convierten en excelente ficha para hacer respetar el pensamiento de los altos mandos militares y, por no pecar de ignorancia sobre las pilatunas terroristas, tiene méritos de sobra para estar en la mesa de negociaciones. Cualquier trato para que sea fructífero, debe ser discreto sin muchos medios metidos allí especulando sobre lo divino y lo humano y llevando al traste, con opiniones desviadas, posibles acuerdos.
Es evidente que la caída libre en las encuestas obligó a Santos a revelar este cañazo de jugador de póquer. De hecho, con ello y visitando las regiones, lo que no había hecho, le socorrió con tres puntos en la última encuesta.
Obvio, habrá controversia, impunidad y guerrilleros que coronarán posiciones. ¿Serán superiores a su incompetencia? Mirando hacia atrás, Navarro Wolff hizo una buena alcaldía y mejor gobernación en su terruño. Petro, que en el Congreso parecía una mente brillante, como alcalde de Bogotá ha sido un fiasco aterrador, solo está quemando su futuro. Con algunos, la historia se repetirá.
No me gusta Santos por farsante, por su falta de seguridad al tratar de darle gusto a todo el mundo, por desatender el mandato que nueve millones de colombianos le dimos para una plataforma de gobierno alterada por otra radicalmente diferente. No esperábamos un clon de Uribe, más faltaba; pero si queríamos que cosas tan simples como la seguridad no se abandonasen permitiendo una escalada terrorista que se había superado. Dejar de lado la protección a la seguridad jurídica para los hombres de nuestras Fuerzas Armadas que a diario exponen su vida para nuestra tranquilidad, es una falla imperdonable. Negarles la nivelación salarial legal, que de tiempo atrás se le debe, es un acto irresponsable de violación a la ley mientras se pactan onerosas prebendas con magistrados y congresistas, algunas caídas sin pundonor alguno.
La desmoralización de nuestros hombres en armas que ellos no manifiestan públicamente por respeto al honor militar, viene del corazón partido al ver caer sus compañeros en garras de una justicia politizada que imparte sentencias inicuas como lo he comentado tantas veces. Y, ahora, la infame contra Rito Alejo del Río, acusado por un coronel amante de una alcaldesa tenebrosa, perseguido por el cura Giraldo y un colectivo de abogados cuya inclinación todo el país conoce, reboza la taza. Es obvio que tengan temor a salir de los cuarteles y exponerse al riesgo de ser juzgados, así hayan triunfado y respetado los derechos humanos.
Traigo esto a colación, porque así como tendremos que tragar sapos al perdonar narcoterroristas, estos, y la izquierda radical deberán tragárselos, porque debe aplicarse el mismo rasero del perdón  a los militares, aún a aquellos que hayan cometido errores en sus obligaciones de combatientes en una guerra asimétrica, y a todos los acusados infamemente. Califico de asimétrico el conflicto, no porque las Farc o el Eln tengan una superioridad armada o numérica, es porque han sido más aplicados y diligentes que nuestros gobiernos infiltrando universidades, justicia, instituciones, montando ONG de dudosa ortografía y haciendo diplomacia torcida, con lo cual han logrado vender su ‘causa’ a incautos, principalmente en Europa.  
Con todo, no creo que Santos sea un vende patrias. Le doy el beneficio de la duda de que respetará la dignidad; que los negociadores no irán más allá de lo aceptable.
Hay un tema delicado en el que no me extiendo por falta de espacio. El de las tierras. ¿Por qué deben cargar con todo el peso de la negociación las legalmente poseídas y honestamente adquiridas? Si el problema es de equidad debemos parcelar también la industria, la minería, el comercio, los bancos, la prensa, la televisión, la radio, las aseguradoras, etc. ¿Estaría el gobierno dispuesto a repartir a ECOPETROL, ISA o  EPM, por ejemplo? Este será un tema futuro. Ahora que los alimentos subirán inexorablemente por razones conocidas, en el campo están las oportunidades, solo hay que obrar con equilibrio. El populismo no funciona, pregúntenle a venezolanos y argentinos.

El Rincón de Dios

“Una de las definiciones más bellas del reino de Dios la encontramos en la carta a los Romanos. El apóstol san Pablo, después de exhortar a los cristianos a dejarse guiar siempre por la caridad y a no dar escándalo a los que son débiles en la fe, recuerda que el reino de Dios "es justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo". Y añade: "Quien así sirve a Cristo, se hace grato a Dios y aprobado por los hombres”.” Benedicto XVI

Crónica 741

Contrastes “Lo correcto es correcto, incluso si todos están en su contra y lo incorrecto es incorrecto, incluso si todos están de acuerdo...