miércoles, 27 de febrero de 2013

Crónica 501


La paradoja de la renuncia del Papa

Es mucha la tinta que ha corrido en los medios sobre las ‘causas’ de la renuncia del Papa, muchas de las cuales no dejan de ser especulaciones o interpretaciones amañadas de los medios, interesados en desprestigiar la Iglesia Católica. No quiero afirmar que no haya problemas en su interior, eso no es ajeno a colectividad alguna, y me consta en muchas de las que en mi larga vida he conocido.
Queramos o no, la Iglesia Católica es la más antigua de las instituciones que existe. Cuando el imperio romano estaba en su apogeo ya se encontraba en vigor y, como dice Vittorio Messori, “…sus vicisitudes han recorrido veinte siglos, ha visto surgir y morir todos los reinos y desvanecerse a todos los potentes y, a pesar de todo, ha llegado a nosotros y no tiene intención alguna de despedirse del mundo. Su pueblo y sus pastores —cardenales y obispos— pertenecen a todas las estirpes y todas las culturas, como no sucede en ninguna otra parte ni lugar. Último Estado teocrático, última Monarquía absoluta, es al mismo tiempo el lugar más democrático: todo seminarista, por pobre y oscuro que sea, sabe que tendrá en su alforja de sacerdote una posibilidad de ser papa, o al menos cardenal u obispo. El más oscuro de los bautizados tiene —en el interior de sus muros espirituales— los derechos y los deberes del más rico o potente de la tierra entera.”
Los pastorcitos de Fátima, Bernardette de Lourdes, pobres entre los pobres; la Madre Laura, el padre Marianito y cientos de buenos creyentes alcanzaron la gloria de los altares, sus imágenes recorren todo el mundo y a sus lugares acuden miles de peregrinos en busca de su intersección, o aún por simple curiosidad. La Iglesia Católica es la única que se da el lujo de venerar los cuerpos incorruptos de santos muertos hace años, o siglos.
Pero me estoy apartando del tema: la renuncia que hoy se hizo efectiva de Benedicto XVI. Estudiando documentos de hace algunos años, encuentro con sorpresa que muchos de quienes hoy critican la renuncia del Papa, son los mismos que pedían a gritos la de Juan Pablo II. El primero no tiene derecho a sentirse frágil, el segundo tampoco lo tiene a creer que los designios de Dios es la espera hasta su muerte. Para cualquiera es una decisión que podría calificarse de exótica cuando en la historia solo dos papas han declinado a su ministerio.
Y sobre este punto no voy a detenerme tratando de defender o atacar conceptos variopintos tomados de los medios internacionales. Mi pensamiento se resume en menos de un párrafo: Benedicto XVI tuvo la valentía y la humildad que le ha faltado al presidente Chávez. Se ha desprendido de sus deberes con reverencia, sin aspavientos, ha dejado de ser uno de los hombres más importantes del planeta para dedicarse a la meditación y a la oración. ¡Que ejemplo le ha dado al mundo! La historia lo recocerá cuando llegue su momento.

El Rincón de Dios

“La humildad es el puente de cristal que conduce al cielo” María Esperanza de Bianchini (Sierva de Dios)

miércoles, 20 de febrero de 2013

Crónica 500


Cinco minutos para las Farc… ¡sin marchas!

Por Andrés Candela (Invitado especial)
La primera marcha realizada a nivel mundial contra el grupo terrorista Farc llevó a que muchos de sus guerrilleros rasos se cuestionaran sobre su futuro por los narcóticos caprichos de unos pocos... ¡muy pocos! Y las deserciones no se hicieron esperar; sin embargo, los bufones de cabecera de tan "pintoresca" organización cada vez se asemejan más a las ratas de alcantarilla: se autoinmunizan contra todos los venenos y cada vez se hacen más resistentes. Ese es el efecto que tiene hoy cualquier marcha que se organice contra estos terroristas. Y ni qué decir de aquellos con el "socialismo" de dientes hacia fuera pero con las vísceras encaramadas en uno de los íconos más grandes que tiene la tierra del Tío Sam; pero como si eso no fuera suficiente, porque la vanidad también tiene esclavos dentro del "socialismo", había que tomarse la instantánea dibujando una socarrona sonrisa al mejor estilo de la película 'Harley Davidson and the Marlboro man'. Aunque deja mucho que desear el "modelito" de turno... Hacer llamados a nuevas movilizaciones -lamentablemente- es llover sobre mojado para estos personajillos, y también está muy claro que ellos sabrán sacudirse hábilmente contra cualquier discurso, columna, reclamo o petición que se les haga; no obstante, ¡por fortuna!, nos quedan muchas formas de debilitarlos desde nuestra posición de ciudadanos para que sepan de una vez por todas que todos somos vigías de este pastoso proceso de paz que se organizó a espaldas nuestras. Pues bien, decía Alekos Panagulis: "Las torturas se sufren, la muerte se afronta, ¡pero el silencio no!". Es decir, en las marchas el unísono nacional ha sido ¡no más Farc! Y fueron muchas las personas que por sus trabajos y diversas actividades nunca pudieron salir para hacer sentir su voz, pero estoy seguro de que entregándoles tan solo cinco minutos de silencio, desde cualquier parte en la cual nos encontremos, les desnudaremos por completo su desfachatez para que sepan que negociar la paz de un país no es "fotos de niños en caballitos de madera".
¿Por qué cinco minutos? Cuando se rinde un minuto de silencio en un lugar público el recogimiento es mínimo y el silencio -como protagonista- brilla por su absoluta ausencia. Si logramos desconectarnos absolutamente de todo, abstraernos de nuestra cotidianidad, entonces sentiremos que en el primer minuto estaremos ejerciendo un acto físico por voluntad propia mientras el entorno, poco a poco, intentará congelarse por el impacto de las sirenas. En el segundo minuto comenzaremos a percibir que nuestras fibras más sensibles y el corazón también se comprometen; o sea, en este punto quizás logremos, por medio del silencio, vivir y sentir la desolación que han sentido centenares de víctimas a manos de los grupos terroristas. En el tercer minuto sentiremos la soledad del silencio y del tiempo sin tiempo... solo allí lograremos sentirnos culpables por nuestra mezquina indiferencia con aquellos compatriotas que hemos dejado solos y que aún abandonamos a su suerte. En el cuarto minuto el mundo entero nuevamente sabrá que luchamos por ser un país y que, aunque suene a cliché de iglesia de garaje, "¡los buenos siempre somos muchos más!". ¿Cuándo? El mismo día que todo esto comenzó y alrededor de la misma hora: el próximo 9 de abril a la 1 de la tarde. La misma hora en la que mataron a Gaitán. Pues bien, es un acto de tan solo cinco minutos de silencio entregados por más de 40 millones de colombianos para las Farc. Tal vez el primer acto de silencio que llegaríamos a realizar en Colombia en el que desconectaríamos medios, Internet, televisión, periódicos y emisoras para permitir evaluar nuestro propio sentido de pertenecía con el país; además, tiempo que les entregaremos a las Farc con algo que jamás tendrá apelación: ¡el silencio entero de un país!
Queridos lectores, si queremos darle muestras a las Farc de que esta es su última oportunidad, divulguemos esta columna.

El Rincón de Dios

A eso de caer y volver a levantarte. De fracasar y volver a comenzar. De seguir un camino y tener que torcerlo. De encontrar el dolor y tener que afrontarlo. A eso no le llames adversidad. Llámale sabiduría.

lunes, 11 de febrero de 2013

Crónica 499


Infraestructura

             Esta semana visitó a Medellín el ministro de hacienda Mauricio Cárdenas S., no por querido con Antioquia que no es el departamento de los amores del Presidente, vino para asistir a las exequias de su abuela materna. Pero los paisas nada desaprovechan, y como sus padres, Jorge Cárdenas y Cecilia Santa María son de acá, aprovecharon sus raíces para abordarlo y buscar participación de la nación en obras de infraestructura regional de beneficio nacional.

No parece que haya sido muy acertada su respuesta a una de las preguntas  que contestó con estas o parecidas palabras: El Presidente está interesado en apoyar las obras que pueda inaugurar. Traducido al buen romance, quiere decir que nos tragó la tierra porque, así lo reelijan, durante los años que le quedan en el gobierno solo podrá estrenar obritas de tercera categoría sin ningún impacto real para mejorar la infraestructura vial del país y mejorar la competividad, sobretodo si pasan por acá.
Las Autopistas de la Montaña ahora rebautizadas con el pomposo nombre de Autopistas de la Prosperidad, primero se las quitaron a una empresa sin tacha con sede en Medellín obviamente, ISA, para licitarla con libertad entre quienes puedan contar con los favores de la capital. Además, de autopistas solo les queda el nombre porque ya son de una calzada, poco más que una trocha con pavimento que en nada mejoran la movilidad. Para esa gracia arreglen el problema de Yarumal - Puerto Valdivia, se hace más rápido, la puede inaugurar, y la Costa queda igual de lejos en horas de viaje. Primera farsa.
La vía Medellín Turbo y la posibilidad de un puerto que quedaría a tiro de piedra de Medellín, ni hablar del peluquín. Necesita variantes, túneles y viaductos. Por mucho que se muevan tampoco la podría inaugurar, a no ser que logre hacer reformar un ‘articulito’ de la Constitución, para permitirle otras dos reelecciones. Segunda farsa.
La doble calzada La Primavera – Bolombolo – La Pintada tampoco la podrá ver. El solo trayecto Sabaneta – La Primavera, que son menos de quince kilómetros, lleva cinco años en construcción y falta más de la mitad, está hecha a retazos, porque faltan terrenos por negociar y otras minucias que duermen el sueño de los justos. Tercera farsa.
Para que no me tachen de pesimista recurro a otro par de ejemplos, el túnel del Oriente que debería haber arrancado hace un año y el ensanche y pavimentación de la vía Montería Turbo que debería estar en construcción desde hace seis meses, están trancados por insignificantes detalles ambientales que unos carajitos, que no han salido de sus casas, se inventan para entrabar todo. Desconocen la tecnología para mitigar los daños ambientales y tratan de defender la muerte de un pajarito por allí. La famosa locomotora de la infraestructura está mas varada que locomotora de los ferrocarriles nacionales y, si le agregamos que Santos debe inaugurarlas, apague y vámonos. Sin infraestructura es imposible competir. Los TLC ¿para qué? Vamos para atrás como el cangrejo.

El Rincón de Dios

"El que medita y piensa en Dios, que es espejo de su alma, busca conocer sus defectos, intenta corregirlos, se reprime en sus impulsos y pone su conciencia a punto." Padre Pio

miércoles, 6 de febrero de 2013

Crónica 498


Modificación de formato

A partir de mi próxima Crónica modificaré algo su formato. He sido invitado a participar como columnista en www.Periodicodebate.com al lado de columnistas de talla, honor que no merezco. Los invito a visitar su página. El periódico nació esta semana e inició su publicación en la Web. Allí difundiré a partir de esta semana mis opiniones quincenalmente. No dejaré de lado mi Crónica, que hoy cuenta con algo más de 2000 lectores, a quienes seguiré fatigando con mis barrabasadas.

Las marañas de las Farc

"Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada." Ayn Rand
Esta semana las Farc han estado activas en sus pilatunas. No en la mesa de negociaciones donde en los seis meses de embeleco lo único que han hecho es enmarañar la agenda, que de cinco puntos acordados, ha sido ‘enriquecida’ con propuestas de todo lo humano y lo divino para seguir mamando gallo, parte de su estrategia. A la discusión sobre la tenencia de las tierras le añadieron el petróleo y la minería, no solo debe discutirse lo que está encima, sino también lo de debajo y el futuro, hay que reformar los TLC, entre otras cosas de su diaria ocurrencia.
La discreción, de que  hablaron ellas y el gobierno, pasó a la ofensiva  mediática llena de declaraciones y comunicados que enredan la pita y distraen los  diálogos. Le midieron el aceite a Santos, como dijo Salud Hernández, aprovechándose del afán político que reviste el proceso de paz, tema prioritario para la reelección de Santos, exaltada por su hermano Enrique quien afirmó que era prioritaria para lograr la paz.
Pero me estoy alejando del tema. Las Farc no dan muestras de voluntad de paz: Dicen defender el pueblo, mientras en Balsillas jurisdicción de San Vicente del Caguán, antigua zona de distensión, que ahora está siendo recuperada por los terroristas por falta de liderazgo militar del Presidente embolatado pensando en la Habana, los Castro y Chávez, destruyen la escuela albergue donde estudiaban y se alojaban 100 niños. Muchos de ellos viven en veredas distantes a varias horas de la escuela. Esas son las “reglas del juego” de que habló Enrique Santos en la W.
También son reglas del juego el secuestro indiscriminado, los paros armados y los ataques con carros bomba como el de Caloto, Cauca. Lo son también la parafernalia que montan para la liberación de dos uniformados donde ya involucraron a Ciudadanos y Ciudadanas por la Paz (Teodora en acción) y a la CRI con informaciones a cuentagotas para dar las coordenadas con el objetivo de parar las acciones del ejército y salirse con la suya para sacar coca y reabastecerse, en lugar de dejar los militares libres en cualquier vereda, en la seguridad de que sabrán salir por sus propios medios a la civilización. Pero no, necesitan helicópteros con distintivos de la Cruz Roja, reporteros, delegados foráneos disfrazados de periodistas de Tele Sur para lograr pantalla internacional, ahora que tienen a la mitad de Colombia y del mundo anestesiados con la engañifa de un proceso torcido con el que las Farc, Caracas y la Habana buscan la ‘Chavización’ de Colombia.
El gobierno haciendo uso de la mermelada, que a los congresistas no  engorda, ha venido entregado anticipadamente lo que debería estarse negociando: la ley de impunidad donde la reparación de las victimas y la verdad son puro cuento; la ley de víctimas, de la cual las Farc son parte, porque victimarios dejaron de ser desde el pacto secreto de la Habana; el reconocimiento de beligerancia, que soterradamente se ha aceptado; la integración a la política así hayan cometido crímenes de lesa humanidad, porque según el Fiscal General de la Nación, es mejor tenerlos echando lengua en el Congreso que bala en el monte; la legalización de la droga con el cuento de las tres pastillitas de droga sintética, que seguirá incorporando los cultivos ilícitos (negocio nauseabundo de las Farc) con fines ‘medicinales’; la falta de control territorial que el gobierno tapa con operaciones exitosas a grandes cabecillas. Y cuantas más que los ciudadanos ignoramos.
Dios quiera que esté equivocado y Santos tenga la razón.

El Rincón de Dios

 “El hombre lleva dentro de si una sed del infinito, una nostalgia de la eternidad, una búsqueda de la belleza, un deseo de amor, una necesidad de luz y de verdad, que lo empujan hacia el Absoluto; el hombre lleva dentro el deseo de Dios. Y el hombre sabe, de algún modo, que puede dirigirse a Dios, que puede rezarle” Benedicto XVI

Crónica 741

Contrastes “Lo correcto es correcto, incluso si todos están en su contra y lo incorrecto es incorrecto, incluso si todos están de acuerdo...