Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Crónica 474

Apuntes De nuevo mi estadía en Bogotá me aparta de fuentes de alta fidelidad con las que puedo enriquecer mis conceptos y opiniones sobre algunos temas sobre los cuales querría profundizar y que, ante la ausencia de esas fuentes, sería imprudente resaltar. No sería objetivo, lo cual no quiere decir que siempre lo sea, porque mis ideas y principios me obligan a fundar mis impresiones en orillas que muchos no comparten, aunque respeto sus críticas y posiciones. En Bogotá, tampoco he tenido tiempo suficiente para abordar otras fuentes que enriquecerían mi criterio. Dejo pues de lado algunos temas de gran actualidad por el momento. He decidido darme un año sabático para lo cual me estoy liberando de toda clase de responsabilidades. No es un año de viajes y placeres, como generalmente se interpreta este asunto, es algo que me permita deambular por mi terruño, libre de compromisos y presiones, auscultar facetas que siempre me han inquietado, criticar algunas cosas, tópico bastante desarroll…

Crónica 473

Confesamos que hemos estado desaplicados con nuestra columna, vivimos una gran pena y eso ha distraído nuestros pensamientos. Trataremos de reanudarla lo más cumplidamente posible, dejando un poco de lado estos momentos de dolor profundo. Asimetría A mi no me vengan con cuentos, la ley Marco para la Paz es el respaldo a una negociación a espaldas del país que adelanta el gobierno con las Farc. Y no es que esté en contra de la negociación con los narcoterroristas, me aterra la asimetría. Es curioso el escándalo que armaron en su momento personajes como Rafael Pardo, Gustavo Petro, Piedad Córdoba y otros por el estilo, contra la ley de Justicia y Paz que se aprobó para negociar con los paramilitares. En verdad, estos eran igual de bandidos a los miembros de las Farc y el Eln. Las críticas fueron por montones, empezando por la calificación de ternura del anterior Comisionado de Paz. Corrió mucha tinta sobre las penas reducidas para los delitos atroces aunque en algo se alabó, que al me…

Crónica 472

Dios no castiga ni con palo ni con rejo Nos decía mi madre cuando estábamos pequeños. Eso le pasa a Santos con la tendencia en caída libre que sigue presentando en las encuestas. El castigo lo está recibiendo de sus electores, y, lo más grave, de los estratos 1 y 2 que son los que más votos ponen. Lo peor, la última encuesta se realizó en momentos en que gozaba de la mejor exposición mediática en los días de la Cumbre, para lo cual es mago. No es de extrañar: No puede seguir impunemente de noticiero en noticiero y de coctel en coctel pregonando sus maravillas, mientras el país va para atrás como el cangrejo, otra expresión de mi madre. Acepto que el invierno no es culpa de Santos, más faltaba, pero es un hecho que estaba anunciado y muy poco se hizo para mitigar las consecuencias de tiempo atrás conocidas. Era necesaria la intervención del Presidente a través de sus órdenes y directrices, para que las autoridades responsables se pusieran las pilas. Eso no se logra en un coctel con lo…