martes, 27 de agosto de 2013

Crónica 522

Reelección sin dolor

Después de la encuesta ordenada por Caracol JMS quedó asustadísimo: El 53% no aceparía un referendo; el 69% no aceptaría la constituyente; el 89% no está de acuerdo con que los guerrilleros tengan curules gratis; el 87% no quiere la impunidad para los terroristas; con las reservas campesinas el 80% está en desacuerdo, para mencionar solo algunas.
No podía pasar de agache ante semejante contundencia. Por ello procedió a presentar la ley que reforma el “articulito” para que el referendo pueda presentarse conjuntamente en una de las elecciones del próximo año: la de Congreso, que si no hay una renovación radical en los candidatos muchos votaremos en blanco, o en la de Presidente. Únicamente así logrará el umbral y habrá campo para la correspondiente triquiñuela para enredar incautos, mostrando la firma de un tratado de paz en términos suficientemente genéricos y confusos. La “pausa” decretada por las Farc para analizar el problema y la pronta reincorporación a las conversaciones, hacen parte del sainete montado para asegurar la reelección. Para nada le conviene a las Farc romper la tertulia, lo que conseguirán ya lo conocen, y si a JMS no lo reeligen las prebendas que tienen aseguradas se les embolatan.
Démosle de antemano la bienvenida al Castro-Chavismo a nuestra patria. La reforma agraria acordada, aunque se asegure que solo hay acuerdo parcial en el primer punto de la agenda, seguirá los pasos de nuestro vecino con resultado tan exitoso, que hoy Venezuela importa el 70% de los alimentos que consume. En el Congreso ya tienen curul asegurada, como la piedra arrojada al agua: sin romperla ni  mancharla, los muy destacados próceres ‘Timochenko’, ‘Márquez’, ‘Catatumbo’, ‘Gómez’, ‘Santrich’, ‘Granda’, y de golpe hasta le dan nacionalidad a la holandesa para participar del festín burocrático que les espera.
De pagar penas, ni hablar, para eso tienen Fiscal de bolsillo y este tiene suficientemente claro, de acuerdo a la ley de Roy, como sacarle el cuerpo a las condenas enmarcándolas en un galimatías transicional que ya JMS está pedaleando con la CIJ para que se respeten las decisiones colombianas en aras de la paz. Por igual razón tampoco se enfrenta con Daniel Ortega, un charco no merece pelea, y le entrega a Correa un billete largo sin alegato alguno, no hacerlo le descuaderna a los Castro y a Maduro.
‘Timochenko’, que no es bobito y sabe lo que quiere, propone otra salida que puede resultar del referendo, el Congresito con una “pequeña” participación de las Farc para que, en actitud similar a la ley habilitante venezolana, dicte todas las leyes necesarias para poner en marcha los acuerdos. Sería interesante saber que candidatos tendría JMS para integrarlo. ¿Estarían allí Serpa, Samper, Cepeda, Robledo, Cristo, Simón el bobito, Restrepo, Jaramillo, el hermanito Enrique, el secuestrador humanitario y Cía.? ¿Habría una fórmula para permitir el reencauche de Teodora? Este personaje no puede quedar por fuera.

El Rincón de Dios


“La mentalidad actual propone una libertad desvinculada de valores, de reglas, de normas objetivas. Invita a rechazar todo lo que suponga un límite a los deseos momentáneos. Este tipo de propuesta, en lugar de conducir a la verdadera libertad, lleva a la persona a ser esclava de sí misma, de sus deseos inmediatos, del poder, el dinero, el placer desenfrenado y las seducciones del mundo, haciéndola incapaz de seguir su innata vocación al amor.”

miércoles, 21 de agosto de 2013

Crónica 521

La piedra en el zapato

No he podido entender la posición de Colombia frente al litigio con Nicaragua, será porque cuando en la creación repartieron la diplomacia, allí yo no estaba.
Mientras Daniel Ortega ha recargado sus pilas actuando sin pérdida de tiempo ofreciendo concesiones para explotaciones petroleras en nuestro territorio; desestima la defensa ecológica de las Islas de San Andrés y Providencia; pretende extender su plataforma marítima hasta nuestras Islas para dejarlas aisladas como los cayos, en un enclave según el lenguaje jurídico y diplomático internacional; se arma a través de los Rusos con el apoyo de China, a quien se le adjudicó la construcción del canal, y por supuesto de Venezuela que pretende que La Haya nos quite la Guajira y parte de los Llanos; expide leyes para extender su soberanía en el Caribe, y ha consolidado alianzas con los países del Alba para obtener su respaldo, nosotros seguimos en consultas y obrando con “prudencia”, pasando de agache ante hechos incontrovertibles. A casi un año del fallo de la Haya no hemos podido parir una estrategia, nos falta Pitocin.
Nuestros otros vecinos deben estar de plácemes. El fallo de La Haya que tiene aparentemente inconsistencias y faltas de equidad, no dicho por nosotros sino por otros países, no ha sido objetado o siquiera comentado con alguna contundencia; la posible falta de competencia de la Corte para expedirlo se tiene ahí, en “estudio”, sin límite de tiempo ni acción alguna; la no declaración de impedimento de la juez China de la Corte apenas se comenta, pero nadie con contundencia la rechaza; no se ha buscado con celeridad el apoyo de países amigos. ¡Estamos perdiendo por W! No solamente está en juego el mar que ya perdimos, lo están las propias islas de San Andrés y Providencia y extensos territorios nacionales cuya pertenencia y límites se han definido por tratados que, con la nueva tesis jurídica de la Corte, podrían estar en claro entredicho. De eso ni nos hemos enterado.
La gran paradoja es que el pez chico se está comiendo al grande, el Ortega que considerábamos un simple fanfarrón inofensivo por su falta de capacidad diplomática o bélica, nos ha resultado feroz piraña digna de los anales de National Geografhic. El apoyo que ya tiene de Maduro lo engrandece y envalentona, como se han envalentonado ‘Timochenko’, ‘Márquez’, ‘Catatumbo’, ‘Santrich’ y la holandesa, en la mesa de la Habana, que concuerda con lo que a chavismo huela.
 Es increíble que Nicaragua tenga mejores litigantes que Colombia que dizque es un país de leyes donde los abogados abundan, desde excelentes, hasta simples tinterillos. No es posible que en casi un año no haya una propuesta razonable o válida, para que no nos enjalmen sin si siquiera taparnos los ojos con el poncho.
De lo que he leído, escuchado y discutido con actores de diferentes orillas del pensamiento, mi conclusión es que tenemos derecho al pataleo; ¡pero ya! sin temores a “contaminar” el embeleco de la Habana.

El Rincón de Dios


“…El reino de Cristo no es de este mundo, pero lleva a cumplimiento todo el bien que, gracias a Dios, existe en el hombre y en la historia. Si ponemos en práctica el amor a nuestro prójimo, según el mensaje evangélico, entonces dejamos espacio al señorío de Dios, y su reino se realiza en medio de nosotros. En cambio, si cada uno piensa sólo en sus propios intereses, el mundo no puede menos de ir hacia la ruina.”  Benedicto XVI

miércoles, 14 de agosto de 2013

Crónica 520

Movilidad y Competividad

En esta columna había comentado el atraso de la infraestructura que no nos permite ser competitivos para aprovechar los TLC. Parte de nuestra red vial es un desastre, las vías de una sola calzada en carreteras de montaña son anacrónicas y las normas de tránsito empeoran el panorama. Miremos como ejemplo la vía Medellín-Bogotá, que todavía nos empeñamos en llamar autopista, y analicemos algunas dificultades en la movilidad:

El absurdo de la doble línea continua

 Es razonable la regulación que trata de implementar la seguridad en nuestras carreteras; pero la doble línea continua supera lo razonable para contribuir a una movilidad medianamente fluida. Terminada la doble calzada entre Medellín y Marinilla los sitios donde es permitido adelantar se limitan a cortos espacios cerca a Doradal y Puerto Triunfo; algo se logra en los trayectos donde la doble calzada de la Ruta del Sol están habilitados entre Dorada y Honda, de allí, hasta Villeta, no hay más de dos kilómetros donde la maniobra de adelantamiento está permitida, cuando la policía de control no la llena de conos para hacer retenes, y, de Villeta a El Rosal, más de la mitad del trayecto está bellamente adornada con la doble línea continua. Si alguien se resigna a cumplir la norma, no le es posible transitar los 440 kilómetros que separan a Medellín de Bogotá en menos de 18 a 20 horas en automóvil. Por esta razón no se respeta, y adelantan donde se puede autos, buses, camiones y tractomulas, sin ocasionar situaciones de peligro. Obviamente imprudentes habrá, como hay quienes conducen bajo efectos del alcohol y las drogas.

Vehículos de carga obsoletos

Otra situación que empeora la movilidad es el libre tránsito de camiones y tractomulas obsoletos con motores sin la potencia suficiente para transitar por vías de montaña, vehículos que deberían estar chatarrizados hace tiempo o, al menos, tener operación restringida a carreteras secundarias o locales donde no entorpezcan la movilidad requerida para poder competir en mercados de exportación. Una tractomula circulando a 10 kilómetros por hora en la vía Guaduas-Villeta por ejemplo, tarda casi tres horas y como todo el trayecto tiene doble línea obligaría, si la norma se cumpliese, a vehículos que pueden realizar este recorrido en treinta minutos, emplear un 500% más de tiempo en su desplazamiento.
No podemos dejar de lado los motociclistas con motores de bajo cilindraje con dos personas que también entorpecen la circulación, no se orillan para dar paso, usan cascos que no cumplen los protocolos de seguridad, sin chaquetas reflectivas, luces y cintas reflectivas, son un verdadero peligro y limitan la movilidad. 

Atajos

Al regreso de Bogotá tomé el atajo Guaduas-Puerto Salgar, vía primordialmente utilizada por la petrolera. Por allí se construye la doble calzada que conectará Bogotá con la Ruta del Sol, está habilitada en algunos trayectos y será una maravilla. Ojalá las Autopistas de la Prosperidad que tocan a Antioquia sean de estas características para ver si algún día nuestros nietos pueden volver a disfrutar de los paisajes de nuestra patria. Por lo menos yo, no vuelvo a viajar sino en avión.

El Rincón de Dios


“La mentalidad actual propone una libertad desvinculada de valores, de reglas, de normas objetivas, y que invita a rechazar todo lo que suponga un límite a los deseos momentáneos. Pero este tipo de propuesta, en lugar de conducir a la verdadera libertad, lleva a la persona a ser esclava de sí misma, de sus deseos inmediatos, de los ídolos como el poder, el dinero, el placer desenfrenado y las seducciones del mundo, haciéndola incapaz de seguir su innata vocación al amor.”

Crónica 738

Revoltijo ¿Votaste por el SI en el plebiscito? Entonces no veo la razón para protestar porque te cobren más impuestos. La sola implementa...