martes, 28 de agosto de 2018

Crónica729

Adiós muchachos...

 “Procuremos olvidar lo que traído a la memoria nos entristece”. Seneca
Me refiero tangencialmente a la consulta, primero, porque era inocua como lo han demostrado destacados juristas y, segundo, porque como el casi no vale simplemente no alcanzó el umbral, cualquier mandato sobre el tema es inexistente.
Si hubo fraude, como muchos opinan, no les alcanzó, lo propio es entonces de ambos lados olvidar el tema. Lo grave, si en verdad la trampa existe, es que muestra la corrupción que se decía atacar y lo que esto significa para la confiabilidad del país en el organismo electoral, pero eso es tema aparte. Personalmente prefiero pensar que no se manipularon los resultados pese a las graves sospechas.
No vale la pena que quienes se creen ganadores de una consulta inane, que a la hora del te perdieron, sigan atacando a Uribe, a Peñalosa al Centro Democrático y al presidente, endilgándoles culpas que no tienen. Quienes no votamos la consulta ejercimos nuestro derecho, como libremente lo hicieron quienes fueron a las urnas incluyendo al presidente Duque, la senadora Paloma Valencia y no se cuales ministros del despacho.
Es de suponer que quienes la promovieron no deberían tener remordimiento de conciencia, lo cual dudo, pero callo. Su comportamiento debería ser entonces trasparente, ético y responsable; si perdieron acepten las reglas del juego que son claras en la democracia, un solo voto basta para definir mayoría o minoría y, en este caso, hicieron falta cerca de medio millón para ganarla. 
Iván Duque en toda su campaña habló de la necesidad de erradicar la corrupción. El 8 de agosto, día siguiente a su posesión, presentó las leyes necesarias para ejercer un control radical sobre el asunto, es pues el congreso el responsable de sacar adelante estas propuestas y, Duque, ya citó a los promotores para darles vida. Igual hubiese sido si la consulta triunfa, porque solo el legislativo, un referéndum o una constituyente tienen la facultad de modificar la Constitución. La consulta no era vinculante al menos en dos puntos que requerían reforma constitucional, si me equivoco, que los juristas me corrijan. 
Si es verdad que hubo once y pico millones de votos a favor de las siete preguntas de la consulta, es un mensaje claro que le llega al congreso para que apoye y tramite con rapidez la legislación ya propuesta por el ejecutivo y en su sabiduría y obligación las pula si ha menester y expida con agilidad las normas pertinentes. En las Cámaras podrán ejercer el pleno derecho al voto sus promotores a no ser que, por haber declarado la oposición, ahora salgan con la incongruencia de votar negativamente las reformas propuestas por el ejecutivo, o se desvíen como alguien dijo: ¿por qué voy a respaldar algo si nada me han dado? La metástasis de la mermelada heredada es fatal. 

Ojalá el Congreso cumpla su deber sin cortapisas y Dios quiera que las cortes santistas no tumben lo que de ahí salga.
Lo que sigue es dejar atrás especulaciones, entrevistas, programas de radio y TV, editoriales, sacar pecho inútil, pegarse de unos resultados no avalados por el pueblo para campañas políticas. Lo pasado pasó, y la consulta, para bien o para mal, es un cadáver insepulto. Como dice el tango, “adiós muchachos compañeros de mi vida...”

El rincón de Dios

“Jamás provoques lágrimas en un rostro que te ha regalado sus mejores sonrisas.” Papa Francisco

martes, 21 de agosto de 2018

Crónica 728

Anécdota

 La Corte Constitucional convirtió los delitos de violación, el abuso sexual de menores y el aborto, cometidos por las Farc, en una anécdota. El magistrado Lizarazo así lo aclara: “Las sanciones no se imponen en relación con la naturaleza del delito, se imponen en relación con el grado de reconocimiento de verdad y responsabilidad, de reparación de las víctimas y de garantía de no repetición. No dependen de la naturaleza y el tipo de delito”.
Como me he vuelto preguntón, sería bueno que los juristas amigos me expliquen: ¿La violación y el abuso sexual a menores y el aborto forzado serán delitos conexos como los del secuestro y el narcotráfico? ¿Quien determinará si hubo reconocimiento de la verdad y responsabilidad, la JEP, o el padre De Roux para darles la absolución? ¿El castigo por estos delitos será dictar clases en la escuela primaria? ¿Como serán reparadas las víctimas si las Farc “no tienen plata”, con una palmadita en la espalda? ¿A que responsabilidad se refiere Lizarazo? porque las Farc nunca la han reconocido. ¿Garantizarán la no repetición ‘Iván Márquez’, ‘el Paisa’, ‘Romaña’, o ‘Jesús Santrich’? ¿Que pensarán las integrantes de la Rosa Blanca de esta cachetada? 
Y agrego esta pregunta de mi amigo José Alvear, “si mediante una simple resolución, el Congreso puede poner en vigencia lo que el pueblo rechazó en un plebiscito, ¿por qué no pueden las Cámaras modificar una ley sobre la JEP y fijar penas para los delitos?”
Pero además será la JEP, más torcida que cola de marrano, la que determinará quién y cuando se podrá extraditar un delincuente que haya seguido con sus fechorías después de la firma de los acuerdos. ¡Se salvó Santrich!
***
El domingo 26 de agosto me quedaré en casa, por primera vez en mi vida me niego a votar, no regalaré mi voto a un estropicio. Si usted quiere mirar un análisis serio, lea esta columna de mi buen amigo Jesús Vallejo Mejía, ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia, cuyos argumentos, al menos a mi, me convencen: http://javalmejia.blogspot.com/2018/08/una-manzana-envenenada.html
***
Leo con preocupación en la página de la presidencia de la República que Duque respetará la erradicación voluntaria de los cultivos ilícitos, aunque aclara que con resultados. Sigo sin creer en la viabilidad de este esquema impuesto por las Farc en La Habana, pero un buen abogado me aclara que debe hacerlo por estar incorporado el NAF en la Constitución y que, mientras esta legalmente no se modifique, toca cumplirla. La reforma ya cursa en el Congreso, ojalá la sensatez se imponga. Lo que si opino es que los cultivos en áreas de la disidencia no deben estar cobijadas por esta obligación.
***
No se de que nos extrañamos por la salida de Santos sin solicitar el obligatorio permiso del Congreso. Después de pasarse por la faja el resultado de un Plebiscito su partida furtiva es menuda.

El rincón de Dios

“A eso de sentir la mano de Dios y saberte impotente. / De fijarte una meta y tener que seguir otra. / De huir de una prueba y tener que encararla. / De planear un vuelo y tener que recortarlo. / De aspirar y no poder. / De querer y no saber. De avanzar y no llegar. / A eso no le llames castigo, llámale enseñanza.”

martes, 14 de agosto de 2018

Crónica 727

Rompecabezas

 Dejando de lado los regaños por mi referencia al discurso del senador Macías recalco un solo punto: únicamente para el rubro de la paz se comprometieron $ 130.000.000´000.000 (ciento treinta billones de pesos) de vigencias futuras tres períodos presidenciales— ¿Para darle gusto a cuantos del Secretariado? 
No estamos en contra de algunas inversiones pactadas en los acuerdos, rebatimos sí, que el país se hipoteque y se comprometan vigencias futuras cuando se entrega la olla raspada y sin determinar de donde saldrán los recursos. Los programas en las zonas afectadas por grupos armados deben presupuestarse previamente, determinar su viabilidad, asignar responsablemente los dineros, y sacar de su manejo a personajes de cuatro en conducta como el sobrino de “Iván Márquez” haciendo uso del CVY (¿cómo voy yo?). 
Insight Crime denuncia que en la frontera con Venezuela: Guajira, Cesar, Norte de Santander, Arauca, Casanare, Vichada y Guainía hay 13 frentes de disidencias de las Farc, 16 del Eln, 5 del Epl y 4 de las mafias o bacrim y dentro del territorio venezolano en el Zulia, Mérida, Táchira, Barinas, Apure y Amazonas hay 8 de las Farc, 14 del Eln, 1 del Epl y 6 de la mafia; 67 frentes en total. 
Para completar el panorama me falta obtener las coordenadas y número de frentes ubicados en otras rutas del narcotráfico: la del Brasil principalmente atendida desde el Guaviare, las del Pacífico, Centroamérica, México y el Caribe que se surten del Putumayo, Nariño, Cauca, El Valle, Chocó y Antioquia. No tengo información confiable de cuantos son los integrantes de estas bandas criminales que viven del narcotráfico y la minería ilegal o se refugian en el vecindario, pero, por el número de frentes, asumo que no son pocos. 
De esto surgen varios interrogantes:
¿Estamos en la antesala de nuevas violencias? ¿Es posible combatir estos criminales solo por las buenas? ¿Las autoridades vecinas ignoran el refugio de 29 frentes en su territorio? ¿Fue prudente rebajar el presupuesto de la fuerza pública? ¿Se debe devolver a militares y policías la seguridad jurídica para motivarlos? ¿Que peligro representa la vinculación de grupos armados con las autoridades venezolanas, el Hamas y el Hezbolá? ¿El reconocimiento de Palestina afecta la seguridad nacional? ¿Es posible la colaboración del gobierno mexicano para combatir conjuntamente los cárteles de la droga? ¿Será “Iván Márquez” el nuevo jefe de las disidencias de las Farc como se asevera en las redes sociales? ¿Es verdad que ‘Márquez’, ‘Romaña’ y ‘el Paisa’ se refugiaron en Venezuela?
Preocupa la denuncia de John Marulanda, experto en seguridad, en su columna de la semana pasada: http://periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/20111-eln-amenaza-inmediatala amenaza inmediata del Eln. Coincidimos con John en que el principal flagelo es el de la coca fuertemente ligada con la minería ilegal, manejados por bandas cuya ideología no es otra que la del billete venteado. La pata coja fue haber tolerado el crecimiento exponencial de los cultivos ilícitos y callar sobre la minería ilegal.
****
Ofrezco disculpas a mis lectores por los gazapos en mi anterior columna.

El rincón de Dios

“A eso de caer y volver a levantarte.
De fracasar y volver a comenzar.
De seguir un camino y tener que torcerlo.
De encontrar el dolor y tener que afrontarlo.
A eso no le llames adversidad, llámale sabiduría.”

miércoles, 8 de agosto de 2018

Crónica 726

Al que pida más... que le piquen caña

“El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va.” Antoine De Saint - Exupéry
Se que me lloverán rayos y centellas como nos decía mi madre, pero me encantó el discurso del presidente del congreso Ernesto Macias, Colombia necesitaba un recuento crudo del país que este gobierno recibe, fue una pieza contundente del triste legado de Juan Manuel Santos y mostró a la comunidad internacional embaucada, un rostro de la verdad. Triste la reacción de los enmermelados, pero obvia, se les acabó el reinado. Liberó de paso al presidente de tener que hacer el balance de donde arranca su gestión. 
El dicurso de Duque magistral, valiente, claro, conciliador, puso los puntos sobre la íes con prudencia, dejó claro que conoce el país y sus problemas, no pronunció un discurso para la galería preparado por un tercero como usualmente se estila. Defendió lo prometido en su campaña. Empezó el baile con el pie derecho. 
Su visita a San Andrés pone cosas en su sitio, le deja claro al patán de Nicaragua que la soberanía no se regala y que las desiciones salomónicas de la excanciller Holguín, no son tan salomónicas. No se si será posible la recuperación de los setenta y cinco mil kilómetros cuadrados que la Corte de la Haya nos despojó, pero quedará claro que San Andrés nos pertenece y nuestra posesión de la isla no se discute, como tampoco se discutirá la plataforma continental de Cartagena. Y empezó su gobierno por un territorio casi abandonado.
Su primer periplo sigue por donde hay situaciones álgidas: El Catatumbo, Tumaco y uno menos grave pero emblemático, Girardot. Escuchar a la gente es la mejor forma de acometer las soluciones que se necesitan.
A las cortes les debió quedar claro que sus desiciones deben ser en derecho y no políticas. 
Los terroristas también debieron entender que, en adelante, como claramente lo dijo Duque en su discurso, los delitos de narcotráfico y secuestro no serán conexos; que las víctimas deben ser reparadas, que tienen derecho a conocer la verdad, no la del padre De Roux, y tendrán que garantizar la no repetición de sus crímenes. Adiós al quizas... quizas... quizas... del señor ‘Santrich’.
El Eln por tirárselas de duro, como ha sido su costumbre, no aprovechó la flojera de Santos para obtener mayores beneficios. Ahora les quedará más cuesta arriba, seguramente deberán abandonar sus fechorías para que se les acepte negociar, no podrán aspirar a los delitos “conexos” de que gozaron sus amigos de las Farc y quien sabe a que más deberán renunciar. Afortunadamente su terquedad, o la de ‘Antonio García’ que siempre ha quemado el pan en la puerta del horno, no le permitieron a Santos firmar otro papelito a cualquier precio.
Las EPS tendrán que ponerse las pilas, abandonar la tomadera de pelo con las citas médicas, el suministro de medicamentos y cumplir oportunamnte con sus obligaciones so pena de desaparecer.
La agricultura retomará su camino recobrando la seguridad jurídica, desaparecida en La Habana, para que puedan convivir las explotaciones agroindustriales con las campesinas y a ambos se les respeten sus derechos.
Esto es solo una parte de la nueva esperanza que en el país se vislumbra.   

El rincón de Dios

“Amarás al Señor tu Dios y en cada cosa
 descubrirás su voz, su luz y su sombra
Cantarás cada día al levantarte,
sonreirás al tiempo que te crece adelante.
Al cruzar los umbrales de tu puerta un momento
detendrás la pisada y dirás que estás contento.” 
Fragmento - Padre Calixto

miércoles, 1 de agosto de 2018

Crónica 725

Desafío

Omito referirme al gol de Santos contra Uribe en el minuto 94 del partido, no tengo bagaje jurídico para hacer un análisis juicioso y ha sido tan comentado el absurdo que no habría espacio para la mención de referencias. Somos solidarios con el presidente Uribe.  
Paso al tema de esta nota. Uno de los grandes desafíos que tiene el presidente Duque en el inicio de su gobierno: desmantelar el narcotráfico fuente de nuevas violencias.
 Es evidente que la erradicación voluntaria de los cultivos ilícitos fue un fracaso, será necesario retomar la erradicación forzosa, atacar con contundencia disidencias de las Farc, al Eln, Epl y las bandas criminales que se nutren de la coca, la amapola y la marihuana, y desarticular las ollas del microtráfico interno que envenena nuestra juventud. 
El inicio es la destrucción de los cultivos. No es descabellada la idea de fumigar con drones salvo por la vulnerabilidad que tienen por su vuelo a baja altura, un punto a resolver cuando se pretenda la aspersión obligatoria de los cultivos ilícitos más críticos.
La tecnología de los drones está inventada: un dron con capacidad de quince litros de glifosato puede fumigar alrededor de dieciséis hectáreas por día una vez descontado el tiempo de reabastecimiento de los herbicidas y recarga de baterías; alrededor de cinco mil hectáreas por año. Se necesitan unos trece drones –incluyendo tres de reserva para cubrir etapas de mantenimiento, accidentes y agilidad en algunos casos– para asperjar cincuenta mil hectáreas por año. Cuestan menos que las avionetas de fumigación, el daño ambiental es irrelevante, los efectos dañinos para la salud que se le atribuyen al Glifosato son imperceptibles y el entrenamiento de personal para operarlos fácil y económico, la mayor parte de su operación puede ser programada de antemano. 
Más complejo es el tema de los cultivos alternativos, tres hectáreas de coca le producen al cultivador cerca de sesenta millones de pesos de ingresos brutos por año, cifra superior a la que se puede aspirar con cultivos no especializados ubicados en las áreas cocaleras.
Deben tenerse otros aspectos en cuenta: alrededor del cuarenta por ciento de los cultivos ilícitos están ubicados en bosques deforestados para su siembra, en muchos casos podría ser más lógico emprender programas de reforestación a cargo de familias guardabosques; en otros, por el área, se podrían adelantar programas de explotación comunitaria de cultivos agroindustriales; pero será necesario implementar el suministro de insumos, asistencia técnica integral, crédito a tasas razonables de interés, acceso a maquinaria agrícola, sitios de acopio y fijar precios de sustentación para asegurar el mercadeo. En los ubicados en zonas con un mejor acceso como parte del Caquetá y Putumayo, Norte de Santander, Cauca, Nariño, El Valle y Antioquia, es viable pensar en cultivos alternativos más rentables, que demandan mayores inversiones y subsidios temporales dependiendo del período vegetativo.
Se han hecho algunos ensayos exitosos: cultivos de palmito, ajís exóticos, cacao, palma africana y caucho entre otros, aunque ha sido pobre el seguimiento y desorganizado el mercadeo afectando la credibilidad del campesino en algunas zonas; en otras, los resultados han sido favorables. 
Una primera etapa podría ser organizar en las zonas de sustitución algo similar a los Kibutz israelitas que, aunque surgieron de orientación marxista, contribuyeron efectivamente a la formación del Estado judío. Este esquema en Israel se ha venido transformando y privatizando, pero, con algunos ajustes, podría adaptarse a nuestro medio y satisfacer apartes de los acuerdos.

El rincón de Dios

“La injusticia, fruto del mal, no tiene raíces exclusivamente externas; tiene su origen en el corazón humano donde se encuentra el germen de una misteriosa connivencia con el mal.” Benedicto XVI

Crónica 738

Revoltijo ¿Votaste por el SI en el plebiscito? Entonces no veo la razón para protestar porque te cobren más impuestos. La sola implementa...