lunes, 31 de julio de 2017

Crónica 684

Regocijo

Hoy quiero felicitar muy especialmente al Dr. Mariano Ospina Hernández en sus 90 años de vida, por su excelente blog la Linterna Azul y por la creación del Foro de Atenas, promotores válidos de la defensa de nuestra democracia en vía de extinción.
Quiero, como coloquialmente decimos, devolver un poco la película: llegué a la gerencia regional en Antioquia de la Caja de Crédito Agrario cuando empezaba el Frente Nacional, obviamente por mi herencia, en representación del partido liberal. Al poco tiempo, fui trasladado a Bogotá a la recién creada subgerencia de fomento que tenía a su cargo los departamentos de fomento agrícola y ganadero, semillas, distritos de riego, parcelaciones, vivienda rural, distritos de riego y construcciones.
Esta subgerencia tenía un comité encargado de analizar los programas, proyectos, y licitaciones a que hubiese lugar, para presentar a la junta directiva. Era un comité de lujo que, para mi orgullo, presidía el expresidente Mariano Ospina Pérez y, allí, nace una bella amistad y admiración con la familia Ospina donde las posibles diferencias ideológicas jamás contaron.
Cuando se creó el Incora, por un incidente que no hace parte de este comentario, el Dr. Ospina Pérez tuvo la amabilidad de proponer a la Junta Directiva que recayera en mí la representación de la Caja en la junta del Incora. Por avatares del destino allí mis vecinos de silla fueron el Dr. Álvaro Gómez Hurtado y el cura Camilo Torres. Surgieron en ese entonces gran variedad de temas que con el presidente Ospina debía discutir con frecuencia durante el gobierno del Dr. Carlos Lleras Restrepo, algunos de los cuales llegaron a palacio.
Pero lo de fondo es la gran herencia que el Dr. Ospina Hernández recibió de su padre, gran conciliador y patriota que siempre tuvo la patria por encima de sus posibles ambiciones personales. Jamás el presidente Ospina puso por encima de las aspiraciones de su partido político, el bien de la patria. Tampoco hubo una  rivalidad, como se cree, con el Dr. Gómez Hurtado, siempre primó entre ambos la salud de nuestra democracia y el progreso del país.
 Traigo esto a colación por lo que últimamente me ha tocado vivir en contacto con el Dr. Ospina Hernández. En él se refleja la prudencia en el manejo de situaciones difíciles como la que ahora atraviesa Colombia, la diferencia del ala conservadora que ha preferido la mermelada santista a la que está comprometida en la defensa de nuestras instituciones, nuestras leyes, nuestra historia.
Su lucha sigue siendo firme, sin pausa, sin tregua. Sus propuestas aterrizadas, sin pretensiones personales, sin arrogancia. En la Linterna Azul y en el Foro de Atenas se oyen sugerencias de todas las tendencias que a nadie excluyen, los análisis son profundos, obviamente centrados en la defensa de nuestras instituciones y nuestra democracia. Trató de conservar el mejor legado de su padre para el país: La Caja Agraria que muchos añoramos y que, el Dr. Juan Camilo Restrepo, actual negociador con el ELN, en su paso por el ministerio decidió convertir en el Banco Agrario cuyas funciones han sido degradadas por el actual gobierno. El gran perdedor en esta historia fue el campesino colombiano, ejemplo de honradez y vocación trabajadora que ahora caerá en las fauces de Nuevo Acuerdo Final.       

El Rincón de Dios

“A veces sentimos que lo que hacemos es una gota en el mar; pero el mar sería menos sin esa gota”. Madre Teresa de Calcuta


lunes, 24 de julio de 2017

Crónica 683

El paraíso perdido

“Más horroroso que una derrota de las armas es un colapso del espíritu humano”. Monseñor Michael Kozal
Para allá vamos con el cuento de “Todos por un nuevo país” que el gobierno nos vende con el “logro de la paz”. Sin disparar un tiro, en la Habana las Farc urdieron en seis años el colapso del espíritu humano para alcanzar a corto plazo el poder que no lograron con las armas. Desmantelará nuestras instituciones, nuestras leyes, nuestra identidad, nuestra fe, nuestra historia y la realización de nuestros sueños. Lo recordó Trump en Polonia.
La Fundación para los derechos humanos de Cuba (FHRC por sus siglas en inglés) nos muestra algunos efectos del castrochavismo en Venezuela que, en un cercano futuro si no nos pellizcamos, estaremos viendo en nuestra patria.
La nueva constitución que Nicolás Maduro intenta instaurar en Venezuela y el acuerdo con las Farc impuesto por Juan Manuel Santos en Colombia, violando la voluntad plebiscitaria, tienen mucho en común: provienen de la estrategia castrista para conquistar y mantenerse en el poder. Lo estamos viendo en la implementación de los acuerdos y, las 310 nuevas páginas de nuestra Carta Magna, pronto serán enriquecidas con lo que se entregue al ELN.
Según la FHRC en Venezuela la presencia de militares cubanos es visible: 3 generales, 12 coroneles, 6 capitanes de fragata, 25 oficiales de otras graduaciones, 4.500 soldados, además de fuerzas especiales encargadas de la seguridad de Maduro y que ocupan altos cargos del gobierno. Están directamente vigilados por el general Leonardo Adolfo Valdez desde Cuba y supervisados por la cúpula militar de ese país. Hay también una alianza promovida por el vicepresidente Tarek El Aissami con el Hezbolá, cuyos tentáculos el coronel John Marulanda explica en su bien documentado libro el Yihadismo en Latinoamérica, y tiene cercanía con las Farc. Cuba inspira y asesora la dictadura venezolana.
Es curioso que la visita de JMS a Cuba coincida con la estadía allí de sus queridos amigos don “Timo” y don “Iván”, el tema central debió haber sido, disfrazado bajo el falaz escudo de un acuerdo comercial: ultimar los detalles de la entrega de nuestra patria al socialismo del siglo XXI fraguado entre Fidel y Chávez y heredado por Raúl y Maduro.
En la reciente reunión del Foro de Sao Paulo en Nicaragua destacan los triunfos de la Izquierda en Nicaragua, por la reelección de Ortega; Ecuador, y Salvador, y esperan lo mismo para Colombia.
No quiero profetizar un apocalipsis, pero no pasará mucho tiempo para estar como nuestros vecinos, en la calle tratando de salvar un paraíso perdido en las manos del marxismo-lenismo.
****
En Medellín, hasta hace poco, había en Laureles una oficina del DI, organismo de inteligencia cubano calcado de la KGB rusa e inspiración del decreto ley No. 895 sobre el Sistema de Seguridad Integral dictado como parte del Fast Track.

El Rincón de Dios


“Callar las cualidades propias es: humildad. Callar las buenas obras del prójimo es: envidia. Callar para no herir susceptibilidad es: delicadeza. Callar los defectos propios es: prudencia. Callar los defectos ajenos es: caridad. Callar las palabras inútiles es: sabiduría. Callar para escuchar es: educación. Callar a tiempo es: discernimiento. Callar junto al que sufre es: solidaridad. Callar cuando se ha de hablar es: cobardía. Callar ante el fuerte es: sometimiento. Callar ante el débil es: magnanimidad. Callar ante una injusticia es: complicidad. Callar cuando te humillan es: andar en la verdad. Callar en los momentos de dolor es: virtud. Callar ante una injuria es: fortaleza. Y Callar para mejor amar es: santidad”. Anónimo

miércoles, 12 de julio de 2017

Crónica 682

Acá no pasa nada… (II)

“Aunque la infección vino de arriba, es mi convicción que el mal que la sociedad colombiana padece, no se cura ya con solo modificaciones en el gobierno o en la ley sino en las costumbres y en el ser moral” Rafael Uribe Uribe
Sigo mis comentarios al amigo a que me referí en mi pasada columna:
Cultivos ilícitos.- Es la mayor farsa del NAF: Se acepta que el mayor cartel del narcotráfico simplemente no existe; se cambia el nombre por cultivos de uso ilícito, ¿dejan de ser ilegales?; para ejercer la erradicación manual se requiere la aprobación de las comunidades ¿las que las Farc controlan? Se legisla a favor del mayor lavado de activos del país, y, de contera, se declara delito conexo con lo cual deja de ser punible.
Para muestra un botón: Cuando se firmó el borrador conjunto sobre drogas ilícitas en mayo de 2014 había 69.000 hectáreas de cultivos ilícitos. Era de suponerse que las Farc participarían en su destrucción como reciprocidad a las medidas gubernamentales que desde entonces suspendieron las fumigaciones aéreas y prohibieron el uso de Glifosato.
 Los resultados son paradójicos: el Departamento de Estado de los Estados Unidos recientemente reveló la existencia de 188.000 hectáreas sembradas de coca y la ONU, la semana pasada, afirmó que los cultivos se incrementaron el año pasado en un 50%. Citemos solo lo protuberante: Tumaco tiene más cultivos que Bolivia; el resto del departamento de Nariño, más que el Perú, y, en el “ensayo” del Catatumbo, el área cultivada de coca pasó de 2.000 hectáreas a 25.000.
Si los cultivos crecen el 50% por año y la meta de destrucción manual, según el mindefensa Chamberlain Villegas es de 50.000 hectáreas por año, asumiendo que se cumpla y que las “comunidades” lo permitan, ¿desaparecerán los cultivos?
¿Cuál es el ingreso de 1.000 toneladas métricas en que se calcula la producción actual? Y, ¿cuántos votos compran?
Falta sumar la minería ilegal de oro y coltán que pasó de agache y vale otro potosí.
La CSVI.- Esta comisión está sobre todo, debe dar la venia a las resoluciones, decretos, leyes, reformas, presupuestos o actividades que tengan que ver con el seguimiento, verificación e implementación de los acuerdos que abarcan prácticamente todas las actividades nacionales (“lo divino y lo humano”). Ni el gobierno, ni el congreso, ni las instituciones pueden actuar sin su complacencia sobre estos temas.
Su composición es siniestra, por decir lo menos: tres delegados del gobierno, Sergio Jaramillo, Juan Fernando Cristo y Rafael Pardo, cuya presentación, especialmente de los dos primeros, es innecesaria, y, por las Farc, “Santrich”, “Iván Márquez” y “Victoria Sandino”. En caso de empate que impida avalar una propuesta los árbitros serán: uno designado por Raúl Castro, otro por Nicolás Maduro, un tercero por Michelle Bachelet y otro por el gobierno de Noruega que es el que paga los honorarios de Enrique Santiago.
Pregunté a mi amigo, ¿la bendición de estos personajes a cualquier proyecto te dan tranquilidad y garantía?
     No profundizo más, cuando empecé a comentarle a mi compañero sobre lo convenido sobre seguridad del nuevo partido de las Farc, y sus tentáculos como por ejemplo la incorporación de guerrilleros a las compañías de vigilancia privada y la conformación de la Gestapo a la colombiana que en el NAF se advierte, mi amigo estaba a un paso del infarto y, ahí, si no entro yo.

El Rincón de Dios


“La sencillez es una fuerza que vence todas las astucias”. Anónimo

Crónica 741

Contrastes “Lo correcto es correcto, incluso si todos están en su contra y lo incorrecto es incorrecto, incluso si todos están de acuerdo...