Crónica 683

El paraíso perdido

“Más horroroso que una derrota de las armas es un colapso del espíritu humano”. Monseñor Michael Kozal
Para allá vamos con el cuento de “Todos por un nuevo país” que el gobierno nos vende con el “logro de la paz”. Sin disparar un tiro, en la Habana las Farc urdieron en seis años el colapso del espíritu humano para alcanzar a corto plazo el poder que no lograron con las armas. Desmantelará nuestras instituciones, nuestras leyes, nuestra identidad, nuestra fe, nuestra historia y la realización de nuestros sueños. Lo recordó Trump en Polonia.
La Fundación para los derechos humanos de Cuba (FHRC por sus siglas en inglés) nos muestra algunos efectos del castrochavismo en Venezuela que, en un cercano futuro si no nos pellizcamos, estaremos viendo en nuestra patria.
La nueva constitución que Nicolás Maduro intenta instaurar en Venezuela y el acuerdo con las Farc impuesto por Juan Manuel Santos en Colombia, violando la voluntad plebiscitaria, tienen mucho en común: provienen de la estrategia castrista para conquistar y mantenerse en el poder. Lo estamos viendo en la implementación de los acuerdos y, las 310 nuevas páginas de nuestra Carta Magna, pronto serán enriquecidas con lo que se entregue al ELN.
Según la FHRC en Venezuela la presencia de militares cubanos es visible: 3 generales, 12 coroneles, 6 capitanes de fragata, 25 oficiales de otras graduaciones, 4.500 soldados, además de fuerzas especiales encargadas de la seguridad de Maduro y que ocupan altos cargos del gobierno. Están directamente vigilados por el general Leonardo Adolfo Valdez desde Cuba y supervisados por la cúpula militar de ese país. Hay también una alianza promovida por el vicepresidente Tarek El Aissami con el Hezbolá, cuyos tentáculos el coronel John Marulanda explica en su bien documentado libro el Yihadismo en Latinoamérica, y tiene cercanía con las Farc. Cuba inspira y asesora la dictadura venezolana.
Es curioso que la visita de JMS a Cuba coincida con la estadía allí de sus queridos amigos don “Timo” y don “Iván”, el tema central debió haber sido, disfrazado bajo el falaz escudo de un acuerdo comercial: ultimar los detalles de la entrega de nuestra patria al socialismo del siglo XXI fraguado entre Fidel y Chávez y heredado por Raúl y Maduro.
En la reciente reunión del Foro de Sao Paulo en Nicaragua destacan los triunfos de la Izquierda en Nicaragua, por la reelección de Ortega; Ecuador, y Salvador, y esperan lo mismo para Colombia.
No quiero profetizar un apocalipsis, pero no pasará mucho tiempo para estar como nuestros vecinos, en la calle tratando de salvar un paraíso perdido en las manos del marxismo-lenismo.
****
En Medellín, hasta hace poco, había en Laureles una oficina del DI, organismo de inteligencia cubano calcado de la KGB rusa e inspiración del decreto ley No. 895 sobre el Sistema de Seguridad Integral dictado como parte del Fast Track.

El Rincón de Dios


“Callar las cualidades propias es: humildad. Callar las buenas obras del prójimo es: envidia. Callar para no herir susceptibilidad es: delicadeza. Callar los defectos propios es: prudencia. Callar los defectos ajenos es: caridad. Callar las palabras inútiles es: sabiduría. Callar para escuchar es: educación. Callar a tiempo es: discernimiento. Callar junto al que sufre es: solidaridad. Callar cuando se ha de hablar es: cobardía. Callar ante el fuerte es: sometimiento. Callar ante el débil es: magnanimidad. Callar ante una injusticia es: complicidad. Callar cuando te humillan es: andar en la verdad. Callar en los momentos de dolor es: virtud. Callar ante una injuria es: fortaleza. Y Callar para mejor amar es: santidad”. Anónimo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 690

Crónica 681

Crónica 706