Crónica 649

“Hacia un nuevo campo colombiano…” 2

Siguiendo con el tema de mi columna anterior pongo en cursiva el texto del acuerdo a que me refiero.
(…) Se otorgará un subsidio integral para la compra de tierras por parte de las personas beneficiarias (ver en 1.1.3.) en las zonas priorizadas (…)
Los campesinos que estén fuera de estas zonas controladas por las Farc ¿no tienen ese derecho?
1.1.5. (…) El Gobierno Nacional formalizará 7 millones de hectáreas de pequeña y mediana propiedad rural, priorizando áreas como las relacionadas con… los PDET, Zonas de Reserva Campesina y otras que el gobierno defina (…)
Vuelve y juega su destinación priorizada a las zonas dominadas por las Farc. A estos 7 millones de hectáreas deben sumarse otros 3 millones del fondo de tierras determinado en el numeral 1.1.1. Si se compran votos con cincuenta mil pesos ¿cuántos se comprarán con 10 millones de hectáreas en las circunscripciones especiales?
Al referirse al catastro en el punto 1.1.9. se lee (…) En ningún caso lo aquí acordado afectará los derechos adquiridos por las comunidades indígenas y afrodescendientes y demás comunidades rurales.
¿Cuáles son las demás comunidades rurales? Las ubicadas en las zonas de dominio de las Farc? ¿En las ZRC creadas entre ellas y el gobierno?
1.1.10 Cierre de la frontera agrícola y protección de zonas de reserva. (…) la participación de comunidades y organizaciones rurales (….)
¿Se despoja el gobierno de su autonomía? Se habla de la participación de las Zonas de Reserva Campesina que serán ampliamente influidas por las Frac y, según las reglamentaciones, comisiones, acuerdos con unas comunidades, el cuento del buen vivir, el condicionamiento de ajustar el Plan Nacional de Desarrollo a los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), etc. ¿de quién es el dominio?     
Con la tendencia a la colectivización de las tierras se excluye el desarrollo de proyectos agropecuarios industrializados, se persigue con la RRI el regreso a una agricultura familiar, obsoleta, ya ensayada en la reforma agraria del Dr. Lleras Restrepo con resultados precarios. No es condenable que existan estas explotaciones, hay lugares del país donde prevalece el minifundio que sería lógico proteger y ampliar el tamaño de las UAF, como en el departamento de Nariño por ejemplo.
Pero es absurdo que en la Altillanura con suelos de condiciones físicas favorables que requieren altas inversiones para corregirlos y es reserva agrícola del futuro, donde Colombia podría tener una participación importante en la la demanda alimentaria de la creciente población mundial, se limite su uso con las cortapisas determinadas en el acuerdo a sabiendas de que allí la población campesina es escasa.
Las explotaciones de economía solidaria son convenientes, pero no como programa intensivo que lleva a situaciones como las de la Unión Soviética. Los Kibutz de Israel en muchos casos han tenido que migrar hacia la industria, la hotelería y el turismo y la parte agrícola ha pasado a manos de agricultores individuales.
Para atender los requerimientos de lo acordado añoramos organismos que distintos gobiernos liquidaron o debilitaron como la Caja Agraria que atendía el crédito, la asistencia técnica gratuita, el suministro de semillas mejoradas, abonos, insecticidas, y los demás insumos requeridos en el campo; el Idema que orientaba el mercadeo de los productos agrícolas, fijaba precios de sustentación cuando era menester, almacenaba excedentes e importaba faltantes; el ICA que hacía la investigación y la divulgaba a través de sus granjas regionales; el papel que desempeñaban Fedegán, Fenalce, las Federaciones de Cafeteros y de Arroceros, que se han desvirtuado, para solo mencionar algunos. Renacerán en un sinnúmero de esperpentos manejados conjuntamente entre las Farc y las comunidades bajo su tutela.

El rincón de Dios


Por sus frutos los conoceréis... Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. (Mateo 7, 16-18)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 690

Crónica 681

Crónica 706