Crónica 589

Rosario de Perlas
Me apropio este título de Alfredo Iriarte, no creo convertirme en el malo de la película por el plagio, sus temas se relacionan con la pureza del idioma y los míos con la impureza que nos azota.  
Según mis datos, los integrantes del grupo terrorista en la mesa de La Habana como plenipotenciarios o asesores pasa de treinta. Por parte del gobierno no superan la mitad. Por eso recibimos con beneficio de inventario la presencia de nuevos delegados al equipo del gobierno. María Angela Holguín, perfecta para acolitar a su amigo Maduro cuyo único papel destacado es refugiar en su territorio terroristas colombianos y despejarles el camino del comercio de la coca que los aceita, solución salomónica como la del fallo sobre San Andrés y su manejo. El Dr. Gonzalo Restrepo López hombre aterrizado, competente, posible contrapeso a los cínicos ‘Iván Márquez´ y ‘Jesús Santrich’, a no ser que llegue infectado con el virus de su pariente Nicanor Restrepo, de lo que yo no tengo duda.
Lo deseable y correcto es la solución negociada del conflicto; pero la gran mayoría seguiremos insistiendo en que no pueden hacerse acuerdos a cualquier precio, sin concesiones de la contraparte ni muestras claras de voluntad de paz y compromisos visibles de decencia y respeto a los derechos humanos. Tampoco aquellas que no sean viables económicamente; rompan el modelo económico, aunque requiera ajustes, o afecten el Estado de Derecho.  
El reinicio de los bombardeos fue consecuencia de la insensatez de las Farc y el errado proceder del gobierno de aterrizar los aviones cuando el cese unilateral seguía violándose descaradamente. No creo que el nuevo Ministro tenga voluntad política de continuarlos hasta que la contraparte de muestras de su compromiso de paz, sus antecedentes en La Habana no dan la credibilidad que se necesita, nos llevarán poco a poco al cese bilateral que es en lo que las Farc insisten y juampa con su gran fortaleza, sin reato les concederá. 
Según columnistas tan respetados como el Dr. Alberto Velásquez Martinez, de cuyas fuentes no dudo, solo el 20% de los integrantes de las Farc están representados en La Habana, los demás se niegan a dejar su lucrativo negocio de las drogas ilícitas. Si creemos en las cifras oficiales, los  hombres en sus filas equivalen al 0,00015% de la población y el 20% de estos el 0,00003% de la misma ¿hasta donde se justifica ceder todo ante esta mínima fracción de “compatriotas”? Vale la pena aprovechar la coyuntura presente para hacer una verdadera reingeniería que nos lleve a creer en el proceso y evitar que siga creciendo el desconcierto y repudio. Deben cerrase los micrófonos de La Habana y dar partes periódicos y creíbles de los avances de la funesta tertulia, en vez de seguir “diciendo lo mismo pero exactamente todo lo contrario”.
Los colombianos habríamos entendido mejor al equipo negociador, si en lugar de la pantomima en La Habana de remangarse los pantalones por la muerte de una niña que pisó una mina cerca de su escuela, como Antanas Mockus se los hubiesen bajado para mostrarnos el trasero.  
El rincón de Dios
“Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¿cuánto más el Padre que está en el cielo dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan?” Lucas 11:13


Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 706

Crónica 697

Crónica 698