Crónica 620

Ley de Murphy
“La información más importante de cualquier mapa está en el doblez o en el borde” 

Así sucede con los acuerdos de paz que siguen denominándose borradores aunque Juampa insista en el posconflicto. Pueden verificarlo mirando la página del Comisionado de Paz, verán un atractivo resumen que parodiando las compañías de seguros que publican en letra menuda e ilegible lo que no cubren y no leemos hasta que ocurre el siniestro, en la página mencionada desaparece.

El problema de fondo es que la publicidad e intervenciones del gobierno pinta pajaritos de oro y la gente, incluyendo la clase dirigente, es la información que procesa y no la que contienen los Borradores Conjuntos que como dice una carta dirigida a personalidades “(…) abarcan centenares de páginas que contienen incontables compromisos ambiguos, extravagantes y contrarios a la concepción de un Estado democrático de derecho”, borradores que pocos nos hemos tomado el trabajo de leer y analizar. 

Admitiendo el beneficio de la duda de que el plebiscito se dé, personalmente creo que  Juampa se lo pasará por la faja como ocurrió con el referéndum, se publicarán los acuerdos con treinta días de anticipación para que los ciudadanos habilitados para votar lo hagan con  conocimiento. Ahí viene la trampa, pues los tales acuerdos son un libro que casi nadie leerá en ese lapso.

Seguramente se publicarán en una página web a la que un número importante de votantes no tendrá acceso, tal vez tantos como el umbral, y así, la pregunta capciosa que se  hará para triunfar, podría tener posibilidades.

Pienso que en la época que se convoque la refrendación de los acuerdos ya firmados e irreversibles estarán avalados por la ley habilitante, los guerrilleros gozarán de impunidad y garantías para hacer campaña política en los Territorios de Paz cuya reglamentación aun se desconoce. Allí no entrará el ejército y tendrán vía libre para hacer proselitismo con toda clase de amenazas sin que nadie intervenga, verificados por la CELAC, apéndice del Foro de Sao Paulo.
   
Inicialmente se habló con la ambigüedad de siempre de ocho zonas de verificación, ahora de diez. Se especula, no se si con fundamento, que las Farc aspiran a noventa.

Conocemos que la ONU avaló estos municipios como necesitados de atención prioritaria: Huila: Algeciras, Colombia, Neiva y Palermo; Caquetá: Belén de los Andaquíes, Cartagena del Chairá, Curillo, El Doncello, El Paujil, Florencia, La Montañita, Milán, Puerto Rico, San José de Fragua, San Vicente del Caguán, Solano y Valparaiso; Putumayo: Mocoa, Orito, Puerto Asís, Puerto Caicedo, Puerto Guzmán, Puerto Leguízamo, Valle del Guamuez y Villagarzón.

No se si seré mal pensado, pero mirando este territorio que ha estado bajo el dominio de las Farc la atención prioritaria ¿significará objetivo principal para el establecimiento de Territorios de Paz y Zonas de Reserva Campesina? ¿Faltan los municipios que requieren  la misma atención prioritaria en Cauca, Nariño, Arauca Chocó y Antioquia? No dejarán de lado los corredores de la coca de que allí gozan y los ríos donde explotan minería ilegal. 

***

Las posibilidades de un acuerdo de paz exitoso y justo es inversamente proporcional a la actitud de nuestra anestesiada clase dirigente.

El Rincón de Dios
“Cuáles son nuestras raíces? Nuestros padres, la familia y la cultura de nuestro país son componente importante de nuestra identidad. Hay otra: El profeta Jeremías escribe: Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza: será un árbol plantado junto al agua, que junto a la corriente echa raíces; cuando llegue el estío no lo sentirá, su hoja estará verde; en año de sequía no se inquieta, no deja de dar fruto.” 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 690

Crónica 706

Crónica 697