Crónica 666

El peor flagelo

Debemos abrir los ojos, Fidel Castro llegó al poder, no por su triunfo en la Sierra Maestra, por la corrupción rampante del gobierno de Batista; sucedió lo mismo en Venezuela con Chávez, el pueblo estaba harto con la corrupción de sus gobernantes y para allá vamos en Colombia. Independientemente de la entrega del país a las Farc, ante la corrupción la gente no votará a favor de un candidato por su capacidad, lo hará por quien parezca que pueda acabar con el flagelo, sea quien sea.
El país no aguanta más: que la mermelada a rodos; que los doce millones de dólares de JJ Rendón… ¿que solo fueron dos los que entraron? pero nadie sabe; que si los 4,6 millones de dólares de ahora… ¿que a la campaña entró solo uno? que si el Fiscal se lavó las manos como Pialtos; que si alguien se robó esa plata; que si la carreterita Ocaña-Gamarra; que si la plata llegó  en cajas para compra de votos como en otro gobierno cuestionado, que si se perdió la plata de la bonanza petrolera; que si Refricar e Isagén; que si los contratos a dedo; que si le dieron millones a fulano para promover la paz; que si los vuelos en aviones privados a ciertos personajes; que si las almendras, los pisapapeles, cortinas de palacio o el avión de Tutina; que si llamaron al Fiscal a regañarlo; que si fulano le dio el teléfono a zutano; que si esto o aquello, y el tapen tapen.
El escándalo de ahora con los maletines de Bula llenos de billetes, no me importa si verdes o de acá, por donde entraron, si investigará la Fiscalía, el Consejo Electoral o cualquier juez, lo cierto es que no pasará nada, como no ha pasado ni pasará con lo mencionado en el anterior párrafo y, lo que es peor, dentro de poco nadie lo recordará como se olvidaron los millones de JJ Rendón, porque en este país no pasa nada. Y nosotros ¿dónde estamos? pues ahí… pasivos, anestesiados, quietos, mirando para el páramo mientras la patria se cae a pedazos y alborozados la recogen los bandidos que de bobitos nada tienen.
Nos roban las elecciones, el plebiscito, aprueban la JEP, le entregan la soberanía del país a la CSIVI, emasculan el Congreso, nos imponen una dictadura, paralizan nuestro ejército, crean una copia de la Gestapo para que nos persiga ¿y que hacemos? nos quedamos ahí… alelados, o escribimos un par de cuartillas que casi nadie lee, producimos un trino, montamos cualquier bobada en Facebook y permitimos que seis mil facinerosos que durante cincuenta años han violado todos los derechos humanos, depredado el país, violado la ley y todo principio y convirtieron nuestra patria en un narcoestado, tengan mayores derechos y prebendas que cuarenta y nueve millones de ciudadanos de bien. Y permitiremos que en menos de lo que cante un gallo, nos estén gobernando, y ¿qué hacemos? volvemos a quedarnos ahí… pasmados, echando carreta sobre los problemas nacionales, quietos como si estuviésemos jugando OA, la pelotica que en la niñez nos hacía permanecer en “estatua” cuando nos decían “sin moverse” o “sin hablar”.   
¿No seremos capaces de despertar?
****
Entiendo que la mayoría no haya leído el árido documento del NAF. Para entrarse de los peligros del acuerdo les recomiendo el análisis sereno y ameno del libro de José Félix Lafaurie Y nos quedaron DEBIENDO.

El Rincón de Dios


“Solo se combate por lo que se ama; solo se ama lo que se estima, y para estimar es necesario conocer.” San Juan Pablo II

Comentarios

Carlos Mario Ochoa ha dicho que…
Acertado enfoque, ante tanta pasividad se oscurece el panorama!!!

Entradas populares de este blog

Crónica 706

Crónica 697

Crónica 698