lunes, 27 de junio de 2016

Crónica 640

Pelo para el moño

Lo firmado en La Habana es otro galimatías entre el director de orquesta ‘Timochenko´ y Juan Manuel Santos, logró enredar a muchos colombianos vendiéndoles la idea de que se firmó la paz.
Felicitamos a la canciller Holguín por su habilidad para convencer presidentes, a Ban Ki-Mon, a gringos y europeos para asistir a la rubrica de un “borrador conjunto” que, según la RAE, es un “texto provisional susceptible de modificación y desarrollo”. En buen romance, vale tanto como el acuerdo sobre control de drogas ilícitas firmado el 16 de mayo de 2014 cuyos resultados conocemos. Y lo empastan, además, en un librito rojo con el escudo de Cuba en lugar del de Colombia que es la negociadora.
La obsesión de Juampa es inagotable en el tema de “la paz”, el cese bilateral viene cumpliéndose hace meses y basado en un borrador crea 23 zonas de despeje, ZVTN, y 8 campamentos en donde hasta 150 días, máximo 180 después del día D, que nadie sabe cuando es, se hace la dejación de las armas y entre tanto se identificarán “(…) las armas individuales que porten los integrantes de las FARC-EP…” Se le entrega a la ONU la verificación con la petición de escoger los miembros internacionales de la CELAC, que ya aceptó participar, organismo creado y monitoreado por Cuba.  
Si el plebiscito se da, lo cual es casi seguro a no ser que se cambie por otra barrabasada, pues la firma del “borrador” estaba fríamente calculada para presionar la aprobación por la Corte del plebiscito y el acto legislativo que la da poderes de constituyentes a ‘Timo’ y a Juan Manuel y faculta a este para aprobar lo que le venga en gana o desde La Habana le exijan.
Los tiempos también concuerdan: los 180 días a partir del día D y los de la ley habilitante serán sincrónicos de manera que hasta que Juampa cumpla, razón tienen por sus antecedentes, y se refrenden los acuerdos, no dejarán definitivamente las armas. Pero con “la elaboración de una hoja de ruta” no definida, el tiempo puede extenderse si a las Farc les conviene. ¿Quién les impide hacer política con armas si el ingreso de la fuerza pública a sus ZVTN necesitan de su permiso?  
Se deja por fuera lo grueso que después nos zampan a su antojo: lo definido en los anexos X y Y y los cuarenta pendientes de anteriores acuerdos que ahora se discuten, uno de los cuales es la asignación para el Fonanpaz del 4% del PIB, 32 billones de pesos anuales, para que no se note pobreza. ‘Timochenko’ describe lo incompleto gráficamente: “falta pelo para el moño” ¿de que tamaño es el moño y cuanto pelo necesita?
Lo más abultado es la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que ahora se refuerza con la acotación tomada por el Jodario del borrador comentado: “luchar contra las organizaciones criminales (…) que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz y la refrendación”. ¿Nos perseguirá el Cuerpo Elite de Seguridad y Protección cuya “(…) conformación de naturaleza mixta, integrado por personal de confianza del nuevo partido o movimiento político que surja del tránsito de las FARC-EP a la actividad legal, el cual tendrá enlace directo y coordinación con la Policía Nacional.”?

El rincón de Dios


“Estén siempre dispuestos a defenderse delante de cualquiera que les pida razón de la esperanza que ustedes tienen. Pero háganlo con delicadeza y respeto, y con tranquilidad de conciencia.” (1 Pe 3,15-16)

No hay comentarios:

Crónica 738

Revoltijo ¿Votaste por el SI en el plebiscito? Entonces no veo la razón para protestar porque te cobren más impuestos. La sola implementa...