lunes, 20 de abril de 2015

Crónica 585

Llorando a nuestros soldados 
La masacre de nuestros soldados perpetrada por las Farc, a mansalva y sobre seguro, no hizo más que ratificar nuestro convencimiento de que la voluntad de paz de estos terroristas no existe y que la actitud de Juampa es de cómplice. 
Esperamos que la reacción de pueblo colombiano no sea como el Alka Seltzer, que desaparezca en minutos, o defendemos nuestra patria o la perdemos. 


El Rincón de Dios

“La cicatrices se cierran, pero algunas son tan profundas que jamás pueden olvidarse”

1 comentario:

Mauricio Betancourt dijo...

Preciosa y disiente fotografía. Mis respetos al artista y la modelo.

Crónica 746

Retahíla La JEP es el mayor de los engendros creados en el Acuerdo Final y, una de las mejores definiciones sobre este espantajo es la d...