lunes, 23 de marzo de 2015

Crónica 581

Cumulonimbus 
En aviación se esquivan, Juampa hace todo lo contrario ante los nubarrones que nos asechan.
Lo vemos en la economía: mientras se sigue gastando en mermelada a manos llenas, el déficit se profundiza, la inflación crece, la devaluación se dispara y el desempleo aumenta. La reforma tributaria tiene un desfase, que sumado al causado por la caída de los precios del petróleo, llega a los 21 billones de pesos según cifras del Ministerio de Hacienda. Caerá implacable la nueva reforma tributaria integral, que será alcabalera antes que técnica, sobre empresarios y, la clase media, llamada otra vez a pagar los platos rotos del gobierno derrochador. 
Ahonda el problema el incumplimiento recurrente de Juampa a promesas de campaña o para solucionar paros y contubernios para lograr la reelección hechos sobre ingresos ilusorios, o simplemente imaginarios, basados en entradas que no parecían susceptibles a caídas vertiginosas como la de los precios del petróleo u otros productos que por añadidura se han visto afectados. Se hicieron ajustes basados en crudo a 48 dólares el barril, aunque hay tendencias negativas en el mercado que pudieran seguirlo descolgando; pero valga la verdad, otros analistas son menos pesimistas. La incógnita está viva ahí.
La inseguridad jurídica es manifiesta por la crisis de las Cortes, la Fiscalía, la compra de falsos testigos, los sobornos a magistrados y jueces, el mercado de favores entre magistrados y, los inauditos mandados de Juampa a las Farc (ver: http://periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/8039-el-mandadero) que a cuentagotas se destapan. No solo desanima la inversión privada, la represa, y espanta empresas que por falta de claridad o excesos tributarios buscan horizontes más seguros y tranquilos. El renglón más crítico es la exploración petrolera, desalentada por la caída de los precios del crudo y afectada por la extorsión de los terroristas y la inseguridad creciente por la paralización de la fuerza pública. Los anuncios conque el gobierno pretende anestesiarnos son ficticios, exagerados o desvían la verdad
La expectativas de la paz están en medio de un cumuloninbus que causa turbulencias aterradoras. Esto ha llevado a una polarización sin precedentes que cada día inclina más la balanza hacia los incrédulos, sean o no de derechas, por las grandes dudas que originan las exageradas concesiones del gobierno a cambio de nada, la puesta en tierra de los aviones de combate, la exclusión del general Mora de la mesa ya bastante coja, mientras los grupos terroristas continúan con sus tropelías y desmanes que, Juampa creyéndonos tarados o imbéciles, trata de tapar como quienes tapan el sol con las manos. 
Está demostrado que secuestros, asesinatos de civiles, soldados, reclutamiento de menores y extorsión, siguen en auge pese a la “tregua unilateral”, convertida en bilateral, y por tratar de esconder crímenes de lesa humanidad como la incineración “accidental” de un soldado, que se disimulan bajo la creencia de que pasarán desapercibidas. Entre tanto, en la Habana ‘Iván Marquez’ cínicamente pide a los empresarios que no los obliguen a terminar el “cese unilateral” que ellos magnánimamente han decretado.
La relación con Maduro se ha vuelto vergonzosa, el apoyo para ayudarle a tapar la persecución implacable a la oposición es una página que la historia recordará como una afrenta a nuestros vecinos. Lo grave, es que acá se calca. 
El rincón de Dios
  “Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia, la verdadera historia, quien quiera oír que oiga…”

No hay comentarios:

Crónica 738

Revoltijo ¿Votaste por el SI en el plebiscito? Entonces no veo la razón para protestar porque te cobren más impuestos. La sola implementa...