Crónica 580

Sudor y lágrimas
Juampa aprendió de Sir Winston Churchill estas palabras cuando se desempeñó como funcionario de la Federación de Cafeteros  en Londres. Las utilizó cuando fue Ministro de Hacienda en el Gobierno de Andrés Pastrana, para plantear una reforma tributaria y recomendar apretarnos el cinturón. No las repetirá hoy, le endosará el problema al ministro Mauricio a quien paga favores que Jorge Cárdenas le otorgó para darse unas vacaciones bien pagas en el Reino Unido, donde aprendió de Tony Blair los secretos del ‘buen gobierno’ basados en la Tercera Vía que ha venido tratando de implementar.
La crisis no es de menor cuantía así en el Palacio Real de Madrid haya asegurado que nuestra economía está boyante “como nunca antes”. No parece, a no ser que Bloomberg haya cometido tremendo error calificándola en el puesto 12  entre las 15 peores del planeta. El presupuesto se aprobó con déficit pretendiendo cubrirlo con la reforma tributaria, lo que ocurrió antes del desplome de los precios del petróleo. Uno de los problemas mundiales es la limitación de almacenamiento de crudo que puede propiciar otra caída de los precios. ¿Como tapará el hueco adicional? Lo necesario para seguir con la mermelada es aterrador y esa no la va a parar Juampa. Al no tener éxito la marcha de Mockus, seguirá gastando para convencer a quienes dudamos sobre la orientación del proceso de paz, sobre esta y el manejo, no sobre la conveniencia o necesidad de negociar. Traer destacados personajes que desconocen la realidad de nuestra patria, y hacer viajes ostentosos para obtener avales no es gratis.    
Acaba de regresar del periplo por España donde obtuvo el apoyo de otro inepto, Mariano Rajoy, para solicitar a la Corte Internacional de Justicia que no se entrometa —buscarle la comba al palo— a un proceso que parece dirigido a entregar el poder a un grupo de terroristas de la peor calaña. Los pasos a seguir serán los mismos de nuestra madre patria, pasará de un gobierno sin pena ni gloria a una ‘democracia’ de corte chavista llamada Podemos, y acá se llamará Farc, a no ser que a Teodora y a Petro se les ocurra otro nombre más rimbombante y vendedor del populismo del siglo XXI vigente en el vecindario, y cuyos   aleccionadores resultados están a la vista mirando no más a Venezuela, Argentina y Brasil. 
  Juampa, tahúr de vieja data, como las vacas ladronas no olvida el portillo. Se rodea de crápulas para lograr adulaciones y patrocinios, el embajador en España Frenando Carrillo, la nauseabunda relación con Nicolás Maduro, el silencio ante Ortega por el despojo de nuestro mar territorial, el nombramiento del domador de elefantes, adalid de la ética y la moral Ernesto Samper, como Secretario de Unasur, y otros personajes no menos tenebrosos. Hasta logró comprarse a Mockus que parecía incorruptible.
Para completar el sainete, ahora viene el desminado que costará 300 millones de dólares a cargo del Estado, que es el malo de la película, y tendrán que adelantar nuestros soldados. Los que pusieron las minas pasan de agache, cuando deberían participar por saber donde las plantaron y al menos compartir los gastos; pero ¿correr riesgos y sacar plata de paraísos fiscales? ¡Eso no les toca a los buenos!
El rincón de Dios
“Pidamos al Señor la gracia de llorar por nuestra indiferencia, de llorar por la crueldad que hay en el mundo, en nosotros, también en aquellos que en el anonimato toman decisiones socioeconómicas que hacen posibles dramas como éste. “¿Quién ha llorado?”. ¿Quién ha llorado hoy en el mundo?” SS Francisco

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 690

Crónica 706

Crónica 697