Crónica 553

Coherencia
Termina la campaña electoral con cierre folclórico, la convocatoria de Santos a un grupo de chamanes para implorar por su triunfo y el buen fruto del proceso de la Habana. 
Es coherente al camino a que nos lleva: el socialismo del siglo XXI que cada vez disimula menos. En la entrevista en el programa 360 grados de esta semana lució la chaqueta roja que ha empleado en desplazamientos, debates y cuñas publicitarias. Si es reelegido repartirá camisetas rojas al estilo Chávez y Maduro para los seguidores de la misma línea, Petro, Teodora, Cepeda y su combo, para mencionar solo los más destacados y, desde luego, los que pasarán de los centros vacacionales de la Habana y el recién incluido, Ecuador, a congresistas, funcionarios, y embajadas donde ejercerán su diplomacia paralela. 
Es coherente endilgarle los problemas del país al pasado usando el espejo retrovisor cañando como tahúr profesional, algo aprendido de sus nuevos mejores amigos, Hugo Chavéz, Fidel y Raúl Castro y al brillante Nicolás Maduro, fieles discípulos de Lenin, Stalin y Mao Tse Tung. ¿De donde sale su color distintivo? obviamente no del partido Liberal que el mismo canjeó por el de la U, al que no tuvo la sensatez de cambiarle la U por la S después de su voltereta, porque el puesto se lo debe a la U y muchos de los votos de la primera vuelta también.
  Es coherente con el cuento del ‘hacker’, uno de cuyos cargos es el de espionaje, cuando el mismo Fiscal, según los medios, infiltró un mercenario español para que hiciera exactamente eso, espionaje a la campaña de Oscar Ivan Zuluaga con métodos refinados de Watergate criollo. Resulta que a Montealegre, según comenta Ricardo Puentes en Periodismo sin Fronteras, Santos le pagó 696 millones de pesos en tres meses, salario que nadie ha soñado ganar haciendo lo que hizo Montealegre: nada. Y siendo contratista del Estado, pasó a ser Fiscal General de la Nación dos meses largos después del último pago. Confirma los favores que le debe al candidato presidente y que, este, ha sabido aprovechar para tratar de borrar del mapa a su contendor y, de paso, crear una cortina de humo sobre los 12 millones de dólares denunciados por Semana que el ‘Comba’ dice haber entregado a J.J. Rendón y Chica. Hay que buscarle la comba al palo.
Santos sigue siendo coherente, en el país de las maravillas que nos pinta. Él mismo ha podido salir de la pobreza con su compañía Bance S. A. gerenciada por su esposa María Clemencia y su hijo Martín, quienes, según la Hora de la Verdad, han logrado el milagrito de incrementar en un solo año las utilidades de 1000 a 8000 millones de pesos, algo heredado del eficiente ejecutor, el candidato presidente. 
Destacable la coherencia con el ejército, calla sobre la condena de 37 años al General Uscátegui, que no analizo por falta de espacio, comparada con la que van a recibir ‘Timochenko’ y sus secuaces, para los que según Santos no habrá impunidad; pero que ya el Fiscal, caja de resonancia del candidato presidente, determinó que puede ser servicio social. Mientras un oficial que defiende la patria recibe el equivalente a cadena perpetua, los que han secuestrado, traficado narcóticos, atentado contra la infraestructura, atacado poblaciones, asesinado civiles y militares a mansalva, barrerán un parque y quedan en libertad. 
¡"Nunca antes vistas"!
El Rincón de Dios
“En un mundo de mentira... la sinceridad choca. En un mundo plagado de inmoralidad… la castidad desentona. En un ambiente de egoísmo… contrasta la virtud.” Anónimo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 690

Crónica 706

Crónica 697