Crónica 705

Llegó la hora de actuar en conciencia

“Sabemos que no hay dogmas en política; solo hay verdades experimentales que acostumbramos decorar con el nombre de principios”. Rafael Uribe Uribe
 No concuerdo con calificativos de extrema derecha que algunos medios le están dando a la coalición en buena hora integrada por Iván Duque, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordoñez, de ahí que traiga a colación la frase del General Uribe que desnuda los fementidos dogmas políticos.
Una cosa es el pensamiento sobre el bodrio de La Habana, otra muy distinta constituir una alianza donde cabemos todos, o la conformación de un partido como el Centro Democrático que integramos personas con diversidad de pensamiento a veces interpretada como divisoria, en lugar de incluyente que es de lo que se trata. Militamos allí ex miembros del partido liberal en obligado receso; conservadores ajenos a la mermelada, puestos y contratos; ortodoxos de pensamiento más radical de derecha; pero todos unidos en un propósito fundamental: defender las instituciones y la democracia de nuestra patria.   
El desafío es grande: muchos van aterrizando sobre la necesidad de racionalizar los acuerdos rescatando lo redimible y modificando lo tortuoso, después de un año escabroso volverlos trisas sería un suicidio. En eso coincido con Marta Lucía; con Ordoñez en su concepción sobre la defensa de la familia y, en lo demás, con Duque. Pero se requerirá revisar los acuerdos para ajustarlos a lo racional, manejable y financiable. Para ello lo fundamental es lograr una buena integración del Congreso, acabar con la mermelada, las ambiciones burocráticas y el manejo de contratos. Eso solo lo lograremos eligiendo gente honesta y comprometida. La responsabilidad de elegir solo los mejores es nuestra, de lo contrario no tendremos autoridad moral para reclamos futuros. El Congreso ahora es lo fundamental, un presidente sin apoyo en el legislativo estaría maniatado. 
 Nos faltó arrojo para hacer respetar el resultado del NO en el plebiscito, confiamos en un presidente mitómano y tramposo, creímos en las Cortes, el Congreso, la ética, el respeto a las leyes y a la Constitución a pesar de que ya nos habían demostrado su incoherencia, no podemos seguir cayendo en ese limbo. Pero eso es clavo pasado,  tenemos que despertar para corregir el rumbo, de lo contrario iremos como el Titanic de frente al Iceberg. Y, eso, está en nuestras manos.
 Yendo más lejos debemos evitar un gobierno de transición o extrema izquierda que le abra las puertas del poder a La Farc. Los postulados del Foro de Sao Paulo al que pertenecen Fajardo, el Polo Democrático, Petro y Caicedo, Clara López y los Verdes son claros y su vigencia en Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Salvador están a la vista. La estrategia la dicta Cuba y vemos como las elecciones planteadas por Maduro para perpetuar el chavismo en Venezuela son claras, jamás abandonarán el poder, como no lo abandonarán Ortega, Evo ni los sucesores de los Castro. ¿Alguna Duda?
Por eso, afinemos nuestras conciencias y votemos por lo que creamos que al país conviene. Yo voy por la recuperación de la democracia y el respeto a nuestras instituciones.

El rincón de Dios


“Al contemplar el panorama en el que nos desenvolvemos parece que nos encontramos frente a una realidad sin posibilidad del retorno de una paz estable y duradera. Como si estuviésemos condenados a vivir en una estado de violencia y de pruebas, de angustia y de tristeza, de tensiones o de insatisfacción permanentes. Es como si la felicidad se resistiera a venir de una vez por todas y, por el contrario,  se alejase indefinidamente de la sociedad donde vivimos.”

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 690

Crónica 706

Crónica 697