Crónica 616

Otro galimatías
Terminé una primera lectura del Acuerdo Sobre Víctimas del Conflicto cuya explicación por parte de Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo había escuchado con ligereza porque no les creo. Digerirlo no es fácil, tiene ambigüedades y el lenguaje emula a Maduro contagiándose con el uso de comisionado o comisionada como el vecino usa el de estudiante o estudianta.
 El abuso de referencia a las víctimas es una distracción, jamás serán por ellos reparadas porque dejaron claro el boquete de no hacerlo si no tenían para ello el dinero, que es lo permanentemente cacareado en La Habana. El fondo no son las víctimas es la  Jurisdicción Especial de Paz que ha de juzgar los guerrilleros; la Fuerza Pública; a quienes hayan ‘financiado’ a los mal llamados paramilitares pagando ‘vacunas’ extorsivas, aunque las de las Farc obviamente se excluyen; a los funcionarios del Estado que revolcando el pasado como se pretende, pueden caer en sus garras los ex presidentes aunque se diga que se respetará su fuero. Menciono un solo ejemplo, Santos como Ministro fue responsable de la muerte de ‘Raúl Reyes’ ¿lo cubre el fuero? Parecería que no.
Se crea una Comisión de Esclarecimiento de la Verdad la Convivencia y la no Repetición que no pasa de ser un embeleco, ya existía un Informe de la Comisión Histórica  que supuestamente cubría el tema y por el que se pagó una millonada. El nuevo organismo parte de una elección tenebrosa: tres comisionados (o comisionadas) serán elegidos por las Farc, tres por el gobierno o sea por  Enrique Santos que es lo mismo, y otros tres por organismos que escogerán entre los anteriores ¿La fundación de Piedad Córdoba, el padre Javier Giraldo y Gloria Cuartas? ¿El Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo? ¿la de Paz y Reconciliación de León Valencia?  
Las sanciones por graves crímenes “Comprenderán restricciones efectivas de libertades y derechos, tales como la libertad de residencia y movimiento (…)”, pero se deja para el documento final su verdadero alcance, la creación de Caguancitos donde vivirán tranquilamente “estudiando, reparando puentes y vías, reforestando, etc.” Veo aquí una una incongruencia cuya respuesta no encuentro: serán elegidos a dedo para cargos públicos  para lo que las penas no son obstáculo, ¿donde cumplirán la restricción efectiva? Si a ‘Iván Marquez’ lo eligen congresista ¿No podrá salir de Bogotá, Cundinamarca o del país?
El nuevo tribunal deja de lado la Corte Constitucional, cuyas funciones asumirá Juampa con la ley habilitante y el Congresito que le servirá de Notario; la Corte Suprema de Justicia; el Consejo de Estado; la Fiscalía que solo informará y se crea otro ente paralelo. El tribunal podrá anular penas anteriores para liberar todos los guerrilleros presos y podrá pasarse por la faja la Procuraduría con lo que veremos a Teodora en ejercicio político renovado, porque, entre otras, es una de las ‘víctimas’ del conflicto. 
Los militares y policías secuestrados se consideran prisioneros de guerra con lo que se anula el delito y puede admistiarse. Siguen con el cuento de la dejación de las armas, no la entrega; los Acuerdos son Borrador Conjunto lo cual en buen romance, me imagino, significa que pueden seguirse ampliando en lo que llaman olímpicamente el acuerdo final. 
Con razón se inventaron el manido plebiscito, los borradores son un libro y falta el final que incluye todos los pendientes, quienes no los hayan analizado de antemano, en treinta días que será publicado acabarán votando a ciegas. ¿Cuantos votantes investigan suficiente o tienen acceso a Internet?
El Rincón de Dios
Cierro estas líneas recordando aquella frase de San Pío de Pietrelcina: “Procura no inquietar tu alma ante el triste espectáculo de la injusticia de los hombres. Sobre esta injusticia verás algún día el triunfo definitivo de la justicia de Dios”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 706

Crónica 697

Crónica 698