Crónica 571

Las perlas del rosario
Pensaba despedir este año sin tocar el tema de que me he venido ocupando en las últimas semanas, en mis vacaciones pienso dejar de lado este auxiliar que me permite escribir barrabasadas y dar también a mis lectores el merecido descanso que merecen en estas navidades en las que, seguramente, nos meterán más de un gol de medio campo orquestado desde La Habana y Caracas. Al no ser posible tanta belleza, lo finalizo desgranando algunas perlas del rosario.
El incidente del general Alzate 
No lo llamo secuestro ni cometo la insensatez de calificarlo de ‘retención’ como le gustaría a ‘Iván Márquez’; tengo claro que no es ni lo uno, ni lo otro. Juampa estaba caído en las encuestas y necesitaba con urgencia algo grande, un general llena esos requisitos, los demás somos baratijas. Si lo que llaman captura se planeó en La Habana o lo propició Juampa aún no lo tengo suficientemente claro, aunque me han dado luces evidentes; pero sucedió una de las dos para lograr los efectos buscados: 
  1. A Santos lo obligan suspender la tertulia de la Habana, le faltan calzones para hacerlo sin presión de los altos mandos.  
  2. Las Farc arman el sainete de la entrega combinada con la de sus acompañantes y los dos soldados de Arauca, que para las Farc no tienen valor estratégico, haciendo el mayor espectáculo posible. 
  3. Los medios y la Iglesia claman por la reanudación de la tertulia. 
  4. Juampa agradece el enorme gesto de paz de ‘Timochenko’ y sus secuaces. 
  5. Una vez devuelta la gente Juampa reabre la tertulia y Semana publica una nueva        encuesta donde repuntan él y los diálogos. 
La tarea está cumplida.   
Segunda fase
Las Farc han dejado claro que no pisarían cárcel y así será. Como De la Calle está de vacaciones mientras las liberaciones ocurran, ambientó con debido énfasis la ampliación del delito político que ya Juampa empezó a tramitar en el Congreso a través de su aplanadora untada de mermelada suficiente y, apoyada obviamente, por el Fiscal Montealegre, digno generador de ideas transicionales, con lo cual todos los crímenes atroces pasan a ser conexos y desaparecen como delitos de lesa humanidad. 
Tercera fase
Para que la galería tenga en cuenta que las Farc son un peligro y dar demostraciones de su capacidad operativa, nada más claro que el asalto a la isla de Gorgona. Dos horas de viaje cuando menos por trayecto dependiendo del tipo de embarcación, sus motores, peso de guerrilleros, armamento y combustible para ida y regreso. Lo del desembarco y ataque es lo de menos, llegan de madrugada, toman los policías por sorpresa, destruyen las instalaciones, los inmovilizan y regresan campantes a la costa. El éxito de la operación les da no solamente para presumir, sino argumentos para los de a pie y los incautos de que es imprescindible eñ cese bilateral del fuego que buscan con ahínco para fortalecerse y rearmarse.
Una muestra adicional de la laxitud con que se maneja la seguridad del país, para no ofender a los Castro y a Maduro y su ilustre huésped, ‘Timochenko’.
El rincón de Dios
“Al contemplar el panorama en el que nos desenvolvemos parece que nos encontramos frente a una realidad sin posibilidad del retorno de una paz estable y duradera. Como si estuviésemos condenados a vivir en una estado de violencia y de pruebas, de angustia y de tristeza, de tensiones o de insatisfacción permanentes. Es como si la felicidad se resistiera a venir de una vez por todas y, por el contrario, se alejase indefinidamente de la sociedad donde vivimos.” 




Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 706

Crónica 697

Crónica 698