Crónica 562

Los mensajes de Juampa
He recibido regaños por interpretar candorosamente el gobierno y pensar torcido sobre el proceso de paz. Ofrezco disculpas a mis lectores y agradezco que a pesar de ello me lean, pero mirando la dirección a que nos lleva JMS me obliga a continuar mi perorata con el anhelo de no llegar a la “plenitud” de Venezuela. 
Leí el informe que un buen amigo me envía diariamente desde Caracas sobre temas destacados de la economía vecina. Los datos son preocupantes, no hacen parte de una columna de opinión como la presente, vienen de destacadas entidades independientes a las que Maduro no ha podido aplastar. Me refiero a algunas: el BancTrust calcula que para el próximo año la escasez promedio será del 35% y en este, la inflación cerrará en el 73%. El Nuevo Herald asegura que en pocos días el dólar paralelo alcanzará el histórico techo de los 100 bolívares contra un oficial de 6,3 bolívares. El PIB en este momento está en -4%. Se destaca la disminución de la producción de automóviles, llantas, medicamentos y las limitaciones existentes para la operación de las aerolíneas por falta de asignación de divisas o pago de acreencias por parte del Estado, algo incomprensible en el país con las mayores reservas petroleras probadas del mundo. A lo anterior se agrega la instalación del sistema biométrico en los supermercados para controlar los artículos que los ciudadanos pueden comprar.  
Acá estamos dirigiéndonos a ese camino a través de la participación en las decisiones del gobierno de los comandantes de la tertulia de la Habana. No se atreve Juampa a contradecir sus órdenes por temor a que ‘Timochenko’ no le firme el papelito que necesita para su Nobel de Paz y nos deje en manos, sin importarle un tamarindo, de las garras del socialismo del siglo XXI. Estamos a pocos pasos del precipicio ilusionados con un proceso de paz sin condiciones que secretamente nos imponen los terroristas de las Farc con la brillante asesoría de los hermanos Castro, Maduro y Cabello. Entre tanto, los cacaos sieguen pensando que acá no pasa nada. Más vale que se enteren antes de que les toque salir a las carreras como a cubanos y venezolanos. 
Cambiando de tema, el mensaje que envió Juampa a la Corte Constitucional sobre la adopción de niños a parejas del mismo sexo no pudo ser más claro: nombró  dos ministras salidas del closet que además sin tapujos reconocieron su relación sentimental. No tengo reparos a que se tengan en cuenta para cargos públicos homosexuales o como quieran calificarse; pero en un país donde la mayoría somos católicos la ministra de educación, como en la propaganda de Davivienda, está en el lugar equivocado.    
No soy radical para criticar que parejas del mismo sexo tengan relaciones; pero de allí a que adopten niños discrepo. Conozco de cerca el drama de separación de matrimonios donde el trauma de los hijos y el matoneo en los colegios ha sido desastroso. ¿Que ocurrirá cuando el amiguito en la escuela le pregunte al niño por el nombre se su madre y este le responda que su mamá se llama Fabio?
El rincón de Dios
“…reconociendo esto: que la ley no ha sido instituida para el justo, sino para los transgresores y rebeldes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los inmorales, homosexuales, secuestradores, mentirosos, los que juran en falso, y para cualquier otra cosa que es contraria a la sana doctrina” Timoteo 1:9-10

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 690

Crónica 681

Crónica 706