Crónica 561



Voluntad de paz
Leyendo la entrevista exclusiva en El Colombiano a “Jesús Santrich” se queda uno turulato si la compara con los discursos de Juanpa y Humberto de la Calle que dan a entender que la paz está de un cacho y el cese bilateral del fuego a la vuelta de la esquina.
Hay varias apreciaciones que ratifican la desconfianza que la mitad de Colombia tiene sobre el proceso de la Habana, miremos algunas perlas de esta entrevista:
En la publicación que el grupo guerrillero hace en la web la titula bajo un clarísimo mensaje de reconciliación: “Nosotros hablamos desde la orilla de los perseguidos…” Somos pues los 47 millones de colombianos los malos de la película que hace medio siglo venimos persiguiéndolos, ellos están a la defensiva de la jauría ciudadana.
"No hemos negociado nada con el gobierno, dialogamos poniendo de presente los problemas fundamentales de orden económico, político y social que tienen las mayorías en Colombia y que en concreto tienen que ver con la desigualdad, la miseria y la carencia de democracia…” Eso lo sabemos de antemano. Lo álgido de la agenda que va más allá de las excesivas concesiones ya otorgadas queda para el final cuando Juanpa, en medio del desespero de no haber logrado obtener la firma de ‘Timochenko’, les termine de dar todo a lo que aspiran para llegar al gobierno que no obtuvieron por las armas.
Hablando de las víctimas asegura: “Se trató de un acontecimiento histórico que permitió que las partes, los garantes y los acompañantes escucharan de viva voz de la gente del común que sufre los dolores de la guerra, sus propios dramas…” ¿Las víctimas de quién? fueron escogidas a su amaño de otros grupos que nada tienen que ver con sus fechorías y, de aquellas que, en un corrillo en un momento de receso les vendieron la idea de que se había tratado de un error como el del asesinato de la familia Turbay Cote en Caquetá y los familiares de los once diputados de la Asamblea del Valle, que de paso, repudiaron la representación de Ángela Giraldo. La verdad es que las víctimas de las Farc escogidas por sus áulicos fueron aquellas que no hicieran ruido.
Sobre la reparación afirma: ”Hablamos de disponer inmediatamente recursos presupuestales para financiar resarcimientos materiales durante, por lo menos una década…” Ellos no ponen nada porque según el mismo reportaje nada tienen. ¿Y los recursos obtenidos con los secuestros y el narcotráfico donde están?
Cuando se le pregunta sobre las víctimas que estuvieron en su poder y jamás aparecieron, contesta: "El fenómeno de la desaparición forzada es un asunto cuya responsabilidad se centra en el Estado y sus paramilitares..." Es decir, los secuestrados civiles que ellos asesinaron porque sus familias no pudieron pagar lo exigido, o los militares también asesinados por ellos no fue su culpa, la fue del Estado y los paramilitares. ¿Es que acaso se infiltraron paramilitares o soldados para desaparecerlos?
No me cabe la menor duda, la voluntad de paz de los contertulios de la Habana no solo es infinita sino plausible. 
El rincón de Dios
“Basta con una mentira para poner en duda todas las verdades” Anónimo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 690

Crónica 706

Crónica 697