Crónica 709

El poder de la historia

Vi el extraordinario documental: Juan Pablo II Liberando un Continente, la Caída del Comunismo.
En 1939 Polonia había caído en poder de los alemanes y los rusos que habían establecido el 23 de agosto el pacto Ribbentrop-Mólotov que contenía el protocolo secreto de la repartición de la Europa oriental y central. La invasión de Polonia por los nazis el 1 de septiembre y la del 17 del mismo mes por los soviéticos a la parte oriental del país, detonan la segunda guerra mundial.
En ese contexto, Karol Wojtyla combinaba su vida de actor con la de obrero de una fábrica para evitar su deportación o encarcelamiento. De su ayuda a los judíos nace su vocación sacerdotal, después de la muerte de su padre, y se ordena sacerdote el 1 de noviembre de 1946. 
Al finalizar la segunda guerra mundial Polonia queda bajo el dominio soviético y en 1946 las elecciones parlamentarias prometidas por Stalin se reemplazan por el referéndum de los tres sí. Ante el rechazo de la mayoría, se impone mediante fraude maquinado por los comunistas.
Empieza allí la labor espiritual de Wojtyla que debe ejercer su sacerdocio clandestinamente en algunas de sus actividades. El 16 de octubre 1978 es elegido Papa Juan Pablo II.
Con Polonia, el Vaticano no tenía relaciones diplomáticas e inicialmente se negó al Papa la autorización para visitar su patria, pero luego se convino un cambio de fecha y se autoriza una estadía de nueve días a partir del 2 de junio de 1979. En esta visita, el Papa pronuncia cincuenta discursos de los cuales el más destacable es la homilía en la Eucaristía de la Plaza de la Victoria en Varsovia en la vigilia de Pentecostés, a la que asisten doscientos mil fieles.  
 Sin hacer mención política alguna, centra su discurso en el desarrollo del hombre y su humanidad invitándolo  a su comunión con Jesús. El siguiente párrafo lo define: “La Iglesia llevó a Polonia a Cristo, es decir, la clave para comprender esa gran y fundamental realidad que es el hombre. No se puede de hecho comprender al hombre hasta el fondo sin Cristo. O más bien, el hombre no es capaz de comprenderse a sí mismo hasta el fondo sin Cristo. No puede entender quién es, ni cuál es su verdadera dignidad, ni cuál es su vocación, ni su destino final…”
Y este fue la mecha para encender y revivir la fe católica de Polonia y el surgimiento del movimiento Solidaridad que, diez años después, derrota el comunismo en Polonia y sirve de ejemplo para que se derrumbe como castillo de naipes en la Europa oriental
****
La Conferencia Episcopal emitió un comunicado sobre los comisos, puede descargarse en:
Aseguremos el país sobre valores fundamentales y protejamos su institucionalidad. Debemos afrontar, con claridad y determinación, la colonización ideológica de opciones políticas y legislativas que contradicen valores fundamentales y principios antropológicos y éticos arraigados en la naturaleza del ser humano.
Apoyemos con nuestro voto, siguiendo la enseñanza de la Iglesia, a quienes defiendan la dignidad de la persona, la vida en todas sus etapas, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, el derecho primario de los padres en la educación de sus hijos, la libertad religiosa y las instituciones democráticas.

El rincón de Dios


“Por eso les hablo con parábolas; porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni entienden.” Mt.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Crónica 690

Crónica 706

Crónica 697